EXCLUSIVA: Dep. Salud de Canadá confirma secuencia de ADN no revelada presente en vacuna de Pfizer

Es una secuencia del virus simio 40 (SV40) en la vacuna contra COVID-19 basada en ARNm, según el regulador

Por Mateo Horwood
19 de Octubre de 2023 4:29 PM Actualizado: 19 de Octubre de 2023 4:32 PM

El Departamento de Salud de Canadá confirmó la presencia de una secuencia de ADN del virus simio 40 (SV40) en la vacuna contra COVID-19 de Pfizer, que el fabricante no había revelado previamente. Existe un debate entre los científicos sobre la importancia del hallazgo. Algunos sostienen que tiene el potencial de causar cáncer y otros dicen que representa poca o ninguna amenaza.

“Salud de Canadá esperaría que los patrocinadores identificaran cualquier secuencia de ADN biológicamente funcional dentro de un plásmido (como un potenciador SV40) en el momento de la presentación”, dijo la agencia en un correo electrónico a The Epoch Times.

“Aunque se proporcionó la secuencia completa de ADN del plásmido de Pfizer en el momento de la presentación inicial, el patrocinador no identificó específicamente la secuencia del SV40″.

El regulador dijo que después de que los científicos Kevin McKernan y el Dr. Phillip J. Buckhaults plantearan públicamente la presencia del potenciador SV40 en las vacunas a principios de este año, “fue posible para Salud de Canadá confirmar la presencia del potenciador basándose en la secuencia del ADN del plásmido presentada por Pfizer comparándola con la secuencia del potenciador SV40 publicada”.

Ambos científicos han causado sensación después de descubrir el ADN del plásmido en las vacunas de ARNm de COVID-19, advirtiendo que podría alterar potencialmente el genoma humano. Sin embargo, los dos comparten diferentes grados de preocupación sobre la importancia de que una secuencia del SV40, que se usa como potenciador para impulsar la transcripción genética durante el proceso de fabricación de la vacuna, esté presente en las vacunas.

El Sr. McKernan, exinvestigador y líder del equipo del Proyecto Genoma Humano del Instituto Tecnológico de Massachusetts, dijo a The Epoch Times que sospecha que Pfizer no reveló la presencia de la secuencia de ADN debido a la asociación del SV40 con las vacunas contra la polio. Él dijo que si bien no hay evidencia de que la secuencia sea cancerígena, le preocupa su integración en el genoma humano.

El poliomavirus Virus Simio 40, un virus de ADN oncogénico, se eliminó anteriormente de las vacunas contra la polio debido a las preocupaciones sobre su relación con el cáncer. Se descubrió que las vacunas contra la polio utilizadas a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta estaban contaminadas con el SV40, ya que el virus estaba presente en las células del riñón de mono que se utilizaron para cultivar la vacuna.

El Dr. Buckaults, profesor de genoma del cáncer y director del Laboratorio de Genética del Cáncer de la Universidad de Carolina del Sur, trató de aliviar las preocupaciones sobre la presencia de los potenciadores SV40, diciendo que representan un “pequeño peligro [de cáncer], pero también lo hacen todos” los otros fragmentos de ADN del plásmido.

“Es importante que el público se dé cuenta de que la secuencia del SV40 de la vacuna NO es el antígeno T largo de SV40 que causa cáncer, lo que supondría un riesgo de cáncer muy significativo”, declaró el Dr. Buckhaults a The Epoch Times.

El Dr. Buckhaults dijo en las redes sociales que la secuencia del potenciador SV40 extraída del SV40 es una “parte estándar de ingeniería de biología molecular para lograr un alto nivel de expresión del marcador de resistencia Neo” y que se ha “utilizado durante décadas”.

“Este pequeño fragmento de ADN presenta un riesgo de cáncer futuro mucho menor pero distinto de cero, al igual que todas las demás secuencias de ADN. La preocupación entre los reguladores es apropiada, pero el pánico entre el público no es apropiado (y de hecho dañino)”, dijo a The Epoch Times.

Proceso de manufactura

El Dr. Patrick Provost, profesor del Departamento de Microbiología, Enfermedades Infecciosas e Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad Laval, declaró que la secuencia del potenciador SV40 se utilizó en las vacunas porque es un componente del plásmido utilizado para el desarrollo de la vacuna de ARNm.

Según el Dr. Provost, el peligro de que los potenciadores SV40 estén presentes en la vacuna es su posible integración con el genoma del ADN de una célula. “Todo lo que se necesita es una integración única en el lugar equivocado en una sola célula para iniciar un proceso canceroso y matar a una persona”.

El Dr. Provost dijo que el potenciador SV40 aún podría estar en el producto final si el ADN del plásmido no fuera suficientemente degradado por las ADNasas, que están destinadas a cortar trozos grandes de ADN en otros más pequeños. También indicó que dado que la longitud promedio de los fragmentos de ADN degradados encontrados por el Dr. Buckhaults era de 100 pares de bases, y la secuencia del SV40 potenciador tiene solo 72 pares de bases (pb), las posibilidades de encontrar una secuencia del SV40 potenciador intacta y completamente funcional en las vacunas de ARNm es “relativamente alta, ciertamente no despreciable”.

Otra cuestión que planteó el Dr. Provost es que los fragmentos de ADN contaminantes de las vacunas probablemente estén encapsulados en nanopartículas lipídicas, lo que podría facilitar su introducción en las células humanas. El doctor advirtió que esto podría hacer que los umbrales establecidos para la contaminación del ADN (que se establecieron para el ADN “desnudo” no encapsulado en nanopartículas) fueran “completamente irrelevantes”.

Secuencia del SV40 es “todo un riesgo, sin recompensa”

La presencia del SV40 potenciador o secuencia promotora en las vacunas monovalentes y bivalentes de Pfizer fue descubierta por primera vez por el microbiólogo McKernan, en abril de 2023. Utilizando varios métodos para evaluar la composición de ácido nucleico de cuatro viales de las vacunas Moderna y Pfizer, determinó que las vacunas contra COVID-19 fabricadas por Pfizer contenían potenciadores y promotores SV40 de 72 pb.

El Sr. McKernan dijo que debido a que las vacunas de Pfizer ya contienen un promotor AmpR, similar al de Moderna, que se utiliza para impulsar el gen de resistencia a los antibióticos, la inclusión del promotor SV40 era “completamente redundante” y “todo riesgo, sin recompensa”.

También dijo que si bien el virus SV40 completo de 5 kb estaba presente en las vacunas contra la polio, la presencia de promotores SV40 todavía era preocupante debido al riesgo de que se integraran en los genomas humanos cerca de los oncogenes, que son genes que tienen el potencial de causar cáncer.

Angus Dalgleish, profesor de oncología de la Facultad de Medicina del Hospital St. George de Londres, escribió recientemente en The Conservative Woman sobre una mayor incidencia de cánceres tras la vacunación contra COVID-19 observada por él y sus colegas, incluida una “epidemia de cánceres explosivos” con múltiple propagación metastásica.

El profesor señaló la potencial “integración del ADN del plásmido y el SV40 para promover el desarrollo del cáncer”.

Estas preocupaciones siguen siendo hipotéticas y aún no se han demostrado mediante investigaciones científicas ni estudios de casos.

El portavoz de Salud de Canadá, Mark Johnson, dijo a The Epoch Times que, según las últimas investigaciones científicas revisadas por pares, evidencia estadística e informes de eventos adversos, los datos actuales no respaldan la aparición de nuevos fenómenos de cánceres agresivos o “turbo cáncer”.

Si bien el Sr. Buckhaults dijo en las redes sociales que era escéptico sobre los informes de “turbo cáncer” derivados de la vacuna contra COVID-19, indicó que hay muchos expertos preocupados por la idea de que el establishment científico “le debe al público investigar rigurosamente e informarle sobre ello, incluso si [hay] resultados negativos”.

“Las personas tienen derecho a que sus preocupaciones sean tomadas en serio y atendidas por científicos competentes y atentos, incluso si sus preocupaciones terminan siendo invalidadas. Deberíamos desenterrar monstruos e informar los resultados con honestidad”, añadió el Sr. Buckhaults.

“Oculto a los reguladores”

La Dra. Janci Lindsay, directora de toxicología y biología molecular de los Servicios de Apoyo a la Toxicología, dijo que los promotores SV40 en las vacunas contra COVID-19 son oncogenes. Ella señaló que, si bien el virus SV40 completo no se encuentra en las vacunas contra COVID-19, sí existe una secuencia de localización nuclear para llevar los plásmidos directamente al núcleo de las células humanas.

La Dra. Lindsay, que tiene un Ph.D. en Bioquímica y Biología Molecular de la Escuela de Graduados en Ciencias Biomédicas de la Universidad de Texas, dijo a The Epoch Times que si los SV40 promotores se integraran en el genoma humano, en un proceso conocido como mutagénesis por inserción, eso daría como resultado mutaciones genéticas que podrían causar cánceres.

“O uno obtiene un promotor, digamos de su plásmido, ubicado encima de un oncogén e impulsando la expresión de ese gen de una manera loca, como no lo habría hecho normalmente”, dijo la Dra.

Debido a que el promotor SV40 es un promotor tan fuerte, “se asentará en cualquier lugar”, indicó la especialista, agregando que esto aumenta el riesgo de que golpee un oncogén e impulse expresiones genéticas que causan cáncer, o que aterrice en genes supresores de tumores cancerosos.

La Dra. Lindsay cuestionó el hecho qué Pfizer no reveló el promotor SV40 a los reguladores como la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, la Agencia Europea de Medicamentos y el ministerio de Salud de Canadá.

“Ellos los escondieron. Así que no es solo el hecho de que estén allí, sino el hecho de que fueron ocultados intencionalmente de los reguladores”.

Pfizer no respondió a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.

El Departamento de Salud de Canadá sostiene que, basándose en su evaluación de los datos y la información científica de la vacuna contra COVID-19, “hemos concluido que el perfil riesgo/beneficio continúa respaldando el uso de la vacuna Pfizer-BioNTech”.

El Departamento de “Salud Canadá no se basa en las conclusiones proporcionadas por los fabricantes de vacunas. Salud de Canadá lleva a cabo una revisión independiente en profundidad de la evidencia requerida proporcionada por el fabricante para garantizar que se cumplan nuestros altos estándares de seguridad, eficacia y calidad”, añadió el departamento.

Con la contribución de Noé Chartie


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.