Experto dice que Trump está lidiando con regímenes comunistas de manera efectiva

Las tarifas de EE. UU. podrían incapacitar al régimen chino.
Por Omid Ghoreishi - La Gran Época
27 de Julio de 2018 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

Con el comunismo abandonado en Europa y en la mayor parte del mundo, solo quedan un puñado de regímenes comunistas.

Así como el expresidente de EE. UU. Ronald Reagan fue fundamental para la desaparición del comunismo en el bloque del Este y el colapso de la Unión Soviética, el presidente Donald Trump también está ayudando a acabar con el comunismo en el mundo, lidiando con cada Estado comunista de una manera diferente, explica Frank Xie, profesor asociado de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad de Carolina del Sur.

Trump se ha expresado en contra del comunismo en varias oportunidades.

“Donde sea que se haya adoptado el verdadero socialismo, o comunismo, este ha producido angustia y devastación y fracaso”, dijo en un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2017.

“Quienes predican los dogmas de estas ideologías desacreditadas solo contribuyen a la continuación del sufrimiento de la gente que vive bajo esos crueles sistemas. Estados Unidos apoya a cada persona que vive bajo un régimen brutal”.

El Dr. Frank Xie, profesor asociado de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad de Carolina del Sur, participa en un foro sobre China y el comunismo en la Universidad de Toronto, 5 de mayo de 2018. (Omid Ghoreishi/La Gran Época)

En una declaración de junio de 2017 hizo comentarios similares, al anunciar la política de su administración con respecto a la Cuba comunista. Dijo: “el comunismo ha destruido a cada nación donde ha sido instalado”.

Trump revirtió la iniciativa del expresidente Barack Obama de abrir los lazos comerciales y de turismo con Cuba, y restauró el embargo al Estado comunista centroamericano, además de aumentar la presión contra el régimen gobernante.

Con Vietnam, Trump está utilizando los lazos económicos para incorporar al Estado asiático al sistema económico mundial. “En realidad creo que muy pronto abandonarán su comunismo”, dice Xie.

En lo que respecta a Corea del Norte, Trump ha estado utilizando amenazas militares y sanciones económicas para que el país comunista abandone sus armas nucleares.

Y con respecto a China, de acuerdo con Xie, que en 2013 escribió el libro “La bóveda del dragón”, imponer tarifas para equilibrar el comercio es un “arma muy efectiva” utilizada por Trump.

“EE. UU. está golpeando la bóveda del dragón en su punto débil”, dijo en referencia a las reservas en moneda extranjera del régimen comunista chino, las que se agrandaron en gran parte debido a años de superávits comerciales.

Xie dijo que sin estas enormes reservas, el Partido Comunista Chino (PCCh) quedaría incapacitado.

Tarifas

Con solo imponer una porción de las tarifas que EE. UU. tiene planeadas, China ya está sintiendo el impacto en su economía, dado que el acceso a su mayor base de consumidores en el extranjero ha quedado interrumpida.

Un trabajador en Changzhou, provincia de Jiangsu, China, el 13 de mayo. (Kevin Frayer/Getty Images)

Las acciones chinas han comenzado a derrumbarse, y la guerra comercial está causando malestar entre los inversores. Aunque Beijing ha impuesto tarifas recíprocas, los mercados en Estados Unidos se han mantenido estables, e incluso han tenido un crecimiento.

La administración Trump ha impuesto una tarifa del 25% sobre USD 34.000 millones a mercaderías chinas, que aumentará a USD 50.000 millones en los próximos días. China ha respondido con tarifas similares sobre las exportaciones estadounidenses.

Estados Unidos ha anunciado una tarifa adicional del 10% sobre USD 200.000 millones a importaciones chinas, que entrará en efecto en unos meses.

La semana pasada, Trump dijo que está listo para extender las tarifas a USD 500.000 millones, o todo el volumen de exportaciones chinas en EE. UU.

El impacto

El déficit comercial anual de Estados Unidos con China en los últimos años ha superado los USD 350.000 millones, con una cifra de USD 375.000 millones el año pasado.

Trabajadores descargan mercancías de un barco en el puerto de Lianyungang, provincia de Jiangsu, en el este de China, el 12 de febrero de 2014. (STR/AFP/Getty Images)

Las exportaciones totales de China en 2017 fueron de unos USD 2 billones, de los cuales un quinto corresponden a EE. UU. Con un PBI en 2017 de USD 12 billones para China, el total de exportaciones hacia EE. UU. representaron un 3,5% del PBI de China.

Del lado estadounidense, con exportaciones a China de solo USD 130.000 millones en 2017 y un PBI de casi USD 20 billones, las exportaciones a China solo representaron un 0,7% del PBI de EE. UU.

“La dependencia en las exportaciones no es muy grande para EE. UU., pero es enorme para China”, dijo Xie.

“Si China pierde su comercio con Estados Unidos, su economía no sobrevivirá”.

La administración Trump ha impuesto tarifas a China junto con restricciones a las inversiones en respuesta a lo que, de acuerdo con Washington, son prácticas desleales de China que contribuyen al enorme déficit comercial, además del robo de propiedad intelectual.

“La bóveda del dragón”

Las reservas de moneda extranjera de China superan los USD 3 billones este año. Las reservas han estado creciendo desde que el país se incorporó a la Organización Mundial del Comercio, gracias a los enormes superávits comerciales que China tiene con sus socios comerciales a pesar de las quejas de estos, de que Beijing no respeta las reglas.

“La bóveda del dragón”, del Dr. Frank Xie.

Sin embargo, las reservas no se utilizan para mejorar la vida de los chinos o ayudarlos a salir de la pobreza, dice Xie. En cambio, el dinero va a la “bóveda” del régimen para el beneficio de las élites del PCCh.

“En 1989, después de la masacre de la Plaza Tiananmen, el régimen comunista casi cae. Pensaron que iban a perder el control de China […] estaban listos para irse. Fue ahí que transfirieron USD 60.000 millones a cuentas bancarias en Suiza”, dijo.

“Eso es lo que tenían en esa época. Por supuesto, ahora tienen mucho más. Lo utilizan como un colchón para las élites”.

El dinero no solo se utiliza para financiar la vida de lujos de las élites del PCCh, sino también para reprimir disidentes y grupos a los que el Partido apunta internamente, además de para ejercer control en el extranjero, dijo Xie.

Ejemplos de ello incluyen comprar el apoyo de países africanos en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, apoyar a los Estados que actúan contra Estados Unidos y financiar Institutos Confucio en universidades de todo el mundo, los cuales han sido citados como brazos políticos del régimen para extender su poder blanco, o aún para espionaje.

“Básicamente [el dinero es] para la supervivencia del régimen comunista”, dijo Xie.

Por eso es que las tarifas de EE. UU. son perjudiciales para el PCCh, explica.

“Ellos no pueden mantener su poder sin el apoyo económico. No pueden continuar con la represión, la persecución y el mantenimiento de su poder”.

 Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época.

Video recomendado

La Iniciativa china del Cinturón y la Ruta está causando preocupación

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS