Exempleados del DOJ exigen investigar rol de Barr en despejar a manifestantes fuera de la Casa Blanca

Por Janita Kan
11 de Junio de 2020 12:44 AM Actualizado: 11 de Junio de 2020 12:44 AM

Un grupo de exempleados del Departamento de Justicia (DOJ) está pidiendo al organismo de control interno del Departamento de Justicia que inicie una investigación sobre la participación del Fiscal General William Barr en despejar a los manifestantes del Lafayette Square, cerca de la Casa Blanca.

Unos 1260 exfiscales y exfuncionarios del departamento escribieron una carta abierta el miércoles al inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, expresando preocupación por el papel del Departamento de Justicia en la dispersión de un grupo que protestaba por el cambio a raíz de la muerte de George Floyd.

Poco después de que se despejó el área, el presidente Donald Trump y varios de sus ayudantes, incluido Barr, cruzaron la plaza hasta la iglesia para posar para unas fotos, una decisión que generó un rechazo público. Algunos medios informaron que los manifestantes fueron retirados a la fuerza con gases lacrimógenos y balas de goma para dar paso a la visita de Trump a la iglesia, pero Barr ha negado reiteradamente que los dos eventos tengan alguna correlación.

“Si bien el alcance total del papel del Fiscal General aún no está claro, él ha admitido que estuvo presente frente a la Casa Blanca antes de que el personal de las fuerzas del orden público tomara medidas para dispersar a la multitud. El personal del Departamento de Justicia y de la Casa Blanca dijo inicialmente que el Fiscal General ordenó al personal de las fuerzas del orden público que ‘se pusieran en marcha’ o ‘lo hicieran’”, dice la carta.

“En base a lo que sabemos ahora, estas acciones violaron tanto la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que protege la libertad de expresión y de prensa, como el derecho de reunión; y la Cuarta Enmienda, que prohíbe las incautaciones irrazonables, para incluir usos de la fuerza objetivamente irrazonables por parte de los agentes de la ley”, agregó.

La carta también planteó preocupaciones sobre el despliegue de agentes de la ley federales en todo el país para abordar los disturbios violentos, los saqueos y los incendios provocados en varias ciudades. Agregaron que sus preocupaciones también están relacionadas con el hecho de que algunos de los oficiales, según los informes, no llevaban insignias de identificación en su atuendo.

“Tenemos profundas dudas de que el personal desplegado de estas agencias esté adecuadamente capacitado para vigilar las protestas masivas o proteger los derechos constitucionales de las personas que no están sujetas a arresto o que no han sido condenadas por un delito”, dijo el grupo.

“Si el Fiscal General o cualquier otro empleado del Departamento de Justicia ha participado directamente en acciones que han privado a los estadounidenses de sus derechos constitucionales o que hirieron físicamente a estadounidenses que ejercen legalmente sus derechos, eso sería una mala conducta de la mayor seriedad, cuyos detalles deben compartirse con el pueblo estadounidense”, decía la carta.

Durante una entrevista con “Face the Nation” de CBS el 7 de junio, Barr abordó las críticas sobre el manejo de los manifestantes por parte de la administración Trump en Washington. Él disputó las afirmaciones de que los manifestantes en la Casa Blanca fueron expulsados ​​del área por la fuerza usando gases lacrimógenos y otros medios con el propósito de la visita a la iglesia de Trump.

Barr dijo que la decisión de despejar el parque se tomó antes de saber que Trump iba a hablar allí, y que “no era una operación para responder a esa multitud en particular”.

“Fue una operación para mover el perímetro una cuadra”, dijo el fiscal general.

Barr dijo que la decisión se tomó en respuesta a los disturbios violentos en Lafayette Square en los últimos días.

“El domingo [31 de mayo], las cosas llegaron a un punto culminante. Los oficiales fueron golpeados con ladrillos. Las palancas se utilizaron para levantar las pavimentadoras en el parque y fueron arrojadas a la policía. Incendiaron no solo la Iglesia de St. John, sino que incendiaron un edificio histórico en Lafayette”, dijo.

Barr señaló que estos incidentes llevaron a la Policía del Parque el 31 de mayo a preparar un plan “para despejar la calle H y poner (…) un perímetro más grande alrededor de la Casa Blanca para que pudieran construir una cerca más permanente en Lafayette”. Agregó que dio luz verde al plan a las 2 pm del día siguiente.

“La policía tiene que mover a los manifestantes, a veces manifestantes pacíficos, por una corta distancia para lograr la seguridad pública. Y eso es lo que se hizo aquí”, dijo Barr.

La carta se envió luego de que Black Lives Matter DC y varios manifestantes demandaron a la administración Trump (pdf), alegando que el personal de las fuerzas del orden ejecutó órdenes que violaron su libertad de expresión y otros derechos constitucionales.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mira a continuación

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.