Exhibición de la antigua y genuina cultura china: Poder, precisión y nobleza de espíritu

Por Catherine Yang
05 de Septiembre de 2021
Actualizado: 05 de Septiembre de 2021

Lillian Parker, quien estaba vestida con largas mangas de agua que retratan el espíritu taoísta del yin y el yang, subió al escenario del Sugar Loaf Performing Arts Center, el fin de semana.

“Me pareció bastante duro, tiene mucho sabor chino”, dijo Parker el 4 de septiembre tras su actuación en las semifinales del Concurso Internacional de Danza Clásica China de NTD, que forma parte de una serie de concursos destinados a revitalizar las artes y la cultura tradicional. En este caso, el certamen reunió en Nueva York a más de 100 jóvenes bailarines de todo el mundo para dar vida a una forma de danza casi perdida en China a causa del régimen comunista. Parker pasará a la ronda final el 5 de septiembre

La joven bailarina canadiense dijo que su proceso, antes y durante el concurso, ha sido un largo viaje de descubrimiento en el que tras estudiar danza clásica china ha podido sumergirse en una cultura ajena a ella. En la actualidad, Parker es integrante de Shen Yun Performing Arts, una compañía artística de renombre mundial.

“Ha sido un gran proceso aprender el equilibrio del yin y el yang a través de este baile”, dijo.

Flujo del espíritu taoísta

“Por lo general, las mangas de agua son muy suaves y elegantes, pero esta [danza] tiene un aspecto más fuerte”, dijo. Usado típicamente para elegantes danzas en Shen Yun, las mangas largas y sueltas que llevan los bailarines se mueven y ondean como si la tela fuera agua. Pero esta danza usa esos mismos accesorios en momentos de fuerza y poder, y requirió un tipo diferente de precisión por parte de la bailarina de danza clásica china.

“Realmente me gusta hacer movimientos explosivos como saltos, o usar mucha fuerza a la vez. Pero para las mangas, si de repente usas mucha fuerza, simplemente se atasca, se cae. Entonces, en realidad, cuanto más te relajes, más poder tendrá la manga”, explicó. “Así que es como darle mi poder a la manga… Así que todo el proceso consiste en relajarse, respirar y danzar. Entonces, de esa manera, puedes hacer que surja la sensación, no siempre necesito, hacer como, ‘boom, boom, boom’. En realidad, necesito calmarme y sentirlo, algo sobre lo cual no estaba acostumbrada”.

Parker había visto a otra bailarina interpretando esta pieza llamada, “El flujo del espíritu taoísta”, un año antes de la competencia y quedó cautivada por su repertorio único. Sin embargo, cuando su maestra la animó a interpretar esta pieza y lo intentó, se sorprendió y luego se quedó bloqueada. La danza expresa un principio, en lugar de ser solo una interpretación que alguien más ha elaborado, por eso inicialmente no sabía como asimilarse a los principios de este tipo de danza.

“Poco a poco traté de sentir la respiración, sentir las mangas”, dijo. A medida que su pensamiento se armonizaba, sintió que la música también lo hacía y, de repente, tuvo tiempo suficiente para ejecutar los movimientos.

“Todo con moderación: se puede tener dureza y suavidad, pero siempre se retroalimentan, no se puede ir a un extremo, después de la dureza hay suavidad”, dijo. “Cuando la gente ve esta danza, puedes ver que después de cada movimiento fuerte hay un movimiento suave, siempre fluye, hasta que se combina, como el taiji [símbolo del yin-yang]”.

Una técnica perdida

Hay otro aspecto crucial que ayudó a Parker esta vez. Shen Yun incorpora el antiguo método de “shen dai shou” en su entrenamiento de danza. El término se traduce como “el cuerpo guiando las manos” y suena simple pero no es fácil.

“Hace que la danza sea realmente diferente”, explicó Parker. Toda la fuerza y el movimiento comienzan desde la mitad, en lugar de los brazos, y el resultado es un “flujo de energía realmente limpio”, dijo, donde las mangas no solo se convierten en una extensión de su cuerpo, sino que se mantienen suaves y maleables mientras danza, en lugar de sentirse y verse solo como su manga.

“Esto es algo que mucha gente busca”.

Una cultura diferente

Parker ingresó a la danza clásica china cuando su madre, una bailarina, vio una actuación de Shen Yun y se dio cuenta de que esta forma de arte era diferente, más expresiva y tenía un significado más profundo que otras formas de danza. Cuando tenía 5 años su madre le preguntó si quería, indicándole que era algo novedoso y divertido, inscribirse en una clase de danza.

Cuando comenzó su verdadero entrenamiento en Fei Tian, la escuela que forma a todos los bailarines de Shen Yun, Parker se dio cuenta de que había algo más allá de las técnicas y la flexibilidad y que era “un mundo totalmente diferente” de la simple emotividad.

“Cada vez que atraviesas un nivel, siempre hay otro nivel que es más detallado y meticuloso”, dijo.

Por supuesto, estaba la barrera cultural. De repente, todos sus amigos sabían chino y ella se vio inmersa en esta nueva cultura. “¡Fue un poco abrumador al principio!”, dijo. “Pero ayudó mucho”.

La danza clásica china se compone de posturas y movimientos que tienen un toque claramente chino. Un factor que define la forma de su arte es el sentimiento interno que impulsa al cuerpo a moverse, un sentimiento interno que transmite principios profundamente arraigados en la cultura tradicional china de inspiración divina.

“La parte más difícil es definitivamente tener la sensación de china”, dijo. A veces es algo tan pequeño como el lugar donde miran los ojos o el ángulo de su cabeza, y sus colegas notarán que no lo ha entendido del todo. “Es mucho observar a otras personas y aprender”, dijo. La inmersión cultural y el estudio le han permitido obtener un amplio conocimiento sobre la cultura tradicional china, pero no hubiera sido posible sin mucha perseverancia de su parte, agregó Parker, y este es un rasgo que admira mucho de la cultura.

“El espíritu de no darse por vencido”, dijo. Muchos de sus amigos chinos son más introvertidos que los occidentales en general, dijo, y no muestran muchos de sus sentimientos en el exterior. “Hay un espíritu noble y perseverante”.

Con información de Yichun Lin.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS