Estudiantes de preparatoria construyen una casa en 2 años y se vende el primer día por USD 725 mil

Por Michael Wing
01 de Abril de 2024 2:21 PM Actualizado: 01 de Abril de 2024 2:21 PM

Durante dos años, en el lugar de trabajo se han oído los golpes de los martillos, los “psst” de las pistolas de clavos y el sonido de las risas —todo ese alboroto se traducía en manos jóvenes que desarrollaban sus habilidades, estrechaban lazos y trabajaban juntas por un objetivo común.

Los alumnos del instituto Murray de Utah han estado construyendo casas para obtener créditos en clase, y pronto una familia empezará a vivir en la nueva casa de tamaño natural en la calle West Bullion.

Hasta ahora se han construido once casas en el programa de construcción de viviendas del instituto Murray, que se inició en 1996. Es decir, una casa cada dos años, explica a The Epoch Times Quinn Perry, de 53 años, instructor de oficios de la construcción. En los años libres se construyeron algunos cobertizos, garajes y minicasas.

¿El objetivo del programa?

“Dar a los estudiantes experiencias de la vida real”, dijo el Sr. Perry, añadiendo que “cuanto más se pueda hacer real, más aprendizaje tendrán los estudiantes”.

Según este antiguo trabajador de la construcción, que una vez construyó casas trabajando para su abuelo y ahora convertido en profesor, actualmente se necesitan muchos constructores en Estados Unidos. Hasta hace poco no se le había dado un impulso significativo al desarrollo de aprendices o talentos profesionales.

Alumnos de Murray High participando en el programa de construcción de viviendas de la escuela. (Cortesía de Quinn Drury)

“Y con eso [la falta de capacitación] surgió un enorme déficit de cualificación en Estados Unidos que estamos intentando subsanar”, dijo. “En Estados Unidos, el trabajador medio ronda los 50 años.

“Hay una necesidad enorme”.

711 West Bullion Street

Llegaron por turnos, con 22 niños de la clase “B” del Sr. Perry y 15 niños de su clase “A”, presentándose en el lugar de trabajo en West Bullion Street en Murray. Trabajaron en la casa de 2800 pies cuadrados, con cuatro dormitorios, tres baños y medio, un garaje para tres coches y un sótano totalmente terminado, completando el trabajo en dos años. Es decir, cuatro semestres.

La velocidad no es el nombre del juego en el programa de construcción de casas de Murray High, —al contrario que en el competitivo mundo de la construcción. En clase, “aprenden a hacerlo bien”, dice el Sr. Perry. Si no, lo sacan y lo vuelven a hacer, ya que “tenemos tiempo, mientras que en la industria no lo tienes”.

El Sr. Perry imparte conocimientos que adquirió en un programa de gestión de la construcción en una universidad local y en las obras antes de empezar a enseñar hace 28 años —da clases de todo tipo, desde entramado hasta techado, desde colgar placas de yeso hasta verter hormigón. Para los estudiantes, el trabajo de campo servirá para su formación continua.

“Aproximadamente el 75 por ciento de esos chicos saldrán con las 18 horas de la matrícula actual en la universidad”, dijo, denotando la asociación universitaria del programa. “También recibirán una beca”.

Alumnos del instituto Murray posan delante del 711 de Bullion Street, la casa que construyeron. (Cortesía de Quinn Drury)

Una de las principales razones del éxito del programa es el apoyo tanto del distrito escolar local como de la comunidad. Los promotores inmobiliarios de Murray ofrecen precios reducidos en los solares, lo que ayuda a conseguir proyectos en los que los estudiantes puedan perfeccionar sus habilidades. Ellos, a su vez, sacan un beneficio para el distrito escolar, que compra el terreno y los suministros y vende la casa. Ha sido viable.

“Ayer tuvimos la inspección final para la ocupación. Se vendió el primer día en el mercado por 725 mil dólares”, dijo el Sr. Perry al periódico. “Creo que nuestras casas suelen vender por encima de su precio de tasación”.

Al parecer, a los habitantes de la zona no les importa pagar un poco más por la calidad. El compromiso de la clase con la excelencia se ha ganado una reputación en la comunidad.

Casas en el horizonte

El Sr. Perry admite que a algunos estudiantes no les gusta la construcción al aire libre. Pero no son la mayoría. “Yo diría que dos tercios [de la clase] trabajarán en el sector”, afirma. El hecho es que el programa de construcción de viviendas de la escuela ayudadó a muchos a ver la educación bajo una nueva luz.

Según una encuesta de Jobber, a escala nacional, a muchos estudiantes se les ha enseñado desde pequeños que los estudios son el único camino hacia una carrera profesional, mientras que los oficios han sido estigmatizados.

Mientras que el 79 por ciento de los participantes en la encuesta de Jobber afirmaron que sus padres les animaron a matricularse en la universidad, apenas un 5 por ciento fueron orientados hacia la formación profesional.

Alumnos del programa de construcción de casas de Murray High. (Cortesía de Quinn Drury)

Más adelante en la vida, en una clase o en un despacho, algunos jóvenes quizá nunca descubran para qué han nacido.

“A veces esos talentos en el mundo académico no se desarrollan”, dijo el Sr. Perry. “Lo bueno del mundo de la construcción es que hay sitio para que todo el mundo tenga éxito. Necesitamos gerentes, necesitamos cualquier conjunto de habilidades que puedas imaginar”.

El programa de construcción de viviendas, amplió los horizontes de muchos alumnos del instituto Murray. Una joven había sido aceptada en un prestigioso estudio de arquitectura antes de que el programa del Sr. Perry le abriera los ojos a su verdadera pasión. Posteriormente se cambió a un programa de gestión de la construcción.

“Dirige equipos que construyen 100 casas al año”, dice Perry. “Es directora de proyectos de la empresa”. No quería estar encerrada en una oficina. Más bien, le encantaba estar in situ, trabajando con algo.

¿Qué otras casas hay en el horizonte para los alumnos del instituto Murray?

“En realidad vamos a hacer una mini casa para terminar el año”, dijo el Sr. Perry. Esto cubrirá una comisión para la ciudad y será donada para proporcionar alojamiento temporal a las personas sin hogar en Salt Lake City.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


 

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.