Exempleado de la DIA se declara culpable de filtrar información clasificada a los medios

Por Janita Kan
20 de Febrero de 2020
Actualizado: 20 de Febrero de 2020

Un exempleado de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) se declaró culpable de los cargos relacionados con la filtración de información clasificada a dos periodistas, dijo el Departamento de Justicia (DOJ).

Henry Kyle Frese, de 31 años, se declaró culpable el jueves de la transmisión intencional de información secreta de defensa nacional a periodistas. Él enfrenta hasta 10 años de prisión.

Frese fue arrestado cuando llegó a trabajar a una instalación de DIA en Virginia en octubre del año pasado, donde trabajó como analista antiterrorista. El hombre de 31 años, que tenía autorización de seguridad gubernamental de alto secreto, fue acusado de ayudar a los periodistas a investigar información en un sistema informático clasificado del gobierno de los Estados Unidos y de proporcionarles información clasificada de cinco informes de inteligencia a los que accedió, según documentos judiciales. Parte de la información estaba relacionada con las capacidades de los sistemas de armas de ciertos países extranjeros. Los funcionarios del Departamento de Justicia dijeron que la información en el informe estaba fuera del alcance de los deberes laborales de Frese como analista.

Uno de los periodistas (conocido como periodista uno), que parecía estar en una relación con Frese, publicó ocho artículos que contenían la información clasificada de los informes entre mayo y julio de 2018.

Según documentos judiciales, Frese y periodista uno vivieron en la misma dirección residencial desde enero de 2018 hasta noviembre de 2018 y se seguían en Twitter. Además, Frese volvió a publicar al menos dos de las publicaciones de Twitter del periodista anunciando la publicación de artículos que contienen información confidencial.

Durante un incidente en abril de 2018, periodista uno le preguntó si estaba dispuesto a hablar con otro periodista de un medio de comunicación diferente. Frese dijo que lo haría si eso ayudaba a periodista uno a “progresar”, según documentos judiciales.

Los funcionarios también interceptaron una llamada en la que Frese transmitió la información clasificada al segundo periodista por teléfono en un intento de “ganarse el favor del periodista dos para avanzar en la carrera del periodista uno”.

Los fiscales también dijeron que Frese realizó búsquedas en sistemas clasificados del gobierno para obtener información sobre los temas clasificados que habló con los dos periodistas en al menos 30 ocasiones separadas. También se comunicó con un empleado de un grupo de consultoría en el extranjero a través de las redes sociales y proporcionó información clasificada a un consultor en al menos dos ocasiones, dijeron las autoridades.

“Frese violó la confianza depositada en él por el pueblo estadounidense cuando reveló información confidencial de seguridad nacional para beneficio personal”, dijo el fiscal general adjunto de Seguridad Nacional John C. Demers en un comunicado.

“Alertó a los adversarios de nuestro país sobre información confidencial de defensa nacional, poniendo en riesgo la seguridad de la nación”, agregó Demers.

Robert Wells, subdirector interino de la División de Contrainteligencia del FBI, se hizo eco de los comentarios de Demers.

“El señor Frese violó su juramento para proteger al pueblo estadounidense y defender la Constitución de los Estados Unidos al usar su acceso a la información más confidencial de los Estados Unidos y robar secretos de estado por nada más que ganancia personal”, dijo Wells.

El caso de Frese es uno de una serie de enjuiciamientos en virtud de los esfuerzos de la administración Trump para acabar con las filtraciones de los trabajadores del gobierno. En 2017, el entonces Fiscal General Jeff Sessions prometió adoptar una postura sobre las filtraciones y había acusado a al menos seis personas de filtraciones en poco más de dos años.

El mes pasado, un empleado del Departamento del Tesoro se declaró culpable de conspirar para filtrar documentos ilegalmente a un periodista. Natalie Mayflower Sours Edwards, exalta funcionaria de la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN), enfrenta hasta cinco años de prisión por filtrar ilegalmente informes de actividad sospechosa (SAR) sobre transacciones financieras de los antiguos asociados de la campaña de Trump Paul Manafort y Rick Gates, la Embajada de Rusia, y Maria Butina, entre otros, en 2017 y 2018.

Está previsto que Frese sea sentenciado el 18 de junio.

¿Sabía?

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS