Estadounidenses pagarán un 17 por ciento más por la comida del 4 de julio

Por Andrew Moran
01 de Julio de 2022 5:06 PM Actualizado: 01 de Julio de 2022 5:07 PM

Los consumidores estadounidenses podrían tener que pagar un 17 por ciento más en una comida para el Día de la Independencia de 2022, según un nuevo informe de la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas.

El costo medio de una comida de verano para 10 personas ascendería a 69.68 dólares, lo que supone un aumento de 10 dólares respecto al año 2021, según el informe anual.

Los autores del estudio evaluaron muchos de los alimentos favoritos de los estadounidenses para los almuerzos al aire libre y encontraron que el precio de dos libras de carne molida se incrementó un 36% hasta los 11.12 dólares, dos libras de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel se elevaron un 33% hasta alcanzar los 8.99 dólares, tres libras de chuletas de cerdo de corte central aumentaron un 31% hasta los 15.26 dólares, y 32 onzas de carne de cerdo y frijoles subieron un 33% hasta los 2.53 dólares.

Para los anfitriones del evento del 4 de julio habrá un poco de respiro en los precios de los alimentos ya que el costo de dos pintas de fresas bajó un 16% hasta los 4.44 dólares, una libra de queso en rodajas bajó un 13% hasta los 3.53 dólares y una bolsa de 16 onzas de papas fritas bajó un 4% hasta los 4.71 dólares.

La Oficina Agrícola citó las continuas interrupciones de la cadena de suministro y la inflación generalizada con un aumento de dos dígitos en los costos de los alimentos este año. El economista jefe de la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas (AFBF), Roger Cryan, también aludió a los efectos en cascada del conflicto militar en Europa del Este, ya que las exportaciones de fertilizantes bielorrusos y rusos están limitadas, y gran parte de los envíos de alimentos de Ucrania están bloqueados.

Un cliente compra en una tienda de comestibles en la ciudad de Nueva York el 31 de mayo de 2022. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

“El aumento del costo de los alimentos y los suministros es una preocupación muy real en nuestro país y en todo el mundo”, dijo el presidente de la AFBF, Zippy Duvall, en el informe. “Los programas de asistencia alimentaria de Estados Unidos y los bancos de alimentos ayudan a quienes luchan por llegar a fin de mes aquí en casa, pero la historia es muy diferente en todo el mundo, ya que la inseguridad alimentaria se dispara. El gran impacto de un solo acontecimiento en Ucrania muestra lo dependiente que es el mundo de una agricultura estable y productiva”.

En mayo, el índice de precios de los alimentos avanzó un 10.1% interanual y el coste de los productos básicos típicos de los hogares se disparó. Según el informe del índice de precios al consumidor de la Oficina de Estadísticas Laborales, el precio de la carne de vacuno subió un 10.2%, el del cerdo un 13.3%, el del jamón un 13.3%, el del pollo un 17.4%, el del pescado y el marisco un 13.1% y el de los huevos un 32.2%.

Además, el Índice de Precios de los Alimentos (IPCA) de la FAO de las Naciones Unidas registró su segundo descenso mensual consecutivo en mayo, con una caída del 0.6 por ciento respecto a abril. Sin embargo, la medición mensual sigue siendo superior en casi un 23% a la del mismo período del año 2021.

No solo los compradores están soportando la agonía de los precios más altos. También los agricultores están sintiendo dolor, dijo Cryan.

“A pesar de los precios más altos de los alimentos, las interrupciones de la cadena de suministro y la inflación han encarecido los suministros agrícolas; al igual que los consumidores, los agricultores son tomadores de precios, no creadores de precios”, indicó el economista en una declaración. “En definitiva, en muchos casos los precios más altos que se pagan a los agricultores no cubren el aumento de sus gastos agrícolas. El costo del combustible ha subido y los precios de los fertilizantes se han triplicado”.

La destrucción de la demanda ha contribuido a que los precios de los fertilizantes caigan casi un 30% en las últimas semanas desde que alcanzaron un máximo de USD 1.425 por tonelada métrica en mayo. Los productores del sudeste asiático están viendo cómo los compradores se niegan a pagar los enormes precios, según el analista de Green Markets Alexis Maxwell.

Además, los precios del gas natural en Europa disminuyeron ligeramente en el segundo trimestre, lo que contribuyó a reducir el costo de la producción de amoníaco.

Sin embargo, el Barómetro de Economía Agrícola de la Universidad de Purdue y el Grupo CME puso de manifiesto en mayo que el sentimiento de los agricultores se ha hundido debido al alza de los costos.

La lectura mensual muestra que se desplomó a su nivel más bajo desde abril de 2020 debido a los mayores costos de producción que están compensando las ganancias potenciales de los elevados precios de las materias primas, señaló James Mintert, investigador principal del barómetro y director del Centro de Agricultura Comercial de la Universidad de Purdue.

“A pesar de la fortaleza de los precios de las materias primas, la debilidad de este mes en el sentimiento de los productores parece estar impulsada por el rápido aumento de los costos de producción y la incertidumbre acerca de hacia dónde se dirigen los precios de los insumos”, dijo Mintert. “Esa combinación está dejando a los productores muy preocupados por los resultados financieros de sus explotaciones”.

El aumento de los costos de los insumos sigue siendo la principal preocupación de los productores, ya que el 44% afirma que éste será el principal problema de su explotación en el próximo año. Además, el 57% prevé que los precios de los insumos agrícolas aumentarán un 30% o más.

Muchas grandes empresas de la industria alimentaria han advertido que los precios más altos persistirán debido a los crecientes costes de los ingredientes, la mano de obra y el transporte.

“La inflación es real, y no va a mejorar pronto en el negocio de la restauración”, dijo el director general de Shake Shack, Randy Garutti, en una conferencia de inversores el 21 de junio.

La situación económica actual tiene al 90% de los estadounidenses preocupados por los precios de los alimentos, según una encuesta realizada en junio por The Harris Poll en nombre de Alpha Foods.

Aunque los costos de producción siguen siendo elevados, los precios de las cosechas rgistraron una semana turbulenta, ya que muchas de las materias primas agrícolas más duras se desplomaron. El trigo registró una caída semanal del 9% en la Bolsa de Chicago, el maíz se hundió aproximadamente un 16%, mientras que la soja cayó cerca del 15%.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.