Exejecutiva de Twitter admite que “fue un error” bloquear cuenta de NYP por historia sobre Hunter Biden

Por Tom Ozimek
09 de Febrero de 2023 2:10 PM Actualizado: 09 de Febrero de 2023 2:10 PM

Vijaya Gadde, ex jefa de Asuntos Jurídicos de Twitter, dijo a los legisladores del Congreso que el bloqueo prolongado de la cuenta de The New York Post sobre el reporte de la laptop de Hunter Biden fue un error.

Gadde, que perdió su puesto en Twitter después de que Elon Musk se hiciera cargo de la empresa, declaró el 8 de febrero ante el Comité de Supervisión y Responsabilidad de la Cámara de Representantes que aprobó la decisión de bloquear el reporte del Post sobre el contenido de la laptop de Hunter Biden, pero que la suspensión debería haberse levantado antes.

Leyendo de una declaración de apertura preparada, Gadde dijo que Twitter bloqueó los tuits que contenían el artículo del Post de octubre de 2020 basándose en una política de la compañía de 2018 sobre materiales hackeados.

Epoch Times Photo
El ex directora jurídica de Twitter Vijaya Gadde testifica durante una audiencia ante el Comité de Supervisión y Rendición de Cuentas de la Cámara de Representantes en el Capitolio, en Washington, el 8 de febrero de 2023. (Alex Wong/Getty Images)

Ejecutivos de Twitter han dicho antes que la decisión de bloquear los retuits del artículo se basaba en la política de Twitter sobre material hackeado, en medio de la preocupación de que la información de la laptop pudiera haberse obtenido mediante hackeo.

Los republicanos han alegado que el personal de Twitter tenía prejuicios políticos contra el expresidente Donald Trump y que se alegraron de utilizar la política sobre materiales hackeados, así como una advertencia del FBI sobre la amenaza de la desinformación rusa que circula antes de las elecciones de 2020, como excusa para censurar la historia de la laptop.

La historia del New York Post titulada “Correo electrónico revela cómo Hunter Biden presentó al empresario ucraniano a su padre vicepresidente” fue publicada el 14 de octubre de 2020.

Twitter impidió en un primer momento que se compartiera la historia durante 24 horas antes de revocar la decisión. Sin embargo, la historia no circuló en la plataforma durante semanas debido a una política que requiere que el autor original elimine y vuelva a postear el tuit original.

“Cambio de rumbo”

En general, Gadde defendió el enfoque de las decisiones sobre contenidos, afirmando que las deliberaciones internas en torno a la aplicación de las normas de moderación de Twitter eran “intensivas en hechos, sujetas a debate interno y debían tomarse muy rápidamente”.

“Reconocimos que después de aplicar nuestras normas, podríamos enterarnos de que algunas de ellas no funcionaban como imaginábamos y que tendríamos que actualizarlas”, dijo, y añadió que el equipo de Twitter “siempre permaneció abierto a la aparición de nueva información” sobre las decisiones de contenido y a la revisión de sus políticas y “en ocasiones, también dimos marcha atrás”.

A continuación, Gadde profundizó en los detalles de la noticia publicada en octubre por el New York Post sobre la laptop Hunter Biden.

Dijo a los legisladores que las imágenes de contenido de la laptop que aparecían en el artículo “parecían haber sido obtenidas a través de hackeo” cuando el personal de Twitter las revisó y que la decisión de bloquear su difusión se basó en la política de 2018 que, según ella, fue diseñada para evitar que Twitter “se convirtiera en un vertedero de materiales hackeados”.

“Aplicamos esta política a los tuits de The New York Post y bloqueamos los enlaces a los artículos que incrustaban esos materiales de origen”.

“En ningún momento Twitter impidió de otro modo tuitear, informar, discutir o describir el contenido de la laptop del señor Biden”, continuó. “La gente podía hablar y habló sobre el contenido de la laptop en Twitter o en cualquier otro lugar, incluidas plataformas mucho más grandes, pero se les impidió compartir los documentos primarios en Twitter”.

“Aun así, en el transcurso de ese día, quedó claro que Twitter no había apreciado plenamente el impacto de esa política en la prensa libre y otros”, dijo.

Gadde dijo que Twitter cambió entonces la política en 24 horas y “admitió que su acción inicial era errónea”.

“Esta revisión de la política permitió inmediatamente tuitear los artículos originales con las fuentes incrustadas”, afirmó.

“Basándose en su práctica habitual de no aplicar retroactivamente nuevas políticas, Twitter reportó al New York Post de que podía empezar a tuitear inmediatamente cuando borrara los tuits originales, lo que les habría liberado para retuitear de nuevo el mismo contenido”, continuó.

“El New York Post optó por no borrar sus tuits originales. Así que Twitter hizo una excepción al cabo de dos semanas para aplicar retroactivamente la nueva política a los tuits del Post. En retrospectiva, Twitter debería haber restablecido la cuenta del Post inmediatamente”, dijo.

Gadde defendió las decisiones y acciones del equipo de Twitter en torno a la historia de la laptop de Hunter Biden, insistiendo en que no había forma de tener en cuenta los diversos puntos de vista contrapuestos y los intereses de las partes interesadas en las decisiones relacionadas con el contenido y “acertar siempre”.

Epoch Times Photo
El ex consejero general adjunto de Twitter James Baker, la ex directora jurídica de Twitter Vijaya Gadde, el ex jefe global de confianza y seguridad de Twitter Yoel Roth, y la ex empleada de Twitter Anika Collier Navaroli testifican durante una audiencia en el Capitolio, en Washington, el 8 de febrero de 2023. (Alex Wong/Getty Images)

“¿Campaña coordinada?”

El Comité convocó la audiencia para investigar las circunstancias en torno a la decisión de Twitter de bloquear la difusión del artículo sobre la laptop de Hunter Biden, que se produjo apenas unas semanas antes de las elecciones de 2020.

Los republicanos han alegado que esto equivalía a una intromisión electoral, ya que algunas encuestas indican que si la gente hubiera estado al tanto del contenido de la laptop no habrían votado por el presidente Joe Biden.

El representante James Comer (R-Ky.), presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, alegó una conspiración más amplia para ocultar la historia.

“Estados Unidos fue testigo de una campaña coordinada de las empresas de redes sociales, los principales medios de comunicación y la comunidad de inteligencia para suprimir y deslegitimar la existencia de la laptop de Hunter Biden y su contenido”, declaró Comer en la audiencia.

james comer
Flanqueado por republicanos de la Cámara de Representantes, el representante estadounidense James Comer (R-Ky.) habla durante una rueda de prensa en el Capitolio de EE.UU. en Washington, el 17 de noviembre de 2022. (Alex Wong/Getty Images)

El ex director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, dijo a los legisladores en un testimonio previo que la compañía se equivocó al suprimir la historia sobre la laptop.

Además de Gadde, el ex consejero adjunto de Twitter James Baker y el ex jefe de Confianza y Seguridad de Twitter Yoel Roth se sentaron en la audiencia.

“Ustedes fueron engañados”

Los exejecutivos testificaron que su decisión de bloquear el artículo fue en parte informada por las advertencias del FBI sobre una posible campaña de desinformación rusa antes de las elecciones de 2020.

Al mismo tiempo, insistieron en que el gobierno no había presionado directamente a Twitter para suprimir la historia, algo que los republicanos han alegado.

El FBI dijo a The Epoch Times en un comunicado enviado por correo electrónico que solo había emitido advertencias generales a Twitter sobre la amenaza de intromisión extranjera en las elecciones, pero no había hecho ninguna solicitud específica para tomar medidas sobre el contenido.

Las revelaciones de los Archivos de Twitter presentan un panorama ligeramente distinto. En una de las entregas de Twitter Files, el periodista independiente Michael Shellenberger citó intercambios de correos electrónicos como prueba de que el FBI había presionado a Twitter para desacreditar la historia de la laptop.

El representante Jim Jordan (R-Ohio) dijo en la audiencia que cree que los ejecutivos de Twitter buscaban un pretexto para censurar el artículo antes de las elecciones porque tenían prejuicios contra el expresidente Donald Trump.

Jordan citó un tuit de un ejecutivo que comparaba a miembros de la Administración Trump con “nazis”.

“Creo que los engañaron”, dijo Jordan, y añadió: “Creo que ustedes querían retirarlo. Creo que el FBI los engañó”.

Epoch Times Photo
El representante Jim Jordan (R-Ohio) habla durante una entrevista ante las cámaras cerca de la Cámara de Representantes durante una serie de votaciones en el edificio del Capitolio de EE.UU. en Washington el 9 de enero de 2023. (Anna Moneymaker/Getty Images)

Baker testificó que no tenía conocimiento de ninguna “colusión ilegal con, o instrucción de, ninguna agencia gubernamental o campaña política sobre cómo Twitter debería haber manejado la situación de la laptop de Hunter Biden”.

En la audiencia, Roth dijo que la compañía tuvo que tomar una decisión rápida sobre si dejar que los usuarios compartieran la historia de la laptop que pensaron erróneamente que contenía material hackeado.

“En 2020, Twitter notó una actividad relacionada con la laptop que a primera vista tenía muchas similitudes con la operación de filtración de hackeo ruso de 2016 dirigida al DNC. Y tuvimos que decidir qué hacer. Y en ese momento, con información limitada, Twitter cometió un error”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.