Exclusiva: El gobernador de Florida DeSantis dice que los cierres fueron un “gran error”

Por Ivan Pentchoukov y Jan Jekielek
16 de Abril de 2021
Actualizado: 16 de Abril de 2021

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió una orden de quedarse en casa en todo el estado, el 1 de abril del año pasado, que encerró al Estado del Sol durante 30 días entorno a un pánico global por el brote del virus del PCCh (Partido Comunista Chino). Sentado en su oficina exactamente un año después, dijo a The Epoch Times que los cierres fueron un “gran error”, incluso en su propio estado.

“Queríamos mitigar el daño. Ahora, en retrospectiva, los 15 días para frenar la propagación y los 30 [días]—no funcionaron”, dijo DeSantis. “No debimos haber ido por ese camino”.

La orden de cierre de Florida fue notablemente menos estricta que algunas de las medidas de permanecer en casa impuestas en otros estados. Las actividades recreativas como caminar, andar en bicicleta, golf e ir a la playa quedaron exentas, mientras que los negocios esenciales fueron delimitados de manera amplia.

“Nuestra economía siguió adelante”, dijo DeSantis. “Esto fue muy diferente de lo que se vio en algunos de esos estados de encierro”.

No obstante, el gobernador ahora lamenta haber emitido la orden y está convencido de que los estados que han continuado con los cierres están perpetuando un error destructivo.

Una vez transcurridos los 30 días del cierre inicial en Florida, DeSantis inició una reapertura gradual. Se enfrentó a feroces críticas en cada etapa por parte de los medios de comunicación del establishment y sus propios electores comprometidos con la narrativa de los cierres.

El gobernador reabrió Florida completamente el 25 de septiembre del año pasado. Cuando los casos comenzaron a aumentar como parte de la oleada invernal, él no volvió a imponer ninguna restricción. Los defensores de los cierres pronosticaron fatalidad y pesimismo. DeSantis se mantuvo firme.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, levanta el pulgar al salir de una conferencia de prensa en la que habló acerca de la industria de los cruceros en Port Miami, el 8 de abril de 2021, en Miami, Florida. (Joe Raedle/Getty Images)

La persistencia del gobernador no fue un acto de fe. Menos de dos semanas después de la reapertura total de Florida a fines de septiembre, científicos de Stanford, Harvard y Oxford hicieron pública la Declaración de Great Barrington, la cual rechazaba los cierres como una medida de mitigación destructiva e inútil. La declaración, que desde ese momento ha sido firmada por 13,985 científicos médicos y de salud pública, pide a los funcionarios públicos que adopten el enfoque de protección focalizada—la estrategia exacta empleada por DeSantis.

A pesar de las terribles predicciones respecto a la pandemia en Florida, DeSantis ha sido reivindicado. El 1 de abril de 2021, Florida ocupó el puesto 27 entre todos los estados en muertes per cápita por el virus del PCCh, comúnmente conocido como coronavirus.

La importancia de su clasificación se amplia dado que la población del Estado del Sol es la sexta de mayor edad de Estados Unidos por edad promedio. California—el estado de cierres es frecuentemente comparado con Florida debido a su menor tasa de mortalidad per cápita—es el sexto más joven. El riesgo de morir por el virus del PCCh es más alto para las personas mayores de 55 años, y el grupo representa el 93 % de las muertes en todo el país.

Si bien a Florida le está yendo mejor o relativamente igual que a los estados de cierres estrictos en términos de mortalidad por virus del PCCh, la economía del estado se encuentra en auge en comparación con las economías paralizadas de California y Nueva York. Aunque es menos cuantificable, el sufrimiento humano por el aumento de suicidios relacionados con el encierro, los problemas de salud mental, los tratamientos médicos pospuestos y las muertes por opioides relacionadas con el encierro es innegablemente inmenso.

“Esto ha sido un gran, un enorme error en términos de política”, dijo DeSantis.

