El autismo podría relacionarse con el uso de conservadores en alimentos procesados, según un estudio

Por Michael Edwards
19 de Noviembre de 2019 Actualizado: 19 de Noviembre de 2019

Investigadores de la Universidad de Florida Central han descubierto cambios celulares en las células madre neuronales expuestas al ácido propiónico (PPA), un ácido carboxílico natural que también se utiliza como conservante para prolongar la vida útil y reducir el moho en alimentos procesados, pan y quesos.

El estudio muestra cómo los conservadores en los alimentos pueden reducir el desarrollo de neuronas en el cerebro fetal. Destacando la importancia de la dieta para las mujeres embarazadas.

El Dr. Saleh A. Naser es Director Asociado del Departamento de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Escuela Burnett. Se especializa en investigación gastroenterológica. El Dr. Naser vio reportes de que los niños autistas sufren del síndrome del intestino irritable y otros problemas gástricos. Intrigado por el eje intestinal-cerebro y cómo puede afectar a los niños con autismo, el Dr. Naser, examinó las bacterias intestinales de los diagnosticados con autismo.

“Los estudios han demostrado un nivel más alto de PPA en las muestras de heces de niños con autismo y el microbioma intestinal en los niños autistas es diferente. Quería saber cuál era la causa subyacente”, dijo Naser al Science Daily.

El PPA existe naturalmente en nuestro intestino. Pero el estudio muestra que comer alimentos que contienen el conservante puede aumentar el PPA en el intestino de la mujer embarazada, el cual luego puede pasar al feto.

Las pruebas de laboratorio muestran que la exposición de las células madre neurales a un exceso de PPA daña las células cerebrales. El ácido reduce el número de neuronas y aumenta el número de células gliales. El exceso de células gliales perturba la conectividad entre las neuronas y causa inflamación.

Las cantidades excesivas de PPA también dañan las vías neurales que se comunican con el cuerpo. Las neuronas reducidas y las vías dañadas interrumpen la capacidad de comunicación del cerebro. Esto puede causar comportamiento repetitivo y dificultad para socializar.

Michael Edwards es el redactor jefe de la revista Organic Lifestyle, donde este artículo fue publicado originalmente.

*****

Mira a continuación:

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS