Expediente secreto de López Obrador señala su pasado comunista y de adoctrinamiento marxista-leninista

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
08 de Marzo de 2019 Actualizado: 09 de Marzo de 2019

Fragmentos de la vida pasada del presidente Andrés Manuel López Obrador, supuestamente elaborados por entidades de inteligencia de México, se dieron a la luz pública luego que el mismo mandatario firmara un decreto.

El documento es parte de los archivos de inteligencia sobre figuras públicas del Departamento de Investigación Foránea de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), que el Presidente cerró el 1 de diciembre al asumir el poder.

En ellos los investigadores destacan las críticas a su desempeño como dirigente por ayudar a propagar el marxismo y leninismo en vez del desarrollo de la población y su estrecha relación al Partido Comunista. En el texto un militante lo acusa de divisor y traidor a su grupo político y a las clases marginales, y un grupo de ejidatarios le demandan la falta de cumplimiento por más de ocho años.

Andrés Manuel López Obrador, de 35 años y originario del poblado de Tepetitán, municipio de Macuspana, actualmente reside en la Ciudad de México (…) fue simpatizante del PSUM-PCM (Partido Socialista Unificado-Partido Comunista de México); en 1976 ingresó al PRI”, dice el informe leído por Infobae.

Hay que recordar que el PCM desapareció después de unirse a una fracción del PRI de Cuahtémoc Cárdenas, personalidad política con quien en 1989 López Obrador y Porfirio Muñoz Ledo fundan el partido Demócrata Revolucionario, reuniendo en el mismo a la Union de la Izquierda Comunista, el Partido Mexicano de los Trabajadores, el PSUM y militantes que promovían ideas totalitarias del marxismo y leninismo.

El izquierdista Andres Manuel Lopez Obrador en Ciudad de Mexico el 29 de agosto de 2004. El Congreso que pretende quitarle el fuero para que pueda ser procesado por desacato a un laudo judicial (ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images)

En una hoja se comenta que López Obrador en 1975 regresó del Distrito Federal a Tabasco para asumir el gobierno de Leandro Rovirosa, como delegado del Instituto Nacional Indigenista (INI), y al tomar el cargo seleccionó personal del Partido Mexicano de los Trabajadores y el Partido Comunista de México.

“Todos ellos nunca promovieron organización para el desarrollo, sino únicamente se dedicaron a politizar a los campesinos bajo la orientación marxista-leninista”, destaca el documento.

De acuerdo a El Universal, que tuvo acceso a las páginas de López Obrador, el mandatario fue investigado entre los años 1980 y 1983 cuando desempeñaba el papel de delegado del INI y luego dirigente del PRI en Tabasco.

Se menciona que un investigador se infiltró a una reunión de militantes del Partido Socialista Unificado (PSUM) en 1983 y apuntó que sobre López Obrador decían que “trata de hacer más progresista al PRI”.

En otra reunión que se tuvo conocimiento, el dirigente Rodolfo Lira Rivera de PSUM, se quejó de López Obrador por considerar que había producido una división en el órgano político.

“Produjo un enfriamiento en los trabajos políticos en el estado, ya que la posición política de dichos activistas tuvo efectos nocivos para el movimiento comunista de la entidad, y que ahora se han dividido las opiniones, unos dicen que la actitud del presidente del PRI, Lic. Andrés Manuel López Obrador, es totalmente contraria al PSUM, otros dicen que se trata de hacer más progresista y revolucionario el PRI”, mencionó Rivera.

“En todas estas conjeturas hay una realidad y es la que obliga a señalar a Andrés Manuel López Obrador como un traidor al PSUM y a la clase marginada, ya que este político sin ideología definida, no es más que un mecanismo utilizado por el presente régimen de gobierno para restarle fuerza al partido de oposición más importante, como lo es el PSUM en el estado”.

En otra sección se menciona que López Obrador, cuando fue presidente del Comité Estatal Directivo del PRI, enfrentó los reclamos por falta de cumplimiento de promesas por más de ocho años, de 70 ejidatarios de El Alacrán, El Mingo y El Golpe Mingo. En un encuentro realizado en en un rancho de Cárdenas, Tabasco, el presidente del Comité de Ejidatarios dijo que estaban dispuestos a cerrar los caminos a Pemex hacia los pozos,

López Obrador les respondió “tengan paciencia”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, (EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Además el expediente menciona que mientras López Obrador fue dirigente del PRI “pudo lograr la compra de una finca rústica ubicada en la cercanía de Palenque, Chiapas, siendo actualmente el administrador el campesino José Martínez Matero y que además cuenta con ganado de alto registro en los ranchos de sus tíos Esteban y José Obrador, quienes tienen sendos ranchos más allá de un lugar denominado Maluco, municipio de Macuspana, Tabasco”.

Los expedientes que incluirían datos sobre numerosas personalidades, entre ellos el Che Guevara, estuvieron bajo reserva en el Palacio de Lecumberri, en Ciudad de México, usado como penitenciaría hasta 1976 y luego sede del Archivo General de la Nación.

Según López Obrador, la recopilación de información sobre personalidades públicas fue “una etapa negra en la vida pública del país”.

Sobre el Partido Comunista y el apoyo al marxismo y leninismo solo explicó que “no era militante del Partido Comunista pero sí apoyaba a luchadores sociales”.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS