Estudio advierte que una botella de vino por semana equivale a fumar entre 5 y 10 cigarrillos

Por Li Yen - La Gran Época
22 de Junio de 2019 Actualizado: 22 de Junio de 2019

El vino, en particular el vino tinto, ha sido promocionado durante mucho tiempo como saludable para el corazón. Se dice que previene los coágulos sanguíneos y reduce la inflamación de los vasos sanguíneos si se consume con moderación. Entonces, ¿beber un vaso de vino todos los días es supuestamente bueno para nuestra salud? Sorprendentemente, un estudio reciente publicado en la revista BMC Public Health dice lo contrario.

Investigadores del University Hospital Southampton NHS Foundation Trust, la Universidad de Bangor y la Universidad de Southampton realizaron un estudio para determinar el riesgo de contraer cáncer al beber niveles moderados de alcohol y lo compararon con el riesgo de contraer cáncer al fumar cigarrillos.

“Queríamos responder a la pregunta: Puramente en términos de riesgo de cáncer, es decir, considerando el cáncer de forma aislada de otros daños, ¿cuántos cigarrillos hay en una botella de vino?”, lo dijo en una declaración la Dra. Theresa Hydes, becaria clínica de hepatología del Hospital Universitario Southampton NHS Foundation Trust, y una de las autoras del estudio.

La Dra. Hydes y sus colegas descubrieron que beber una botella de vino -10 unidades cada semana- tiene el mismo efecto cancerígeno que fumar cinco cigarrillos a la semana para los hombres y diez cigarrillos para las mujeres.

Imagen ilustrativa. (Crédito: SeventyFour/Shutterstock)

El riesgo absoluto de cáncer de por vida asociado con beber una botella de vino cada semana es de 1 por ciento para los hombres no fumadores y de 1,4 por ciento para las mujeres no fumadoras. En otras palabras, si 1000 hombres no fumadores y 1000 mujeres no fumadoras bebieran una botella de vino cada semana, aproximadamente 10 hombres y 14 mujeres podrían terminar con cáncer en cualquier momento de su vida.

Los hallazgos muestran que los niveles moderados de consumo de alcohol conducen a “un riesgo absoluto de 0,8 por ciento de cáncer de mama en mujeres no fumadoras”.

Mientras tanto, el riesgo de contraer cáncer por beber tres botellas de vino cada semana, aproximadamente 10 vasos grandes o media botella al día, es mucho mayor. Aumenta el riesgo absoluto de cáncer de por vida en 1,9 por ciento en los hombres y 3,6 por ciento en las mujeres, o 19 en 1000 hombres y 36 en 1000 mujeres.

Consumir tres botellas de vino por semana es lo mismo que fumar aproximadamente ocho cigarrillos por semana para los hombres y 23 cigarrillos para las mujeres, dice el estudio.

“Nuestro estudio describe el aumento porcentual del riesgo de cáncer dentro de la población del Reino Unido asociado con diferentes niveles de consumo de alcohol, y es el único estudio que proporciona un ‘equivalente al cigarrillo’ en términos de daño”, dijo el Dra. Hydes.

Sin embargo, el Dra. Hydes enfatizó que el estudio “no está diciendo que beber alcohol con moderación es de ninguna manera equivalente a fumar”, y los hallazgos se relacionan con el riesgo de cáncer de por vida en toda la población.

“A nivel individual, el riesgo de cáncer que representa beber o fumar variará y para muchos individuos, el impacto de diez unidades de alcohol (una botella de vino) o de cinco a diez cigarrillos podría ser muy diferente”, agregó.

El estudio destaca que el uso nocivo del alcohol causa alrededor de 3,3 millones de muertes, o el 5,9 por ciento de todas las muertes en el mundo, cada año. Además, en el 2016, el alcohol era la principal causa de muerte entre las personas de 15 a 49 años de edad en todo el mundo.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Georgii Shipin/Shutterstock)

El consumo de alcohol se ha relacionado con el cáncer de la orofaringe, laringe, esófago, colorrectum, hígado y mama.

“Está bien establecido que el consumo excesivo de alcohol está relacionado con el cáncer de boca, garganta, laringe, garganta, intestino, hígado y mama”, dijo la Dra. Hydes.

Sin embargo, el 70 por ciento de los estadounidenses no reconoció el alcohol como un factor causante de cáncer, según una encuesta realizada en el 2017 por la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (American Society for Clinical Oncology).

Según Health in Wales, el profesor Mark Bellis, director de Política, Investigación y Desarrollo Internacional de Salud Pública de Gales, dijo: “Durante muchos años, los mensajes de salud claros en todos los anuncios de cigarrillos y en todos los paquetes vendidos han hecho que el público sea consciente de que son una de las principales causas de cáncer. Todavía no hemos visto ningún equivalente para el alcohol, así que la mayoría de la gente bebe con poco o ningún conocimiento sobre sus efectos cancerígenos”.

“Mucha gente puede sorprenderse de que una mujer que bebe media botella de vino cada noche tenga un riesgo de cáncer similar al de una mujer con un hábito de fumar de más de 20 cigarrillos a la semana”, continuó el profesor Bellis.

Dado que el consumo de alcohol es generalmente percibido por el público como comparativamente menos dañino que el fumar, los investigadores esperan que “al usar los cigarrillos como el comparador podríamos comunicar este mensaje de manera más efectiva para ayudar a los individuos a tomar decisiones de estilo de vida más informadas”, dijo el Dra. Hydes.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

¿Podrías guardar un secreto como este…?

TE RECOMENDAMOS