“Todo lo que tenía que hacer era seguir los datos y estar dispuesto a avanzar en los dientes de la narrativa y luchar contra los medios”, agregó, y dijo: “Mientras la gente me golpeaba, lo que dije fue que preferiría que me golpearan a que alguien perdiera su trabajo. Preferiría que me golpearan antes que dejar a los niños fuera de la escuela. Estoy totalmente dispuesto a aceptar cualquier problema que se nos presente porque estamos haciendo lo correcto”.

“No permita que nos pasen por encima”

The Epoch Times pasó un día incorporado con DeSantis en su recorrido por el estado el 1 de abril, volando hacia el sureste desde la sede del gobierno estatal en Tallahassee a una conferencia de prensa en Titusville y luego de regreso al norte a la Feria del Condado de Clay en las afueras de Jacksonville.

A través de docenas de encuentros con floridanos de todas las profesiones, persistió una tendencia. La gente agradeció a DeSantis por su trabajo y sus políticas. Los dueños de negocios lo elogiaron por no cerrarlos.

Chris Allen, el propietario de Java Jitters, abrió una cafetería en Orange Park Mall durante la pandemia.

“No podríamos haber hecho esto si no fuera por Ron DeSantis”, dijo Allen a The Epoch Times luego de agradecer personalmente al gobernador durante un encuentro en la Feria del Condado de Clay.

Un miembro del personal del gobernador Ron DeSantis sostiene una gorra “DeSantis 2024, Make America Florida” en la feria del condado de Clay, el 1 de abril de 2021. El miembro del personal dijo que la gorra le fue entregada al gobernador por un asistente a la feria. (Ivan Pentchoukov/The Epoch Times)

Al momento de la entrevista, la tasa de desempleo de Florida era del 4.7 % en comparación con el 6.2 % a nivel nacional. Los estados de cierres como Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania y California tuvieron algunas de las tasas más altas del país—8.9 % , 7.8 % , 7.3 % y 8.5 %, respectivamente.

“Me cuesta pagar una comida en Florida solo porque salvé a muchos de estos restaurantes del olvido”, dijo DeSantis. Horas después de esta afirmación, un puesto de papas fritas en la feria se negó a cobrarle al gobernador.

DeSantis dijo que algunas personas se conmueven cuando lo conocen. Varias de las interacciones con el gobernador en la Feria del Condado de Clay se asemejaban a esa descripción. Un veterano anciano visiblemente conmovido instó al gobernador a que no “permita que nos pasen por encima”.

“Si no nos hubiéramos levantado, es posible que estas personas no tuvieran trabajo, los negocios podrían haberse hundido, los niños no estarían en la escuela, habría todas estas cosas”, dijo DeSantis, y agregó: “Esto realmente impacta a las personas de una manera muy personal. Y no creo que nada previo al COVID que yo haya visto en política pueda lograrlo en este nivel. Y es realmente lamentable que haya gobernadores que teniendo el poder [que hicieron] lo contrario. Esto realmente no debería depender del gobernador”.

Reabrir el estado no fue tan fácil como levantar sus propias medidas para quedarse en casa. Cuando DeSantis emitió la orden final de reapertura a fines de septiembre del año pasado, firmó una orden complementaria prohibiendo a los gobiernos locales de Florida que restringieran a las personas de trabajar u operar un negocio. La orden tuvo consecuencias de gran alcance en todo el estado, especialmente en lugares densamente poblados y de tendencia liberal donde las autoridades locales impusieron sus propias medidas estrictas.

DeSantis adoptó un enfoque de no intervención en las regulaciones locales al inicio, pensando que los votantes finalmente responsabilizarían a las autoridades locales. Finalmente, se hizo evidente que algunos lugares permanecerían cerrados a pesar de que los datos mostraban que hacerlo no tendría un impacto positivo en la propagación del virus.

“No iban a abrir estas cosas a menos que yo las abriera”, dijo DeSantis.

“Teníamos los datos. Hablamos con algunos de los mejores científicos del país”, dijo DeSantis, refiriéndose a Martin Kulldorff de Harvard, Jayanta Bhattacharya de Stanford y Sunetra Gupta de Oxford. “Todos los floridanos tienen derecho a trabajar. Todo negocio tiene derecho a operar”.

En áreas que se vieron obligadas a reabrir como resultado, las economías ahora se encuentran en auge con la apertura de nuevos hoteles y restaurantes, dijo DeSantis.

DeSantis recibió un título en derecho de Harvard y es un textualista al momento de interpretar la Constitución. Él considera que prohibir a las autoridades locales a que impongan restricciones a las personas y a las empresas estaba directamente dentro de su competencia.

“No se pueden tener 67 salarios mínimos diferentes o 67 regulaciones diferentes para los hoteles. Somos una economía estatal y necesitamos tener ciertas normas de circulación”, dijo DeSantis.

El gobernador, Ron DeSantis, emite sus comentarios en una conferencia de prensa en Titusville, Florida, el 1 de abril de 2021. (Captura de pantalla a través de The Epoch Times)

“Ellos nunca van a admitir que estuvieron equivocados”

Estando detrás del escritorio en su oficina en Tallahassee, DeSantis hojeó una carpeta de elogios que recibió de todo el país y del mundo. Colgado en las paredes alrededor del espacio relativamente pequeño se encontraba un retrato de Abraham Lincoln, de la Constitución y de la Declaración de Derechos, así como del uniforme que vestía el gobernador como capitán del equipo de béisbol de Yale.

Cuando se le preguntó por qué eligió a Lincoln, DeSantis dijo que el presidente es el mejor ejemplo de un líder que tuvo que tomar decisiones difíciles en tiempos de crisis. Cuando se le preguntó por qué algunos de los líderes de hoy han continuado con los encierros incluso con amplia evidencia de su ineficacia, el gobernador teorizó que las personas involucradas se han comprometido demasiado con la narrativa y han hecho imposible que se cambie de rumbo.

“Tienes una situación en la que si estás en este campo, la pandemia, es algo para lo que te preparas y estás listo. Y mucha de esta gente falló”, dijo.

“Cuando la presión llegó, ellos abogaron por políticas que no han funcionado contra el virus pero que han sido muy, muy destructivas. Desafortunadamente, ellos nunca van a admitir que estuvieron equivocados en nada, desafortunadamente”, agregó.

Los líderes electos no son los únicos culpables, según el gobernador. Los medios de comunicación y las empresas de Big Tech desempeñaron un papel importante en la perpetuación de los temores sobre el virus mientras censuraban selectivamente una parte del debate sobre la mitigación. DeSantis dijo que los gigantes tecnológicos y los medios de comunicación estaban beneficiándose del cierre mientras la gente se quedaba en casa y consumía sus productos.

“Todo fue solamente para generar la mayor cantidad de clics posibles. Y eso fue siempre tratando de hacer las cosas que inspirarían más temor”, dijo DeSantis.

Dos semanas después de la entrevista, un video encubierto grabado por Project Veritas mostraba a un director técnico de CNN hablando sobre el auge que recibió la cadena debido a su cobertura pandémica.

“Es miedo. El miedo realmente impulsa los números”, dijo el director técnico de CNN, Charlie Chester. “El miedo es lo que te mantiene sintonizado”.

La propagación del miedo funcionó, dijo DeSantis, señalando las estadísticas de los CDC que muestran que 4 de cada 10 adultos estadounidenses postergaron o evitaron recibir tratamiento médico urgente o de rutina en junio de 2020. El informe de la agencia dijo que el patrón pudo haber contribuido al exceso de muertes reportadas durante ese período, debido a enfermedades prevenibles y lesiones que no se trataron.

Los médicos de la sala de emergencias habían informado que menos personas ingresaban con dolores de pecho relacionados con el corazón, mientras que ingresaban más personas con apendicitis en etapa tardía, algo que generalmente se detecta mucho antes. La pandemia provocó también una fuerte disminución de los exámenes y detecciones de cáncer.

“Cuando hay personas demasiado temerosas para ir a la sala de emergencias mientras literalmente están teniendo un ataque cardíaco, eso no sucedió aisladamente”, dijo DeSantis. “Los medios corporativos jugaron un papel en eso, realmente estimulando a la gente hacia un delirio”.

El afán de lucro no fue el único factor que promovió posiblemente la cobertura sesgada de los medios, según el gobernador. La pandemia golpeó a Estados Unidos en un año electoral, presentando una oportunidad para culpar al presidente Donald Trump.

“Lo vieron como una oportunidad para perjudicar a Trump. Obviamente, ellos detestaban a Trump más que a nada”, dijo DeSantis.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, en su oficina en Tallahassee, Florida, el 1 de abril de 2021. (Captura de pantalla a través de The Epoch Times)

“Consejo de Censuradores”

En la entrevista del 1 de abril, DeSantis criticó a las empresas de Big Tech por censurar a los críticos de los cierres. Menos de una semana después de la entrevista, el propio gobernador se convirtió en víctima de la censura. YouTube, sin previo aviso, eliminó videos de una mesa redonda entre DeSantis y científicos prominentes de Harvard, Oxford y Stanford quienes evaluaron que los cierres son ineficaces.

El Instituto Americano de Investigaciones Económicas (AIER, por sus siglas en inglés) fue el primero en señalar la desaparición del video. El video original ahora se encuentra alojado en una plataforma diferente y aparece junto con una transcripción completa en el sitio web de AIER.

“Google y YouTube no han sido, durante esta pandemia, depósitos de la verdad y de la investigación científica, sino que han actuado como ejecutores de una narrativa, un gran consejo tecnológico de censuradores al servicio de la élite gobernante”, dijo DeSantis en respuesta a la censura de YouTube durante una videoconferencia, el 12 de abril, con tres de los científicos del video censurado.

“Cuando retiraron el video (…) ellos realmente continuaron con lo que habían estado haciendo durante el año pasado: sofocar el debate, hacer un cortocircuito en la investigación científica, asegurarse de que la narrativa no sea cuestionada. Y creo que ya hemos visto que eso ha tenido consecuencias catastróficas para nuestra sociedad”.

La eliminación del video indica que las Big Tech tienen la intención de seguir ejerciendo el increíble poder dirigido contra Trump en los últimos días de la administración anterior. Twitter y Facebook censuraron al presidente, cortando una línea directa de comunicación entre el comandante en jefe y decenas de millones de estadounidenses.

DeSantis cree que el poder que tienen los monopolios ahora es mucho más extenso de lo que Estados Unidos había presenciado a inicios de siglo.

“Lo que hemos visto con las big tech y la censura, es que están ejerciendo más poder del que los monopolios a principios del siglo XX podrían haber ejercido”, dijo el gobernador, y agregó: “El tipo de poder que ellos están ejerciendo ahora en algunos aspectos es incluso más profundo que el tipo de poder que normalmente ejerce el gobierno”.

Sin final a la vista

Desantis cree que los estados de cierres tal vez nunca reabran por completo porque los líderes ahí han invertido mucho en la narrativa mientras los votantes se han vuelto temerosos.

Si bien las restricciones están disminuyendo en todo el país, solo seis estados, incluyendo a Florida, han reabierto por completo, según un rastreador sustentado por USA Today. Ocho estados nunca emitieron una orden de quedarse en casa.

“Creo que si su meta es no tener ningún caso, entonces es posible que nunca haya un final, porque nunca se tendrá COVID cero”, dijo DeSantis, y agregó que un objetivo más pragmático sería apuntar hacia una tasa de hospitalización indicativa de un virus respiratorio endémico.

“Pero no sé si ellos están dispuestos a aceptar esa realidad. Creo que ellos van a intentar no tener ningún caso, lo que básicamente significaría que estas políticas nunca terminarán por completo, lo cual es espantoso”.

Este artículo es el primero de una serie con base a entrevistas realizadas al gobernador Ron DeSantis y a altos miembros de su gabinete a inicios de abril de 2021.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov

Siga a Ivan en Parler: @IvanPentchoukov

Siga a Jan en Twitter: @JanJekielek


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS