Experiencias extracorpóreas en las que la gente vio imágenes imposibles, que luego fueron verificadas

Por Tara MacIsaac
26 de Octubre de 2022 3:08 PM Actualizado: 26 de Octubre de 2022 3:08 PM

Algunas personas que tuvieron roces con la muerte afirman haber abandonado su cuerpo físico, a veces flotando y observando escenas en su entorno, o incluso en lugares más lejanos. En ocasiones, lo que describen después puede verificarse; los investigadores de las experiencias cercanas a la muerte (ECM), que intentaron verificar o descartar esto, trataron de determinar si la persona podría haber visto estas cosas sin despedirse de su ser corpóreo.

Cuando se verifican, estos testimonios constituyen una de las pruebas más sólidas de que estas experiencias místicas no son meras alucinaciones. Los casos en los que los relatos de los experimentadores son verificables se conocen como “percepciones verídicas”. Algunas incluyen no solo escenas experimentadas en el mundo de los objetos físicos, sino también en conversaciones o encuentros con seres de otros planos, que dicen al experimentador cosas que resultan ser ciertas.

A continuación se presentan tres casos registrados de percepción verídica extraídos de un conjunto de decenas de ellos recopilados por Jan Holden, presidente de la Asociación Internacional de Estudios sobre Muerte Cercana (IANDS) e investigador de ECM desde hace mucho tiempo. Aunque los tres son excepcionales en sí mismos, la riqueza de los casos que se reunieron en los últimos 100 años y antes hacen que la investigación combinada sea mucho más convincente.

1. El paciente observa el hábito inusual del médico

Al Sullivan contó su historia en una reunión de la sección de Connecticut de la IANDS en 1990, dos años después de la noticia de su ECM. Durante una operación de bypass coronario de emergencia en el Hospital de Hartford, Connecticut, tuvo una clara sensación de abandonar su cuerpo. Informó que “se elevó a un lugar parecido a un anfiteatro” y que vio lo que parecía ser una escena de otro mundo. Esto incluía a su cuñado y a su madre, que habían muerto. Pudo volver a mirar a este mundo material y ver su cuerpo con el pecho abierto y el corazón expuesto.

(CARLOSCRUZ ARTEGRAFIA / Pexels)
(CARLOSCRUZ ARTEGRAFIA / Pexels)

“Pude ver a mi cirujano, que hacía unos momentos me había explicado lo que iba a hacer durante mi operación. Parecía estar algo perplejo”, dijo. “Me pareció que agitaba los brazos como si intentara volar”.

Fue esta parte del relato la que sobresaltó al cardiólogo de Sullivan, el Dr. Anthony LaSala, que había descartado el resto de la historia como una alucinación inducida por las drogas. En efecto, el Dr. Hiroyoshi Takata tenía la costumbre de “agitar” los codos, como describió Sullivan, para dirigir al personal médico y evitar tocar cualquier cosa después de haberse lavado.

El Dr. Bruce Greyson, investigador de las ECM, habló con el Dr. LaSala y el Dr. Takata en 1997 para verificar o rechazar el relato. El Dr. Takata admitió que tenía este hábito. El Dr. LaSala confirmó que Sullivan le había contado esta historia y que el aleteo del brazo del Dr. Takata era inusual y no era algo que hubiera visto hacer a otros cirujanos. Greyson dijo que Sullivan no habría presenciado esto después de que la anestesia hiciera efecto y estuviera, según todas las apariencias, inconsciente.

2. Conocimiento de la muerte de un hermano antes de recibir la noticia

Otra percepción verídica proviene de una colección de ensayos publicada en 1882. Francis Power Cobbe recordó el siguiente caso en su libro “The Peak in Darien” en la página 297:

“Una señora que se estaba muriendo, mostraba el aspecto de una alegre sorpresa… habló de haber visto, uno tras otro, a tres de sus hermanos que llevaban mucho tiempo muertos, y luego, al parecer, reconoció al último de todos, un cuarto hermano, que los espectadores creían que aún vivía en la India. La unión de su nombre con el de sus hermanos muertos provocó tal temor y horror en la mente de una de las personas presentes, que salió corriendo de la habitación. A su debido tiempo se recibieron cartas anunciando la muerte del hermano en la India, que había ocurrido algún tiempo antes de que su hermana moribunda pareciera reconocerlo”.

(RODNAE Productions / Pexels)
(RODNAE Productions / Pexels)

Los investigadores de las ECM han recopilado esto junto con otros casos en los que se observa una muerte por circunstancias extraordinarias antes de recibir la noticia en la vida de vigilia.

3. La víctima del accidente aéreo ve lo que no pudo tener desde donde yacía su cuerpo

Este relato sostiene que un oficial médico, el Dr. X, destinado en Francia durante la Primera Guerra Mundial, volaba en ayuda de un piloto herido. Poco después del despegue, el avión se estrelló. El lugar del accidente no podía verse desde los hangares, mientras que los hangares tampoco podían verse desde el accidente, porque estaban separados por la cresta de dos laderas.

Las propias palabras del médico fueron relatadas por el difunto teniente coronel Frederick John Marrian Stratton, antiguo profesor de astrofísica de la Universidad de Cambridge Stratton, en un artículo de 1957 titulado” Una experiencia fuera del cuerpo combinada con percepción extrasensorial”, publicado en el Journal of the Society for Psychical Research. Escribió:

“Mientras estaba por encima de mi cuerpo, no me pareció en absoluto extraño que pudiera ver… una serie de actividades en los hangares… El ténder Crossley (una ambulancia) salió del hangar en el que estaba estacionada. Cuando estaba a una distancia de un carro o carro y medio fuera del hangar, el motor se paró, y vi al chofer saltar y tirar de la manivela de arranque. Luego volvió corriendo a su puesto de conducción y se puso en marcha hacia el choque por la cresta.

(Pexels / Dominio Público)
(Pexels / Dominio Público)

“Mientras ocurría este pequeño episodio, mi asistente médico salió corriendo de mi cabaña médica cercana, y saltó a la parte trasera del ténder Crossley. La ambulancia, o ténder, se detuvo de nuevo, pero esta vez fue el asistente médico el que saltó, se precipitó a la cabaña médica, y salió con algo extra, y saltó a la ambulancia, que entonces reanudó su viaje dos veces interrumpido”.

El Dr. X se lo contó a su oficial al mando en el hospital después de recuperarse lo suficiente como para darse cuenta de la importancia de lo que había visto. El oficial lo grabó y verificó que, efectivamente, el trayecto de la ambulancia comenzó así.

Para cuando Stratton investigó este caso, el oficial al mando y otras personas que podrían haber verificado de nuevo la información habían muerto o no habían podido ser localizadas, escribieron Bruce Greyson, Ian Stevenson y Emily Williams Cook en un artículo publicado en el Journal of Scientific Exploration en 1998, titulado “¿Alguna experiencia cercana a la muerte proporciona pruebas de la supervivencia de la personalidad humana después de la muerte?”


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.