Éxito de acuerdo entre Irán y China podría depender de que Estados Unidos apacigüe a Irán: Expertos

31 de Marzo de 2021 8:33 PM Actualizado: 31 de Marzo de 2021 8:33 PM

Análisis de noticias

Los ministros de Asuntos Exteriores de Irán y China firmaron el 27 de marzo un Acuerdo de Asociación Estratégica Integral de 25 años de duración que abarcará la cooperación económica, política y militar entre ambos países y aportará 400,000 millones de dólares de inversión china a Irán.

El acuerdo, firmado en Teherán por Mohammad Javad Zarif y Wang Yi, garantizará que China obtenga un suministro constante de petróleo iraní a cambio de su inversión. Los expertos afirman que, aunque parezca un acuerdo bilateral, en realidad está sentando las bases de una geopolítica llena de matices entre múltiples actores globales y regionales en la región.

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, dijo en respuesta a una pregunta durante una conferencia de prensa ordinaria el 29 de marzo: “En enero de 2016, China e Irán emitieron una declaración conjunta sobre el establecimiento de una asociación estratégica integral entre los dos países y acordaron firmar un plan de cooperación integral. A través de la comunicación y las consultas, las dos partes llegaron a un acuerdo sobre el contenido del plan integral recientemente”.

“El plan se centra en aprovechar el potencial de la cooperación económica y cultural y en trazar el rumbo de la cooperación a largo plazo. No incluye ningún contrato ni objetivo cuantitativo y específico ni se dirige a ningún tercero, y proporcionará un marco general para la cooperación China-Irán en el futuro”, dijo Lijian, añadiendo que no tenía más detalles que ofrecer.

Hamid Bahrami, autor y analista geopolítico de ascendencia iraní, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que cree que el acuerdo no se publica porque sería un asunto interno para el régimen iraní.

“Los Mullah saben lo que han hecho y tienen miedo de la sociedad iraní. En 1919, se firmó un acuerdo de este tipo con Gran Bretaña, pero provocó protestas en todo el país, y finalmente fue cancelado”, dijo Bahrami, añadiendo que los iraníes han estado protestando contra el acuerdo.

“Un número importante de iraníes protestó ayer frente al parlamento y calificó el acuerdo de ‘traición’ y de ‘vender Irán a China'”.

Epoch Times Photo
El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, estrecha la mano del ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, durante una reunión en la casa de huéspedes estatal Diaoyutai en Beijing, el 31 de diciembre de 2019. (Noel Celis-Pool/Getty Images)

El momento del acuerdo

Los expertos han opinado sobre el momento del acuerdo y sobre la probabilidad de que la nueva Administración de Biden siga una política de “apaciguamiento” hacia Irán.

“China firmó el acuerdo con Irán no por la presión de Estados Unidos contra Irán, sino por el apaciguamiento de Biden. China no firmó el pasado mes de junio cuando la política de EE. UU. hacia Irán en los próximos 4 años seguía siendo incierta en cuanto a quién sería el próximo presidente”, escribió en Twitter el 27 de marzo Xiyue Wang, miembro del American Enterprise Institute.

Wang dijo que cuando se habló mucho del acuerdo en 2020, China no hizo ningún comentario ni lo firmó. Si Trump seguía en el poder, la máxima presión sobre Irán habría continuado, y a China no le habría interesado firmar el acuerdo. “El volumen de comercio entre China e Irán en 2020 fue el más bajo de los últimos 15 años”, escribió.

“Escribí a finales de noviembre/diciembre, que si Biden apacigua a Irán, China firmará el acuerdo, porque el apaciguamiento de Estados Unidos crea un ambiente propicio para China en Irán. Esto es exactamente lo que está sucediendo. A principios de 2021, el gobierno chino prevé que el comercio entre China e Irán aumente de 15 [mil millones] de dólares en 2020 a 20 [mil millones] en 2021”, escribió Wang en Twitter.

Wang calificó el enfoque de Biden de “mala política exterior” y dijo que Estados Unidos se está disparando en el pie. “¿No es alucinante que Estados Unidos, el único país que puede impedir que China se atrinchere en Irán, y tiene todas las razones para hacerlo por sus propias consideraciones de seguridad, esté precisamente ayudando a China a atrincherarse en Irán?” escribió Wang en otro tuit.

Afirmó que la eficacia del acuerdo Irán-China dependerá de cuánto esté dispuesto Estados Unidos a disminuir la presión sobre Irán.

Bahrami dijo que la disminución de las sanciones de Estados Unidos sobre Irán acelerará la aplicación del acuerdo. “Depende de China. Si Beijing está dispuesto a enfrentarse a las sanciones de Estados Unidos, el acuerdo se aplicará. No creo que esto ocurra. Es una cuestión compleja, y hay al menos otros cuatro actores, como los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, India y Estados Unidos, además de China e Irán. Creo firmemente que si Estados Unidos suaviza las sanciones, este acuerdo se llevará a cabo lo antes posible. No hay que olvidar que Irán sigue buscando la bomba”, declaró Bahrami.

La situación es como un partido de fútbol internacional, dijo, con múltiples jugadores, en el que cada parte amenaza a su adversario con las consecuencias, al tiempo que crea presión para las negociaciones.

China utilizará el acuerdo para debilitar la posición de Estados Unidos en la “opinión de los Estados árabes”, según Bahrami, que añadió que el ministro de Asuntos Exteriores chino está visitando Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí para tantear el terreno.

“Beijing busca distanciar a los estados árabes autoritarios de EE. UU. No sabemos si puede o no, pero en mi opinión, depende del enfoque occidental hacia Irán. Esto significa que si Occidente continúa con la política de apaciguamiento hacia Irán, los árabes se acercarán a China para aislar al régimen iraní”, dijo. Bahrami dijo que Turquía se unirá a este juego de “fútbol internacional” escenificado en el campo iraní después de unos años, ya que actualmente es miembro de la OTAN y no puede disgustar a sus aliados.

IRAN-CHINA-DIPLOMACY
El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif (R), se reúne con el enviado especial de China para asuntos de Oriente Medio, Zhai Jun, en Teherán, el 22 de octubre de 2019. Detrás de ellos cuelgan los retratos del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei (D), y del difunto fundador de la República Islámica, el ayatolá Ruhollah Khomeini. (ATTA KENARE/AFP vía Getty Images)

¿Qué buscan China e Irán?

Bahrami dijo que el régimen iraní busca dos “objetivos contradictorios” con la firma del acuerdo: el primero, dijo, es la necesidad del régimen de acercarse a Oriente, particularmente a China, y el segundo es obtener la tecnología de censura de China para consolidar el poder del régimen sobre Irán.

“Esto se debe a que los dos regímenes son autoritarios y tienen una agenda de valores antioccidentales. Occidente no puede tener esa relación con una teocracia, cuyas raíces provienen del fundamentalismo islámico y la dictadura. Por ello, el régimen iraní elige a China, ya que tienen la misma alma”, dijo Bahrami.

“En segundo lugar, la existencia del régimen corre un grave riesgo, sobre todo por parte del pueblo de Irán. El régimen está plagado de corrupción, así como de crisis económica, que [podría] provocar una revolución de la noche a la mañana. En su discurso del año nuevo iraní, el líder supremo llamó a restringir Internet”, dijo Bahrami. El régimen tiene una tecnología única para la censura que está absolutamente controlada por el Estado, está aislada de la World Wide Web, y Jamenei pretende comprarla, añadió.

“El líder supremo considera que el futuro del régimen y su sucesor, posiblemente su hijo, buscan una garantía de seguridad para ello. Jamenei espera que China pueda darle esa garantía. Recibir dinero en efectivo para restablecer a sus representantes es otra razón principal para firmar este acuerdo”.

China, por su parte, ve el acuerdo como una oportunidad para continuar con su proyecto “La Franja y la Ruta” dijo.

“China busca ser la potencia dominante en Oriente Medio, el Golfo Pérsico y el Océano Índico en los próximos 10 años. Irán es el país más importante para lograr este objetivo. Irán tiene miles de kilómetros de costa con algunos puertos importantes como Chabahar y Jask. China controla actualmente Gwadar [en Pakistán], y a Beijing le preocupaba que India pudiera amenazarlo consiguiendo el control de Chabahar o Jask. Con este acuerdo, la armada china dominará el Golfo en un futuro próximo”.

Bahrami cree que el primer ministro indio, Narendra Modi, debería mejorar las relaciones con los árabes y convencer a la Administración Biden de que adopte una postura dura contra Irán.

“El acuerdo entre China e Irán no puede llevarse a cabo, o al menos se verá interrumpido, mientras exista la campaña de máxima presión. El régimen iraní busca ingenuamente presionar a Occidente, diciendo que la teocracia se acercará a China si la presión máxima continúa. Será más fatal para Occidente creer la propaganda de Irán. Sin embargo, el acuerdo es importante para China si puede aplicarlo”, dijo Bahrami.

Siga a Venus en Twitter: @venusupadhayaya


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.