EXCLUSIVO: “El Convoy del Pueblo” se dirige a Washington, organizadores revelan sus planes

Por Enrico Trigoso
17 de Febrero de 2022 10:39 PM Actualizado: 17 de Febrero de 2022 10:39 PM

Un convoy liderado por camioneros partirá el 23 de febrero desde el área de Barstow en California hacia la capital de la república constitucional–Washington D.C.–para protestar pacíficamente contra los poderes de emergencia del gobierno federal (pdf) establecidos desde marzo de 2020 en respuesta a la pandemia de la COVID-19, y restaurar las libertades protegidas por la Constitución.

Barstow es una ciudad a unas 100 millas de Los Ángeles concurrida frecuentemente por los camioneros ya que es una intersección importante.

El gran convoy se conoce con el nombre de “El Convoy del Pueblo” y será de naturaleza no partidista y transcultural.

Se estima que entre 500 y 1000 camiones se reunirán al inicio y partirán al este hacia Kingman, Arizona. A la mañana siguiente, partirán de ese lugar y se dirigirán hacia el este por la Interestatal 40 hacia Lupton, Arizona. El 25 de febrero planean llegar a Glenrio, Texas.

Aún no se han especificado las ubicaciones exactas ya que necesitan mantener la seguridad operativa y dar tiempo que se coordine con los municipios locales.

Los detalles sobre las rutas se darán a conocer con dos o tres días de anticipación “según lo dicte la seguridad, pero puede esperar que viajemos a lo largo de la I-40 y avancemos hacia D.C.”, dijo Brian Brase, uno de los principales camioneros que organiza El Convoy del Pueblo, a The Epoch Times.

Brase ha estado involucrado en varias protestas contra el exceso de regulación en la industria de camiones durante cinco años.

Múltiples grupos se unirán al convoy mientras conducen hacia la capital.

“Puede ser que los camioneros lo iniciaron–alzando la voz. Pero esto es ‘El Convoy del Pueblo’ por una razón. Esto es para todos los estadounidenses, sin importar de dónde vengas o tus antecedentes personales”, dijo Brase. “Esto es para que cada persona sea parte de esto. Este no es un problema de izquierda o de derecha. Este es un problema estadounidense. Y este convoy es para todos. Desde mamás en camionetas, ​​a motos, a buses llenos de hippies, no importa. Esto es para todos los que creen en sus libertades personales como seres humanos y, como estadounidenses, en sus libertades personales que están protegidas por la Constitución de los Estados Unidos”.

“No importa lo que conduzcas, trae los carritos de golf, trae los ciclomotores, trae a todos, esto es para todos”, agregó. “¡Es el convoy del pueblo! Es para el pueblo”.

Brase dijo que las actualizaciones oficiales se publicarán en thepeoplesconvoy.org, así como en su página de Facebook y su página de Gettr.

Luego de ver los problemas que tuvo el convoy canadiense con su página de GoFundMe, configuraron tres medios diferentes para recibir donaciones a través de tarjeta de crédito, PayPal, o criptomoneda. Las donaciones se manejan a través de la Fundación Estadounidense para las Libertades y las Libertades Civiles, una organización sin fines de lucro que cuenta con el respaldo de la banca privada, así como de contadores y abogados que rastrearán las donaciones y las colocarán como corresponde.

Algunos de sus planes todavía se mantienen “bajo mucha discreción”, pero los organizadores publicarán actualizaciones a medida que el evento tome forma.

Otro objetivo del movimiento es responsabilizar a los funcionarios por las acciones que tomaron en nombre de la salud pública durante la pandemia. Brase explicó que les gustaría ver “audiencias en el Congreso, en cuanto a varias cosas: por qué se tomaron las medidas que se tomaron, qué ciencia usaron para [respaldar] sus acciones”.

Brase dijo que están pidiendo “audiencias en el Senado y cosas como audiencias judiciales a través del Senado y la Cámara, para llegar al fondo de la fuente de la pandemia contra la COVID-19, cómo comenzó, dónde comenzó exactamente, y quién es responsable de la pasos de [los] mandatos, y de censurar a las personas que tienen hechos científicos que contradicen lo que han dicho los CDC o la Organización Mundial de la Salud”.

El Dr. Ryan Cole, fundador de Cole Diagnostics, ha expresado públicamente su apoyo al convoy a Washington.

“Un equipo de 17,000 médicos nos está apoyando. Estamos emocionados de ver eso”, dijo Brase, “la bata blanca apoyando a los obreros”, refiriéndose a una petición para analizar la narrativa de la COVID-19 firmada por más de 17,000 médicos, encabezado por el Dr. Robert Malone.

Los camioneros tienen protocolos de seguridad aún en desarrollo, así como un código de conducta para los participantes, que serán subidos a su sitio web en los próximos días. También tienen planes de contingencia en caso sean bloqueados en el camino.

Brase cree que ya hay alborotadores intentando infiltrarse en el convoy.

“La conclusión aquí es que no estamos haciendo nada ilegal. Estamos defendiendo nuestros derechos. Somos estadounidenses y tenemos derecho a reunirnos. Y estamos haciendo una marcha. No es diferente a cualquiera de las marchas pacíficas que han ocurrido durante generaciones en la historia de los Estados Unidos”, dijo Brase.

“Hemos estado haciendo todo lo posible para promover un entorno pacífico. No pretendemos derrocar al gobierno ni cambiar los resultados de las elecciones (…) No somos eso. Estamos aquí simplemente para ser respetados como estadounidenses que quieren que se respete nuestra Constitución de los Estados Unidos, eso es lo que queremos”.

Ellos quieren que se anule la ley de poderes de emergencia activada en respuesta al virus del PCCh (Partido Comunista Chino) porque de lo contrario, incluso si se levantan los mandatos, podrían restablecerse pronto.

“Si podemos detener [los poderes de emergencia], ellos lucharán para que esa ley vuelva a estar en su lugar, y en ese momento, todos estarán preparados para ponerse de pie y luchar para que esa ley vuelva a estar en su lugar”.

La abogada de derechos humanos Leigh Dundas está trabajando como un centro de intercambio de información para lograr los objetivos del convoy de una manera “100 por ciento pacífica, respetuosa de la ley” y “exitosa”.

Dundas le dijo a The Epoch Times que el objetivo de la protesta es manejar la situación “desde la raíz”.

“El mensaje es realmente que el abuso de los poderes de emergencia que hemos visto en varios estados y en los que han participado los federales durante los últimos casi dos años tiene que parar. El estado de emergencia debe terminar, ya no hay emergencia”, dijo Dundas.

“Porque solo para terminar un mandato aquí y un mandato allá, solo estamos jugando a golpear a un topo y no estamos llegando a la causa raíz del problema, que son los poderes de emergencia que se activaron en marzo de 2020. Así que esos deben llegar a su fin y necesitamos volver a un estado de normalidad. Necesitamos restaurar la libertad y la responsabilidad de cualquier actor que no se haya comportado bien a nivel gubernamental”.

Ella dijo que no esperan bloqueos policiales en el camino.

“Estamos pasando principalmente por estados rojos”, dijo Dundas.

“No esperamos que estos estados nos bloqueen porque crearía un pequeño embotellamiento de tráfico para el estado y esperamos trabajar con las jurisdicciones locales y estatales para garantizar el flujo continuo de tráfico a medida que avanzamos por los EE. UU.”

El convoy se inspiró en el Convoy de la Libertad 2022 que comenzó en Canadá luego de que la Agencia de Salud Pública del país anunciara que solo los camioneros completamente vacunados pueden cruzar la frontera entre EE. UU. y Canadá a partir del 15 de enero, y la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de EE. UU. (OSHA) anunció requisitos similares a partir del 22 de enero para los camioneros no estadounidenses que cruzan a los Estados Unidos.

Un vehículo con una bocina de barco estacionado en Ottawa (Cortesía de un manifestante de Ottawa)

Miles de camioneros decidieron protestar, y muchos se quedaron en la capital de Canadá, tocaron las bocinas y participaron en celebraciones de libertad. Desde entonces, ocho provincias canadienses: Quebec, Alberta, Saskatchewan, Nueva Escocia, Manitoba, Ontario, la Isla del Príncipe Eduardo y Terranova y Labrador han levantado o anunciado el levantamiento de sus mandatos relacionados con el virus del PCCh.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.