Exoficial de las fuerzas especiales de EE.UU. es acusado de espiar para Rusia

Por Mimi Nguyen Ly
22 de Agosto de 2020
Actualizado: 22 de Agosto de 2020

Un exoficial de las Fuerzas Armadas Especiales de EE. UU. fue arrestado y acusado de proporcionar información de defensa nacional de Estados Unidos a Rusia, anunció el Departamento de Justicia el viernes.

Peter Rafael Dzibinski Debbins, de 45 años, un exboina verde del Ejército de Gainesville, Virginia, fue arrestado el viernes. Es acusado de conspirar con agentes de un servicio de inteligencia Ruso por más de 10 años, específicamente desde diciembre de 1996 hasta enero de 2011, de acuerdo con la imputación (pdf) hecha pública después de su arresto.

Si es condenado, Debbins se enfrenta una pena máxima de cadena perpetua. Su primera comparecencia ante la corte será el lunes. Lo registros de la corte en línea siguen siendo confidenciales, por lo que aún no está claro si Debbins cuenta con un abogado.

A principios de la semana el Departamento de Justicia acusó a un exagente de la CIA, Alexander Yuk Chung Ma, de espiar para China, volviendo el caso de Debbin el segundo arresto en esta semana en el que se acusa a un oficial del gobierno o del ejército de revelar inteligencia estadounidense a un país extranjero.

El fiscal general adjunto para Seguridad Nacional, John C. Demers, dijo en una declaración que estos dos arrestos “demuestran que debemos permanecer vigilantes contra el espionaje de nuestros dos adversarios más maliciosos— Rusia y China”.

En el transcurso de la conspiración, Debbins presuntamente dio información que obtuvo como miembro del Ejército de EE. UU. a los agentes rusos. La cual incluye información sobre su despliegue en una unidad química en Corea del Sur en 1998 y 1999, y despliegues posteriores con su unidad de Fuerzas Especiales en Azerbaiyán y Georgia en 2004.

Continuó revelando información a los agentes rusos después de dejar el servicio activo, entre otras cosas, proporcionando nombres e información sobre los miembros de su antiguo equipo de Fuerzas Especiales, para que los agentes rusos pudieran decidir si se acercaban a ellos para preguntarles si también podían espiar para Rusia.

“Los hechos alegados en este caso son una terrible traición de un exoficial del Ejército a sus compañeros y a su país”, dijo en una declaración Alan E. Kohler, Jr., director adjunto de la División de Contrainteligencia del FBI.

“Debbins está acusado de dar a los oficiales de inteligencia rusos información sensible sobre las unidades en las que una vez sirvió y también de proporcionar los nombres de otros miembros del servicio para que Rusia pudiera tratar de reclutarlos. Estas acciones no pueden tolerarse y el FBI perseguirá agresivamente estos casos”.

“Hijo de Rusia”

El espionaje de Debbins comenzó a finales de 1996 cuando le dio a uno de sus encargados rusos los nombres de cuatro monjas católicas que había visitado mientras estaba en Rusia, según la acusación.

Supuestamente, a fines de 1996 dijo a la inteligencia rusa que se consideraba “hijo de Rusia”, y para 1997, los agentes de la inteligencia rusa le asignaron un nombre en clave, “Ikar Lesnikov”, después de que firmara una declaración en la que decía que quería “servir a Rusia”.

Debbins había dicho a sus encargados rusos en 1997 que quería dejar el ejército, pero éstos lo animaron a quedarse, según la acusación. Los encargados rusos también alentaron su decisión de unirse a las Fuerzas Especiales, diciendo que “no era de utilidad para el servicio de inteligencia ruso como comandante de infantería”.

En 2008, reveló secretos de EE. UU. a Rusia “al menos en parte porque estaba enojado y amargado por su tiempo en el ejército de EE. UU.”, alegaron los fiscales, añadiendo que Debbins pensaba en ese momento que Rusia necesitaba “ser construida” y que “Estados Unidos necesitaba ser ‘reducido en tamaño'”.

En múltiples ocasiones, los encargados rusos le pidieron a Debbins manuales de campo militares estadounidenses. Debbins explicó que no podía proporcionárselos porque creía que llevar los manuales llevaría al Departamento de Seguridad Nacional a detenerlo en el aeropuerto y confiscar sus dispositivos electrónicos.

Debbins perdió su autorización de seguridad y el mando de su unidad por una violación de seguridad no especificada en 2004 o 2005, y luego dejó el ejército en 2005 con una baja honorable, señala la acusación. Su autorización de seguridad fue restaurada en 2010 por un juez del Ejército, pero con la advertencia de que su familia y sus conexiones comerciales con Rusia podrían convertirlo en “el objetivo de un servicio de inteligencia extranjero”.

Con información de The Associated Press.
Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Arrestan a exoficial de la CIA por vender información ultrasecreta a China

TE RECOMENDAMOS