Este pitbull es el guardián de su gran amigo ciego perro salchicha y nadie puede romper su amistad

Por La Gran Época
14 de Mayo de 2019 Actualizado: 20 de Junio de 2019

Los perros son animales extremadamente leales, pero no sólo con sus amos humanos. También pueden ser leales el uno con el otro y formar amistades inquebrantables con otros perros.

Ese fue el caso de dos perros en un refugio de Richmond, Virginia, EE. UU. que siempre se cuidaban el uno al otro y formaron un vínculo tan especial que nadie estaba dispuesto a separarlos.

Este es O.J., un perro salchicha de 12 años, que estaba bajo la protección de Cuidados y Control de Animales de Richmond (RACC  por sus siglas en inglés). Sin embargo, a veces necesita un poco de ayuda, está casi ciego y siempre se tropieza con cosas.

Por suerte, tiene un amigo que hace de su “perro lazarillo”.

Ver esta publicación en Instagram

Here’s OJ checking in to make sure you have a great week!!!

Una publicación compartida por OJ & Dozer (@ojanddozer) el

Blue Dozer, un pitbull de 41 kilos es quien tiene el deber de ser el protector de O.J.

“Él sólo lo ama, pero como que con mucho ímpetu”, dijo la directora del refugio Christie Chipps Peters a CBS News. “Él lo ama y nunca le pasará nada malo a este perro”.

Estos dos perros se han cuidado las espaldas, incluso en tiempos difíciles.

O.J. y Blue Dozer terminaron en el refugio bajo circunstancias poco afortunadas. En abril, su dueña original se quedó sin hogar y por desesperación tuvo que entregar a sus perros al refugio.

Pero el refugio le prometió a la mujer que no separarían a sus perros.

“Le prometimos que los mantendríamos juntos y que su vida sería genial”, dijo Christie.

Eso implicaba encontrar un nuevo dueño que adoptara a los dos perros juntos, porque claramente ellos nunca querrían separarse.

“Duermen juntos, comen juntos, se acuestan juntos, caminan juntos, quiero decir que hacen todo juntos”, dijo Christie.

Así que el refugio buscó a alguien que los adoptara como un paquete. “Pusimos su caso en Facebook. Conseguimos mucha atención porque son muy lindos”.

“No podemos resistir la bondad y la amabilidad que estos dos comparten entre sí”, publicaron, según The Washington Post. “¿Alguien dispuesto a amar a un par de perfectos amigos?”.

Afortunadamente, una mujer se presentó y aceptó adoptar tanto a O.J. como a Blue Dozer. El refugio felizmente anunció que los perros habían sido adoptados y parecía que los canes habían obtenido un final feliz después de todo.

Sin embargo, esa felicidad no duró mucho:

O.J. fue encontrado a un lado de la carretera.

Apenas unos días después de aparentemente encontrar un nuevo hogar, O.J. fue encontrado, se pensó que era un perro callejero y llevado al Centro de Servicios para Animales del Valle de Shenandoah cerca de Staunton, Virginia, EE. UU.

El perro ciego estaba sin su compañero

A través de su microchip, el refugio pudo encontrar a su nuevo dueño. Ella todavía estaba con Blue Dozer y aunque niega haber abandonado a O.J., dijo que el refugio podía quedárselo, según la publicación.

Sin embargo, la gente estaba indignada, especialmente el RACC, quien había prometido mantenerlos siempre juntos.

Así que volvieron a reunir a los perros.

Peters convenció a mujer que entregara a Blue Dozer también y los perros fueron devueltos al refugio donde fueron reunidos y atendidos, ellos escribieron en Facebook que los estarían “acurrucando juntos” antes de intentar otra vez encontrarles un nuevo hogar.

“Quisimos que fuera así por el amor de los perros”, dijo Peters a CBS News.

Pero en junio, O.J. y Blue Dozer finalmente consiguieron su final feliz, esta vez sí que fue real.

¡Fueron adoptados por una nueva familia!

El RACC compartió felizmente las noticias en Facebook, culminando así un viaje muy emotivo con estos dos amigos:

“Estamos increíblemente felices de compartir que OJ y Dozer fueron adoptados juntos anoche por una maravillosa familia de Richmond”, escribieron.

“Estos perros nos han llevado por una montaña rusa de emoción y confusión y, sin embargo, han permanecido firmes en su amor el uno por el otro y en su capacidad para adaptarse y superar circunstancias difíciles”.

Puedes seguir las aventuras de O.J. y Dozer en la página de Instagram que sus nuevos propietarios les han creado.

Parece que estos dos grandes amigos encontraron el buen hogar que siempre se habían merecido y, lo que es más importante, lo hicieron juntos.

Conmovedores momentos cuando los perros se ayudan mutuamente

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS