Exitoso empresario deja atrás todo para dedicarse a alimentar perros callejeros en Bolivia

Por Jesús de León – La Gran Época
18 de Marzo de 2019 Actualizado: 18 de Marzo de 2019

Fernando Kushner es un ciudadano boliviano que decidió alejarse de sus exitosos negocios para dedicarse enteramente al cuidado de los perros callejeros en La Paz.

Kushner es ingeniero comercial, y desarrolló una exitosa carrera profesional comercial que lo llevó a vivir como un ejecutivo habituado a reuniones con personal VIP.

Pero hace 4 años, cuando era ese hombre de negocios, Ferchy, como lo llaman sus amigos, no sabía que su vida iba a dar un giro inesperado y que encontraría el sentido de su vida más allá del éxito que disfrutaba en ese momento.

Ferchy atribuye a un perrito callejero llamado Choco este giro radical que le cambió la vida para dedicar desde entonces todo su tiempo a los perros callejeros de la ciudad de La Paz.

Según reportó CNN bastó solo una mirada para que su vida cambiara.

Era una “fría noche de invierno” cuando conoció a Choco: “Se acercó y me movió la cola, y estuve acariciándole, le compré comida, después me lamió las manos como diciendo gracias”.

Luego de la experiencia con Choco sin darse cuenta estaba alimentando a 5 perros, luego a 10, más tarde a 20, y hoy la cifra llega a centenares.

La rutina de Ferchy para alimentar a los animales es simple. Cada día sale a recorrer la ciudad y deja porciones de comida en los mismos lugares. A cada perro le deja 1 kg de pollo y huesos diariamente, y le agrega una porción de 250 g de galletas para perros, según un reportaje de la BBC.

A veces camina hasta 6 kilómetros buscando a los perros callejeros para alimentarlos, y le da comida a cerca de 500 perros diariamente.

Donaciones

Para poder realizar su labor caritativa, Kushner se logró a asociar con otras personas. Por ejemplo, recibe donaciones de empresarios vinculados al rubro de la comida.

Las donaciones más generosas provienen de dos cadenas de comida rápida, Don Pollo y Pollos Copacabana.

En promedio recolecta 15 contenedores del tamaño de un cubo de basura, cada uno de los cuales puede contener hasta 50 litros. Luego rellena los cubos con galletas para perros. Cada mes gasta unos cincuenta sacos de 22 kg a un costo de 9,000 bolivianos (USD 1.300), que paga de su propio bolsillo.

Hay más de 1.600.000 perros callejeros en el país. “Mi sueño sería sacarlos a todos de la calle en Bolivia”, dijo a CNN.

Además de alimentar a los perros también es voluntario en diferentes organizaciones benéficas y refugios para perros en La Paz.

Asimismo, se sumó a diferentes programas de esterilización, campañas de educación, y en políticas municipales.

Alimentarlos, rehabilitarlos y cuidarlos es parte de lo que quiere hacer.

Cuestionamientos

A pesar de que con su labor Fernando Kushner está ayudando a seres indefensos que están abandonados, no todos piensan que su trabajo es una prioridad.

Raúl Alcázar, un residente local, según reportó BBC, piensa que al alimentar a los perros de la calle Ferchy puede estar agravando el problema.

“Los perros se quedan en la calle, hurgando en la basura y generalmente creando un problema”, dijo.

Alcázar también se preguntó si los perros son los que más necesitan ayuda. “Lo que hace es bueno, pero ¿no sería mejor dar el dinero a un orfanato o a un anciano?”

Ferchy no niega que Bolivia, donde una de cada tres personas son pobres y una de cada seis es considerada como extremadamente pobre, tiene necesidades sociales agudas. Pero a su parecer hay “cientos de organizaciones benéficas” que cuidan a los pobres de Bolivia pero unos pocos cuidan a los animales.

Cuando le preguntan si valió la pena cambiar su vida y dejar atrás una vida profesional de éxito, con total seguridad Ferchy responde:

“Valió la pena, estoy realizado como persona, soy mucho más feliz que antes, me siento mejor persona”, dijo a CNN.

Te puede interesar

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS