Estudiante de enfermería salva su primera vida en un metro de España con una maniobra recién aprendida

Por Isabel Valencia - La Gran Época
10 de Julio de 2019 Actualizado: 10 de Julio de 2019

Los héroes no siempre van con capa y rostro cubierto, muchos de ellos están en las calles compartiendo con la gente sin pensar que un día de estos se convertirán en verdaderos paladines dignos de admiración. Esto precisamente fue lo que ocurrió a una joven en España, quien de la noche a la mañana se convirtió en toda una heroína al salvar a un niño de morir asfixiado. 

María López Sánchez es una estudiante de Cuidados Auxiliares y Enfermería en el Instituto Aynadamar, en la ciudad española de Granada. En septiembre de 2018 había comenzado el primer curso del grado medio, y como parte de su formación asistió a una ‘cardiomaratón’ de varias jornadas masivas de reanimación cardiopulmonar. Lo que María no sabía, es que solo un mes después estaría aplicando la recién aprendida maniobra de Heimlich para salvar la vida de un niño.

El 23 de noviembre de 2018, María se encontraba en el tren Metropolitano de Granada cuando de repente vio a un niño de 9 años que parecía estar atragantándose con algo.

“¡Ay mi hijo, que se ahoga! ¡que se ahoga!”, recuerda María que gritó la madre del niño mientras la mujer le daba palmadas en la cara, según el relato recogido por el Instituto Aynadamar. Sin pensarlo dos veces, María se acercó al niño, que ya tenía la cara enrojecida, y se puso en acción.

La madre, desesperada, explicó que el niño estaba consumiendo un caramelo que al parecer estaba obstruyendo sus vías respiratorias. “El niño estaba rojo y con las manos en el cuello”, relató María, quien se acordó de la maniobra de Heimlich con la que podría ayudar al niño.

“Pensé que podía salvarlo con los movimientos que me habían enseñado. No recuerdo muy bien los detalles porque fue muy rápido. El mundo se me puso en blanco y solamente pensaba en que el niño botara el caramelo”, narró la joven a Ideal.es.

Al comienzo María comenzó a golpearle fuertemente la espalda para ver si el niño expulsaba el caramelo. Al no dar resultado, la chica sentó al niño sobre sus piernas y empezó a hacer fuerza en varias contracciones sobre la boca del estómago del menor aplicando la maniobra de Heimlich.

“No recuerdo cuántas contracciones hice porque tengo el momento borroso. La idea era que la fuerza de la maniobra ayudara a sus pulmones a expulsar el caramelo. Yo confié en lo que aprendí aquel día y salió todo bien. Se ve que me enseñaron lo correcto”, explicó María al mismo medio.

Afortunadamente esta última maniobra dio resultado y el niño logró vomitar el caramelo. Cuando recobró el aliento el niño solo tenía palabras de agradecimiento para su heroína, “gracias por ayudarme” dijo el pequeño.

María no le dio mucha importancia a este hecho, pero sentía una gran satisfacción al haber salvado la vida del niño. “Cuando terminé, recogí mis cosas y seguí mi camino. No hablé casi con la madre, pero el agradecimiento del niño significó mucho para mí”.

“Creo que esto debe servir para demostrar que los jóvenes no nos dedicamos solamente a beber y fumar, que también podemos hacer cosas útiles”, reflexiona la chica que había decidido estudiar enfermería porque, según ella, “desde pequeña siempre le gustó cuidar de los demás, sobre todo de las personas mayores” .

En su pagina de Facebook, ella se siente muy agradecida por todo el apoyo que ha obtenido de la comunidad.

“…Primero que todo quiero dar las gracias a todas esas personas que me habéis ayudado a llevar mi historia lejos, esto ayuda para saber lo importante que es saber Primeros Auxilios”, reflexionó María. “Pensé que esta historia solo iba a quedar entre mi entorno familiar pero cuando esta historia fue publicada en la Web de mi Instituto, fuisteis vosotros los que compartieron mi historia”, puntualizó la joven.

Además, la chica de 18 años, se asombra de todos los comentarios positivos que ha recibido y de cómo su historia ha llegado a todo el mundo. “Es increíble leer vuestros comentarios y me emociono cada vez que veo todas los ‘compartidos’ que tiene mi noticia. Gracias por vuestra amabilidad y por compartir mi experiencia”, agradece en su publicación.

Finalmente, en su publicación María dejó un mensaje para toda la comunidad. “Los Primeros Auxilios salvan vidas ❤️que todos seamos conscientes de esto. Mil gracias”.

Definitivamente, toda una heroína: humilde, desinteresada, ¡y muy valiente!

Mira cómo este cachorro recibe reanimación cardiopulmonar para sobrevivir

 

TE RECOMENDAMOS