Este héroe adolescente derriba la puerta y despierta a su anciano vecino para salvarlo de las llamas

Por La Gran Época
20 de Mayo de 2019 Actualizado: 16 de Junio de 2019

Los héroes no tienen clase social, ni edad. Este es el caso de un joven, en Georgia, que fue aclamado como un héroe después de toparse con una casa en llamas y rescatar a su anciano vecino.

El 20 de agosto del año pasado, Taequan Mitchell, de Savannah, se convirtió en un héroe, luego de salvar a su vecino de 85 años, Stephen Salomón, de su casa en llamas.

Taequan conoce a Stephen desde que tenía 9 o 10 años de edad, antes lo ayudaba con pequeñas tareas en la casa. Esa noche, su madre fue quien vio que salía humo de la casa de Stephen y le pidió al joven, de 17 años, en ese entonces, que fuera a ver qué pasaba.

“Tuve un poco de miedo”, comentó Taequan a WTOC. “Me animó pensar: ‘¡Oh, necesito ayudarlo!'”.

En ese momento, Stephen no sabía que su casa estaba en llamas, porque estaba profundamente dormido. Cuando, Taequan lo vio rápidamente entró en acción.

“Pateó la puerta y ¡bam! Me agarró de la mano y me arrastró hacia afuera. Yo no sabía lo qué pasaba”, relató Stephen.

Aunque, Taequan, ayudó a salvar a su vecino, le dio crédito a su mamá por la advertencia.

“Creo que fue una bendición que mi mamá estuviera justo allí sentada”, dijo Taequan. “Habría sido peor y él estaba dormido, así que podría haber sido mucho peor. Probablemente habría perdido la vida en el incendio, pero gracias a Dios que yo estuve allí”.

Taequan fue distinguido al día siguiente por el Departamento de Bomberos de Savannah y recibió un Certificado de Reconocimiento a su heroica acción. El jefe de bomberos de Savannah, Charles Middleton, solo tuvo elogios para el adolescente.

“Él venció su temor por el bien común”, declaró.

“Lo que hiciste hoy fue fenomenal, porque va en contra de lo que la gente cree hoy en día sobre muchos de nuestros jóvenes”, expresó Charles a Taequan.

Sus compañeros se enteraron de su buena acción cuando la escuela comunicó su acto heroico durante los anuncios matutinos.

“Lo anunciaron por el intercomunicador y cuando el horario cambió y era el momento de ir a la siguiente clase, escuche a todo el mundo decir, ‘¡Oh Taequan, eres un héroe!'”, comentó. “Me daban abrazos por la izquierda y por la derecha”.

Y el adolescente está orgulloso de lo que hizo.

“¡Oh, no, pienso que soy un héroe! Le salvé la vida al hombre”, afirmó.


El poder de la compasión. Un policía desarmó a un hombre con un abrazo y mucha bondad.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS