Este médico murió y regresó del infierno con un mensaje alarmante para todos

Por La Gran Época
14 de Junio de 2019 Actualizado: 14 de Junio de 2019

Las experiencias cercanas a la muerte (ECM) son reportadas por alrededor de 200.000 estadounidenses cada año, pero ¿qué son realmente? ¿Existe la vida después de la muerte? ¿Existen otros reinos de conciencia que trasciendan el mundo corpóreo?

Aquí hay un hombre que está convencido de que fue al borde del infierno y regresó, esta experiencia cambió su vida para siempre. El Dr. Rajiv Parti se centró en tener éxito en la vida, hacer mucho dinero y tener todas las cosas buenas por las que se supone debemos luchar; en otras palabras, llevó una vida muy materialista. Él era un doctor, el anestesiólogo principal en el Hospital del corazón de Bakersfield en California.

Ocasionalmente, los pacientes le describían experiencias fuera del cuerpo —después de la cirugía—, pero nunca las tomó mucho en cuenta. Es decir, hasta que él tuvo su propia experiencia cercana a la muerte.

Hace once años, el Dr. Parti estaba en la puerta de la muerte después de que le dieran un diagnóstico de sufrir cáncer de próstata. Después de una serie de cirugías sin éxito, su estado se agravó y fue trasladado al hospital, donde fue sometido a una nueva cirugía.

Fue durante esta operación que tuvo la experiencia de ir al infierno y sintió que estaba fuera del cuerpo.

Él fue capaz de verse a sí mismo al ser operado, tan real y vívido que podría más tarde contar una broma que los médicos de operaciones habían dicho mientras estaba inconsciente.

“Cuando dejé mi cuerpo vi mientras me operaban, pude oler la infección y escuchar todo lo que los cirujanos estaban diciendo”, dijo. “El anestesiólogo contó una broma sucia y cuando estaba en la zona de recuperación, le repetí la broma”, agregó.

“El cirujano dijo que pensó que tal vez mis niveles de anestesia pudieron haber sido demasiado ligeros y yo estaba parcialmente despierto durante la cirugía. Pero no sentí dolor, así que supe que ese no era el caso”, recordó.

Cuando el Dr. Parti experimentó las horribles escenas al borde del infierno, se preguntó: “¿Por qué estoy aquí, qué he hecho? Llegué a la puerta del infierno”.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: nir_design/Pixabay)

“Puedo revivir fácilmente todos los acontecimientos de mi ECM, desde mi encuentro con mi padre muerto en el borde del infierno hasta las vidas pasadas que explicaron mis problemas con el ego y la medicina recetada, a la gloriosa reunión que tuve con los Angeles guardianes Rafael y Miguel viniendo hacia mí desde un campo de flores que brillaban con el poder inefable del amor puro”, escribió en su libro Dying to Wake Up (Morir para despertar).

Su padre —que lo había tratado cruelmente cuando era un muchacho— había aparecido y lo llevó a un “túnel de luz”, donde experimentó entonces “la luz de mil soles que no lastimaban los ojos”.

El Dr. Parti reflexionó sobre su experiencia cercana a la muerte, durante la cual los ángeles le advirtieron que cambiara su forma de actuar. “Yo era una persona muy egoísta”, dijo. “Mientras era un buen médico técnico, no tenía sensibilidad hacia mis pacientes”, comentó.

“No fui amable con mis pacientes. Cuando conocía a alguien, siempre me preguntaba: ‘¿Qué puedo obtener de esta persona?'”, compartió.

“Estaban allí, en ese lugar celestial, para que diera una nueva dirección a mi  vida, diciendo,”Esta es tu hora de curar las enfermedades del alma: adicción, depresión, dolor crónico y cáncer”, recordó.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: 8385/Pixabay)

El médico reformado, entonces se puso como misión en su vida contar a otros su experiencia en el infierno y lo que aprendió allí. “Enseñar estas verdades se ha convertido en el propósito de mi vida”, dijo.

“Solo he vivido esto una vez, pero después de mi ECM, se me abrieron las puertas a otros planos espirituales. Me entregué a una profunda meditación para escaparme después de la cirugía que tuve y me he comunicado con ángeles a través de la meditación”, expresó.

El relato de su historia se encuentra en el libro Dying to Wake Up (morir para despertar): El viaje de un médico al más allá para ayudar a muchos otros que están sufriendo en la vida y buscando respuestas.

Tal vez a muchos de nosotros nos gustaría pensar que hay vida después de la muerte, y ciertamente esperamos que una vida después de la muerte sea agradable. Tal vez esta es una razón por la cual algunas personas creen en hacer buenas acciones y tratan de evitar lastimar a otros. De hecho, a lo largo de la historia, muchas culturas creyeron que hacer buenas acciones genera buena retribución, mientras que hacer el mal genera mala retribución.

Ya sea la creencia cristiana de que hacer el bien conduce al Cielo; la creencia budista de que acumular buen karma haciendo buenas acciones conduce a la perfección espiritual; o ese dicho entre la gente común que dice “lo que das, eso recibes”, la sabiduría antigua y reciente nos aconseja a ser virtuosos y nunca malvados.

Mira el video a continuación:

Su espíritu abandona su cuerpo cuando decide quitarse la vida

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 

TE RECOMENDAMOS