Expertos en China analizan cómo la Administración Biden podría enfocar la política hacia China

Por Nicole Hao
04 de Febrero de 2021
Actualizado: 04 de Febrero de 2021

Semanas después del inicio del mandato del presidente Joe Biden, los analistas de China buscan pistas sobre cómo enfocará la nueva administración su política hacia China.

Tang Jingyuan, comentarista de asuntos chinos con sede en Estados Unidos, dijo que los recientes comentarios de la administración sugieren que Biden podría no querer enfrentarse a China en cuestiones difíciles.

Mientras tanto, el profesor de estudios sobre China de la Universidad Tecnológica de Sidney, Feng Chongyi, dijo que cree que el estado general de la confrontación entre Estados Unidos y China puede ser el statu quo por el momento.

El medio de comunicación HKET, con sede en Hong Kong, analizó que Biden podría estar dando la espalda a Beijing, ya que aún no ha respondido formalmente a los gestos duros y blandos del régimen en busca de renovar su compromiso.

La búsqueda de China

Después de que los medios de comunicación estadounidenses proyectaran a Joe Biden como ganador de las elecciones presidenciales, el líder chino Xi Jinping había enviado un telegrama de saludo a Biden el 25 de noviembre de 2020, pidiendo la cooperación entre Estados Unidos y China.

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, instó el 7 de diciembre de 2020 al reunirse con la delegación del Consejo de Negocios Estados Unidos-China en Beijing: “China y Estados Unidos deben trabajar juntos para reiniciar el diálogo, restaurar la relación y reconstruir la confianza mutua”.

Después, los funcionarios comenzaron a utilizar una retórica más dura.

Epoch Times Photo
La primera dama china Peng Liyuan (I) y la Dra. Jill Biden (D) hablan durante un almuerzo de Estado en la sala Benjamin Franklin del Departamento de Estado en Washington, DC, el 25 de septiembre de 2015. (PAUL J. RICHARDS/AFP vía Getty Images)

El líder chino Xi Jinping instó en su discurso ante la conferencia virtual del Foro Económico Mundial el 25 de enero a que los países rechacen la mentalidad de la “Guerra Fría”.

“La confrontación nos llevará a un callejón sin salida”, dijo Xi, subrayando que los países “no deben volver al camino del pasado”.

Luego, durante unas declaraciones pronunciadas ante el Comité Nacional de Relaciones entre Estados Unidos y China el 1 de febrero, el máximo diplomático chino Yang Jiechi advirtió a Estados Unidos que no debía cruzar la “línea límite” al abordar las cuestiones de Hong Kong, Tíbet, Xinjiang y Taiwán.

Al mismo tiempo, el régimen chino autorizó a sus guardacostas a utilizar la fuerza ante los conflictos de otros países y realizó un ejercicio militar en el mar de China Meridional del 27 al 30 de enero. También envió decenas de aviones de guerra al mar de China Meridional y al Estrecho de Taiwán.

El comentarista Tang dijo que esta forma de presión suave y dura “es una estrategia típica del régimen chino”, y analizó que el objetivo final de China es “instar a la Administración Biden a hablar con China”.

El consejero de Estado chino Yang Jiechi habla durante una cena organizada por el Consejo Empresarial EE. UU.-China y el Comité Nacional de Relaciones EE. UU.-China en Washington, el 11 de julio de 2013. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

Comentarios de Estados Unidos

El 2 de febrero, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, y el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, respondieron a las preguntas de los periodistas relacionadas con la política entre Estados Unidos y China durante sus ruedas de prensa.

Al preguntársele si Biden tenía planes de hablar con el líder chino Xi, Psaki dijo: “No tengo ninguna llamada que predecir para ustedes en este momento”.

Psaki explicó que el gobierno de Biden abordaría una relación estratégica entre Estados Unidos y China “desde una posición de fuerza, y eso incluye el compromiso con nuestros aliados y socios”.

Preguntado por la respuesta del Departamento de Estado a los comentarios de Yang, Price dijo: “Instamos a Beijing a cesar su presión militar, diplomática y económica contra Taiwán y, en cambio, a entablar un diálogo significativo con los líderes democráticamente elegidos de Taiwán”.

“Estamos en una seria competencia con China”, añadió Price, señalando que la conducta del régimen chino “perjudica a los trabajadores estadounidenses, mitiga nuestra ventaja tecnológica, amenaza nuestras alianzas e influencia en las organizaciones internacionales, y China está implicada en graves violaciones de derechos humanos que escandalizan la conciencia”.

Pero también señaló que China y Estados Unidos podrían cooperar “de forma limitada” en cuestiones de interés compartido, como el cambio climático, contando con la ayuda de aliados en Europa, Norteamérica y el Indo-Pacífico.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante la rueda de prensa diaria en la Casa Blanca en Washington, el 25 de enero de 2021. (Jim Watson/AFP a través de Getty Images)

Análisis

A partir de las sesiones informativas de Psaki y Price, HKET concluyó que Biden no sería tan amigable con China como la anterior Administración de Obama.

El comentarista Tang tenía una opinión diferente.

“Todos sabemos que la Administración Trump lanzó políticas muy restrictivas hacia el régimen chino. Es imposible que la Administración Biden cambie esta política de un día para otro”, dijo Tang. Pero hubo varias acciones que indicaron que la nueva administración estaba aliviando la presión sobre China.

Tang se refirió a la declaración del Departamento del Tesoro del 27 de enero, en la que se actualizaba la prohibición de las inversiones estadounidenses en empresas chinas vinculadas al ejército, retrasando hasta mayo la aplicación de las restricciones a empresas con nombres similares, pero no exactamente iguales, a los de la lista negra.

El profesor de la Universidad de Sidney Feng señaló que Estados Unidos y China tienen diferencias fundamentales difíciles de resolver, como los valores que cada país aprecia y sus sistemas políticos.

Mientras tanto, en cuanto a las cuestiones de “línea límite” de las que habló Yang Jiechi, existe un consenso bipartidista entre los funcionarios estadounidenses para castigar al régimen chino por las violaciones de los derechos humanos en Hong Kong, Xinjiang y Tíbet, así como para apoyar a Taiwán, dijo Feng.

Epoch Times Photo
Una manifestante sostiene una bandera estadounidense frente al consulado chino en Houston el 24 de julio de 2020, después de que el Departamento de Estado estadounidense ordenara a China el cierre del consulado. (MARK FELIX/AFP /AFP vía Getty Images)

La Administración Trump ha sancionado a altos funcionarios chinos y hongkoneses por erosionar las libertades de Hong Kong, así como a altos cargos del Partido Comunista por su papel en la violación de los derechos humanos en Xinjiang, donde los uigures y otras minorías musulmanas son gravemente perseguidas.

Feng creía que la Administración Trump había construido la estructura general para enfrentarse al régimen comunista chino. Creía que era poco probable que Biden la cambiara por el momento.

Si lo hiciera, “Biden necesitaría excusas para modificar las políticas de Trump sobre China. Hasta ahora, los discursos de los funcionarios chinos no han ofrecido las excusas necesarias para Biden”, dijo Feng.

No está claro cómo abordará exactamente la nueva administración las amenazas de Beijing, a pesar de que los funcionarios de Biden lo describen como un “competidor global” y prometen frenar su comportamiento depredador.

Pero Feng cree que la administración probablemente no cambiará fácilmente la visión de Estados Unidos sobre China como un adversario.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS