Estudiantes tiraron a una perrita del quinto piso, pero no pudieron romper su espíritu

Por La Gran Época
15 de Junio de 2019 Actualizado: 16 de Junio de 2019

Pueden haberle roto los huesos, pero no pudieron romper su espíritu: Bhadra, la perrita que sobrevivió milagrosamente.

El 5 de julio 2016, un horrible acto de abuso animal sacudió a la India cuando dos estudiantes de medicina arrojaron a la perrita indefensa desde el techo de un edificio de 5° pisos mientras lo filmaban, riéndose cuando aterrorizada cayó al suelo.

Al principio se pensó que había muerto en la escena, sin embargo fue encontrada con vida pero en estado crítico por el activista de bienestar animal, Shravan Krishnan, que junto a otros dos, Antony Clement Rubin y Jennifer Jacob, presentaron una queja policial para asegurar que los culpables fueran detenidos por de su atroz crimen.

Según el fundador de Hotel for Dogs, Krishnan dijo:

“Sus piernas traseras resultaron heridas y no fue capaz de caminar correctamente. Además me orinó y temblaba mucho debido al trauma que sufrió”.

Inmediatamente la llevaron al veterinario y descubrieron que había sufrido múltiples fracturas en las patas traseras y en la columna vertebral, lo que hacía necesario que la traumatizada perrita se sometiera a múltiples cirugías.

A pesar de las lesiones, todavía había esperanza de que volvería a caminar y a jugar. La llamaron Bhadra.


Inicialmente, Bhadra se quedó con Krishnan, pero el incidente trajo consigo una cantidad abrumadora de atención de los medios de comunicación:

“La gente se quedaba fuera de mi casa con la esperanza de llegar a conocer a Bhadra o tomarse un selfie con ella debido a lo popular que se había convertido”.

Para dejar que se curara y descansar sin ser molestada el amigo de Krishnan, Karthik Dhandapani, la tomó bajo su cuidado. Aunque aun su madre no era aficionada a las mascotas, Bhadra la cautivó, y después de dos meses, la adoptaron.

Hoy Bhadra tiene tres años y seis meses de edad y es tan feliz como cualquier otro. Ella tiene un dueño cariñoso y un hogar donde es tratada como una princesa. Ahora juega todo el día persiguiendo a los cuervos, rodando, corriendo, y disfrutando de siestas en su casa.

Dhandapani dijo: “Bhadra ama las tortitas de mi madre tanto como le encanta perseguir a los cuervos”.

La familia feliz

Bhadra ha recorrido un largo camino desde la dolorosa prueba que ha sufrido y ahora es un ejemplo de cómo los animales pueden ser amorosos y agradecidos.

Los hombres sin corazón que la tiraron de la azotea fueron identificados como Gautam Sudarshan -el que lanzó Bhadra- y Asish Pal -el que registró el horrendo acto. Ambos eran estudiantes de medicina en Kundrathur en el distrito de Kancheepuram de Tamil Nadu. Ellos tuvieron que pagar una multa de 4.214 dólares a la Junta de Bienestar Animal de la India (AWBI).

Ella se rehabilitó todo gracias a las personas que lucharon para llevar la justicia a esta vida inocente. Es por estas almas que aprendió a confiar de nuevo.

¡Te amamos Bhadra y esperamos que sigas disfrutando de jugar en los años venideros!

Este perro tiene grandes habilidades

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS