Estas son las razones por las que no debes usar hisopos en los oídos

Por Jack Phillips - La Gran Época
09 de Mayo de 2019 Actualizado: 09 de Mayo de 2019

Un hombre de 31 años de edad terminó en la sala de emergencias luego de desmayarse tras sufrir una convulsión. Los médicos descubrieron que tenía un hisopo de algodón atascado en el canal auditivo.

Según la revista médica BMJ Case Reports, la punta del hisopo se atascó en el oído del hombre inglés. Éste dijo que tuvo dolor en el oído y pérdida de audición durante un periodo de cinco años, informó Live Science.

Sin embargo, sufrió más dolor, secreción, problemas de memoria y dolores en el lado izquierdo de la cabeza, lo que le provocó vómitos, según el informe.

El hombre no identificado sufrió más tarde una convulsión y se desmayó antes de ser admitido en un hospital de Coventry, Inglaterra, destacó Yahoo News.

Después de una tomografía computada, se descubrió “un pedazo de algodón retenido” en su canal auditivo, según un resumen del estudio.

“El hombre desarrolló una infección bacteriana grave [otitis externa necrosante] que comenzó en el conducto auditivo externo, progresó hacia el hueso de la base del cráneo y luego se movió hacia arriba, hacia el revestimiento del cerebro”, informó Live Science.

Alexander Charlton, el principal autor del estudio que trató al hombre, dijo que cree que las toxinas de una infección bacteriana o la presión de la hinchazón desencadenaron una convulsión y una pérdida temporal de memoria, según Live Science.

Sin embargo, la infección no entró en el cerebro del hombre, pero aún así causó problemas neurológicos.

Expertos aconsejan no usar hisopos

El Dr. Desmond A. Núñez, profesor asociado de la Universidad de Columbia Británica, hizo un llamado a la gente a no usar hisopos.

“Esta [infección] se asociaría más comúnmente con un estado de enfermedad en el que el sistema inmunológico del individuo está comprometido”, dijo Núñez a Yahoo News. “Pero nunca digas nunca en medicina.”

Añadió: “No deberías poner instrumentos en un lugar donde no puedas verlos. Como cirujano, eso es un gran no-no; usted debe ser capaz de ver dondequiera que esté poniendo su instrumento; es una regla bastante elemental. Si no, ¿cómo sabes lo que estás haciendo? Te estás buscando problemas.”

Aunque los hisopos son omnipresentes en los baños, los expertos han dicho que la gente no debería meterse nada “más pequeño que el codo” en la oreja.

“El principal peligro de ponerse cosas dentro del oído es que no se puede ver lo que se está haciendo, y podría causar un daño significativo”, dijo el Dr. David Stutz, de la Universidad de Michigan, en su sitio web.

“Usted no solo puede irritar, raspar y cortar el canal auditivo, sino que también puede dañar el tímpano y hacer que sus esfuerzos sean infructuosos al empujar cualquier tipo de cera que se haya acumulado aún más profundo en el oído. La gente no se da cuenta de que la cera que ve en un hisopo habría salido de todos modos porque el oído se limpia solo”, agregó.

Está bien limpiar el cerumen de la parte externa del oído con un pañuelo desechable o toallita, dijo el Dr. Seth Schwartz, del Centro Médico Virginia Mason de Seattle, según Today.com.

“La gente piensa que la cera no es saludable, como si no quisiera tener cera en los oídos”, dijo Schwartz al medio. “Pero la cera del oído es en realidad una parte saludable del oído, es la sustancia natural que se produce a partir del mecanismo de autolimpieza del cuerpo. El cuerpo está arrastrando la piel muerta y los desechos del canal auditivo y saldrá al exterior”.

Entre 1990 y 2010, más de 263.000 niños fueron tratados en salas de emergencia en todo Estados Unidos por lesiones en los oídos relacionadas con hisopos.

*****

A continuación:

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS