Estudio: Casi no hay protección para los ancianos con la cuarta dosis de vacuna contra COVID-19

Por Lia Onely
23 de Noviembre de 2022 10:04 PM Actualizado: 23 de Noviembre de 2022 10:04 PM

La efectividad relativa de la cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19 en ancianos fue insignificante en unos meses, según un nuevo estudio.

Investigadores en Italia midieron la Eficacia Relativa de la Vacuna (RVE) contra infecciones y enfermedades graves. En otras palabras, compararon la efectividad de la cuarta dosis de vacuna con la tercera dosis. La población estudiada fueron personas de 80 años en adelante.

Los investigadores descubrieron que la efectividad relativa contra la infección se volvió insignificante después de dos a cuatro meses. La eficacia relativa contra enfermedades graves fue de alrededor del 30 por ciento en el mismo intervalo de tiempo.

El estudio se realizó del 11 de abril al 6 de agosto, cuando las subvariantes ómicron BA.2 y BA.5 eran dominantes, y fue publicado en Vaccine el 17 de noviembre.

El costo-beneficio de una quinta dosis de vacuna para las personas mayores que recibieron la cuarta dosis al menos cuatro meses antes “debería evaluarse cuidadosamente”, concluyeron los autores.

Los investigadores del estudio vincularon los datos del registro nacional de vacunación con el sistema de vigilancia de la COVID-19. Compararon a las personas que recibieron la cuarta dosis de la vacuna con las personas que recibieron la tercera dosis de la vacuna al menos 120 días antes.

El análisis se basó en un total de 831,555 pares comparados.

El tipo de vacunas de ARN mensajero (ARNm) incluidas en el estudio fueron tanto BNT162b2 (Pfizer-BioNTech) como ARNm-1273 (Moderna).

La RVE “contra la infección disminuyó durante el período de seguimiento de cuatro meses, sin mostrar protección adicional entre 56 y 118 días después de la administración”, dijeron los autores.

La RVE de la cuarta dosis disminuyó del 28.5 por ciento en el intervalo de tiempo de 14 a 28 días al 7.6 por ciento en el intervalo de tiempo de 56 a 118 días.

La RVE contra COVID-19 severo fue más alta y disminuyó de 43.2 por ciento a 27.2 por ciento en los mismos intervalos de tiempo.

Los autores dijeron que las limitaciones del artículo incluían un breve período de observación que limitaba la investigación de la disminución de la protección inducida por la vacuna.

Los autores declararon que no tenían intereses contrapuestos.

Vacuna BioNTech Covid-19
Un paramédico prepara una inyección de la vacuna Pfizer/BioNTech mientras la gente espera en un centro de vacunación contra el COVID-19 en Chertsey, Inglaterra, el 16 de diciembre de 2020. (Leon Neal/Getty Images)

Estudio del Reino Unido sobre la eficacia de la vacuna

Otro estudio publicado recientemente también descubrió que la eficacia de la vacuna se redujo a niveles insignificantes en cuestión de meses.

Los investigadores británicos descubrieron que la eficacia progresiva de la vacuna disminuía significativamente después de 25 semanas. La eficacia de la vacuna (EV) progresiva fue del 16.2%, 23.8% y 9.0% para las subvariantes BA.4, BA.5 y BA.2 a las 25 semanas o más.

El estudio analizó datos del 18 de abril al 28 de agosto en personas mayores de 75 años o más. Fue publicado en The Lancet el 10 de noviembre.

Los investigadores también hallaron que la EV contra la hospitalización disminuyó significativamente con el tiempo.

La EV progresiva frente a la hospitalización con subvariantes BA.4/5 a las 2–14 semanas luego de recibir una tercera o cuarta dosis fue del 63.2 % y el 53.1 % para mRNA-1273 y BNT162b2, respectivamente. Esto disminuyó a 40,2 por ciento y 23,7 por ciento para el mRNA-1273 y BNT162b2, respectivamente, a las 15–24 semanas.

Pfizer y Moderna no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Reevaluación de futuras campañas de refuerzo

Un estudio israelí publicado a principios de noviembre reveló que la inmunidad de corta duración y la rápida disminución de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer BioNTech requieren la reevaluación de futuras campañas de vacunación contra COVID-19.

Los autores de ese estudio afirmaron que “su efecto relativamente pequeño sobre la transmisibilidad de ómicron… y su rápido declive exige una reevaluación de futuras campañas de refuerzo”.

Los resultados indicaron que si la falta de inmunidad esterilizadora resulta consistente, “puede tener importantes repercusiones en la preparación para la pandemia mundial” y la implementación de la vacunación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.