Este lago de cráter volcánico es la joya geológica del mundo en el magnífico paisaje de Islandia

Por The Epoch Times
04 de Noviembre de 2020
Actualizado: 04 de Noviembre de 2020

Islandia tiene un paisaje geológico muy diferente a cualquier otro lugar del planeta. Formado por la implacable fuerza de la naturaleza, varía desde profundos fiordos hasta vastos desiertos volcánicos.

Hay glaciares, montañas nevadas, asombrosas cascadas e incluso playas de arena negra. Sin embargo, de alguna manera, entre toda esta majestuosidad, el Lago del Cráter Volcánico Kerid todavía se las arregla para sobresalir. Es realmente una joya en la magnífica corona geológica de Islandia.

Kerid no es un lago común —en un país donde nada es común—y es geológicamente muy interesante, además de visualmente impresionante, con su agua azul celeste situada en una caldera volcánica de color rojo ardiente.

(pvdberg/Pixabay)

Se encuentra en la zona de Grimsnes, en el sur de Islandia, cerca de las tres principales atracciones turísticas que forman el Círculo de Oro: Gullfoss (la “cascada dorada”), el valle geotérmico de Haukadalur y el Parque Nacional de Thingvellir, el único sitio de Islandia declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Kerid, sin embargo, ha demostrado ser un popular punto turístico por derecho propio.

Lo que hace a Kerid tan especial es todo gracias a su historia geológica. Aunque tiene alrededor de 3000 años, esto la hace relativamente joven. La mayoría de las otras calderas volcánicas de Islandia tienen el doble de esa edad. Pero en la juventud hay belleza; las vibrantes y ardientes laderas rojas del Kerid que envuelven al lago tienen ese color debido a su juventud. Los depósitos de hierro en la roca circundante son, geológicamente hablando, frescos, dándole ese color rojo, en lugar del negro volcánico normal.

Esta roca carmesí contrasta fuertemente con sus alrededores, especialmente con las aguas azules casi neón del lago, y la única pendiente del cráter que es rica en musgo verde. El vibrante color del lago se deriva de los minerales que se filtran en las aguas de las rocas circundantes, que lo tiñen de un hermoso azul.

(adege/Pixabay)

Kerid tiene aproximadamente 55 metros de profundidad, 170 metros de ancho y 270 metros de circunferencia. Aunque hay una pequeña tarifa de alrededor de 3 dólares para visitar el lago (está en tierra privada y el dinero se utiliza para fines de preservación y protección), se puede tomar un camino hasta el borde del cráter, rodearlo completamente y descender hasta las aguas prístinas.

Los científicos creen que el Kerid fue una vez un volcán con forma de cono. Habiendo entrado en erupción, y agotado su fuente de magma, los cimientos cayeron sobre sí  y dieron lugar a la formación que tiene actualmente.

Los científicos afirman además que el lago se formó por agua subterránea, y no simplemente por la lluvia, ya que el agua se encuentra al mismo nivel que el nivel freático. El lago resultante tiene entre 7 y 14 metros de profundidad, dependiendo de la época del año. El agua de Kerid no se drena, sino que sube y baja según los cambios en el nivel freático.

Durante el invierno, Kerid se vuelve menos vibrante, y un poco más desolado y duro. No es menos impresionante, o bello por esto; solo es diferente. El lago en realidad se congela y se utiliza como una pista de hielo gigante para los más aventureros. El resto del cráter puede verse cubierto de hielo y nieve, y constituye un impresionante telón de fondo contra la maravilla atmosférica que es la aurora boreal por la noche.

(adege/Pixabay)

Kerid es muy accesible y está situado justo al lado de la carretera de circunvalación, a unos 40 minutos en coche del Parque Nacional de Thingvellir, y a la misma distancia de Haukadalur. Situado a solo 15 kilómetros al norte de Selfoss, justo al lado de la autopista 35, hay un estacionamiento, justo al lado del cráter.

El lago del cráter del volcán Kerid realmente merece la pena visitarlo en cualquier época del año. Reúne todo lo maravilloso de Islandia y pone de manifiesto la belleza, a veces extraña, de la naturaleza.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS