Esto es lo que le sucede al cuerpo cuando uno come fideos instantáneos Ramen

Por Ruby May
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

Los fideos instantáneos “ramen” son alimentos populares porque son convenientes, rápidos de preparar, baratos y sabrosos. Muchas personas probablemente piensan que los fideos instantáneos no son tan malos o al menos no tanto como comer una hamburguesa o papas fritas. Algunos incluso pueden pensar que son saludables porque son “sólo fideos”.

Los primeros fideos instantáneos vendidos en el mundo se llamaban “Chicken Ramen”, que se fabricaron en Japón en 1958, según la Asociación Mundial de Fideos Instantáneos. Desde entonces, los fideos instantáneos se han convertido en un “alimento global” con hasta 270 millones de porciones consumidas cada día. Recientemente, sus efectos sobre la salud han estado en el centro de atención después de que un estudiante de 18 años muriera de cáncer de estómago después de comer fideos instantáneos todas las noches durante varios años.

Así que la pregunta es: “¿Es malo para la salud o no?” Examinaremos cinco cosas que pueden suceder a su cuerpo cuando come fideos instantáneos para que usted pueda decidir por si mismo:

1. No se descompone después de horas de digestión

El Dr. Braden Kuo del Hospital General de Massachusetts usó una cámara del tamaño de una píldora para averiguar qué sucede dentro de su estómago y tracto digestivo después de comer fideos instantáneos. El vio que los fideos instantáneos permanecieron notablemente intactos después de dos horas, mucho más tiempo que los fideos ramen caseros que se usaron como comparación.  Esto se debía a los conservantes incluidos en el producto.

Como resultado, esto causaba una tensión en su sistema digestivo, que se veía obligado a trabajar durante horas para intentar descomponer este alimento altamente procesado.

2. Exposición prolongada a aditivos tóxicos

Los fideos instantáneos se mantienen en el cuerpo durante mucho tiempo debido al lento proceso de digestión y esto hace que se prolongue la exposición de su cuerpo a aditivos tóxicos como el butilhidroxianisol (BHA) y la t-butilhidroquinona (TBHQ). Los aditivos BHA y TBHQ se utilizan en los fideos instantáneos como conservantes para dar a los productos una vida útil más larga.

Ilustración (Aldarinho/Shutterstock)

La investigación ha encontrado que el TBHQ y BHA tienen numerosos riegos posibles de salud. De acuerdo con los Centros para la Ciencia en el Interés Público (CSPI), un estudio gubernamental bien diseñado encontró que el TBHQ aumentaba la incidencia de tumores en ratas.

En estudios de investigación según la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM), se han reportado casos de trastornos de la visión cuando los seres humanos consumían el TBHQ. También citan estudios que han encontrado que el TBHQ causa agrandamiento del hígado y efectos neurotóxicos como convulsiones y parálisis en ratas de laboratorio alimentadas con TBHQ.

3. Aumento del riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2

En un estudio publicado en la revista de nutrición Journal of Nutrition, se encontró que las mujeres que consumían más fideos instantáneos (dos veces por semana) tenían un riesgo significativamente mayor de síndrome metabólico (68 por ciento más probabilidades) que las que comían menos, independientemente de los hábitos generales de dieta o ejercicio.

La estructura molecular de la t-butilhidroquinona (TBHQ) (Molekuul_be/Shutterstock)

El síndrome metabólico es un grupo de afecciones que se presentan juntas, lo que aumenta el riesgo de cardiopatía, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. Estas afecciones incluyen el aumento de la presión arterial, glucemia elevada, obesidad central (exceso de grasa corporal alrededor de la cintura) y niveles anormales de colesterol o triglicéridos.

Esto se debe a las grasas insalubres que se forman en los fideos instantáneos a partir del proceso de fabricación de productos fritos, que permite que se cocinen y estén listos en un par de minutos.

Otra razón es el alto nivel de sodio: una sola porción de fideos instantáneos contiene 861 mg de sodio. Sin embargo, si usted se come el paquete entero (dos porciones), el nivel de sodio se duplica a 1,722 mg. La asociación estadounidense del corazón American Heart Association recomienda consumir menos de 1,500 mg de sodio al día.

4. Aumento el peso

Los fideos instantáneos tienen un alto contenido de grasa y carbohidratos, unos 7 gramos de grasa y 27 gramos de carbohidratos. Además, la mayoría de los fideos instantáneos contienen GMS (glutamato monosódico), un aditivo alimenticio utilizado para mejorar el sabor.

Un estudio ha relacionado el alto consumo de GMS con el aumento de peso, y algunas personas incluso lo llaman una “droga para la obesidad”, ya que se considera adictivo.

Ilustración (Ddua Images/Shutterstock)

5. Hinchazón

La hinchazón es un efecto secundario común de comer demasiados fideos instantáneos debido al lento proceso de digestión. Son bajos en fibra, por lo que se mueven lentamente a través del tracto digestivo. Por un lado, ayudan a promover la sensación de saciedad, pero el efecto secundario es que te sentirás hinchado si comes demasiado.

Hay más problemas de salud asociados con los fideos instantáneos. Algunos estudios sugieren que el GMS en los fideos instantáneos puede tener un impacto negativo en la salud cerebral porque se encontró que es capaz de causar inflamación y muerte de las células cerebrales maduras.

Ilustración (FotoDuets/Shutterstock)

Otros estudios muestran que el GMS causa dolores de cabeza y náuseas.

Los fideos instantáneos preparados de esta manera no parecen ser “saludables” al igual que otras comidas rápidas. Es posible que desee tener en cuenta los efectos secundarios negativos de estos productos cuando vaya a hacer sus compras de comestibles.

Este artículo es sólo para fines informativos y no es un sustituto del consejo médico profesional.

***

Descubra a continuación

Un genocidio oculto se realiza hoy en el país más poblado del planeta

TE RECOMENDAMOS