Expertos sobre China advierten que se deben tomar medidas contra la infiltración del régimen chino

Por Linda Zhang - La Gran Época
01 de Abril de 2018 Actualizado: 01 de Abril de 2018

Académicos y un exdiplomático chino advirtieron durante una mesa redonda, que el Partido Comunista Chino (PCCh) estableció una amplia red de personas influyentes en muchos ámbitos de la sociedad australiana, incluidas las comunidades chinas australianas, la comunidad empresarial, el gobierno, los medios de comunicación y la educación.

Durante el debate del nuevo libro titulado “The Hidden Agenda of China’s Silent Invasion” (La agenda oculta de la invasión silenciosa China), celebrado en Sydney-Australia el 26 de marzo de 2018, el panel de expertos señaló que si no se toman recaudos el PCCh se volverá cada vez más despótico y dominante en la sociedad australiana.

El Dr. Kevin Carrico, que enseña en la Universidad Macquarie ‘Sociedad china contemporánea’ e ‘Historia china moderna’ expresó su preocupación por el alcance de la influencia del PCCh en Australia. “Descubrí que lo que concierne a las opciones de actividades en los medios de comunicación, creo que hay mucha más influencia del relato estatal respaldado por Beijing en Sydney que en la mayoría de las ciudades que visité en Estados Unidos”.

“Creo que es una situación problemática”.

“Lo que el Partido Comunista Chino está haciendo es esencialmente negar la diversidad de opiniones que existe dentro de la comunidad china australiana”.

“Este es un método que se adopta dentro de China a través del silenciamiento de voces críticas u opositoras al gobierno”, afirmó Carrico.

El profesor asociado Feng Chongyi de la Universidad de Tecnología de Sydney señaló además que el “Partido Comunista Chino tiene éxito en la implementación de la llamada ‘Estrategia del Frente Unido’”.

“Veo que se estableció una amplia red en todos los aspectos de la vida australiana… en los negocios, en el gobierno, en los medios de comunicación, en la educación y en cualquier lugar que se pueda ver”.

“Están comprometidos en una red muy costosa”, añadió Feng.

El exdiplomático chino Chen Yonglin estuvo de acuerdo con las observaciones de Feng. “La infiltración del PCCh es masiva. La mayoría de las actuales organizaciones de la comunidad china australiana están dirigidas por el PCCh”.

“Están infiltrados o controlados por el PCCh. Están afiliados al Consejo Australiano para la Promoción de la Reunificación Pacífica de China (ACPPRC por sus siglas en inglés)”. El ACPPRC es una organización con sede en Sydney y vínculos con el Departamento de Trabajo del Frente Unido, un órgano crucial para la guerra propagandística del PCCh.

También se mencionó en el debate, el uso de las Asociaciones de Estudiantes y Académicos Chinos (CSSA por sus siglas en inglés) en las universidades australianas para influir en la sociedad australiana. Carrico comentó que le pareció “muy muy perturbador que algo que se discute en el aula en Estados Unidos o en Australia se transmita a China y se utilice de manera amenazante para hablar con las familias de las personas [involucradas]”.

“Como resultado de esta vigilancia, hay situaciones en las que los estudiantes chinos en Australia pueden sentirse incómodos compartiendo sus puntos de vista si tienen una perspectiva que difiere del PCCh”.

Por supuesto el académico Carrico enfatizó que esto no significa que todos los que están involucrados en los CSSA sean espías, pero quiso reconocer que “hay situaciones en las que los CSSA son utilizados para vigilar e informar sobre los estudiantes”.

Hace muchos años, el propio profesor Feng era un líder del CSSA. Describió cómo el CSSA recibió apoyo financiero en forma de un “presupuesto operativo” de la embajada o consulados chinos. Se les encomendaba la tarea de supervisar e informar sobre los estudiantes chinos que estudiaban en las universidades australianas.

“Tuvimos que informar de los asuntos políticos e ideológicos de los estudiantes chinos a la embajada, al consulado y trabajar muy estrechamente con ellos. Como líder de la asociación era mi deber vigilar a los estudiantes en las clases y reportarlo al consulado. Esa es la operación básica que experimenté en el CSSA”, agregó Feng.

“Todos estos CSSA en realidad pertenecen al régimen chino”, confirmó el exdiplomático Chen.

Durante su tiempo como funcionario del consulado chino en Sydney, Chen fue testigo de cómo los CSSA eran supervisados por el consulado o la Oficina de Educación de la embajada. “Su tarea principal es dirigir a estos estudiantes”.

“Cada año, 120.000 estudiantes chinos estudian en Australia. Es posible que muchos de ellos tengan que regresar a China”, refirió Chen. “Siempre existe el riesgo para el régimen de que si este gran número de estudiantes regresan a China,[ ellos podrían] traer de vuelta los pensamientos sobre los derechos humanos, la democracia o la libertad de expresión”. Así que es un trabajo muy importante el de la delegación china en el extranjero.

“Por lo tanto para las delegaciones del gobierno chino en el extranjero es muy importante que se instale el CSSA en cada universidad australiana, así como en cada estado o país para que el régimen pueda vigilar y controlar fácilmente a los estudiantes chinos”, enfatizó Chen.

También se discutieron métodos para silenciar a los críticos del PCCh dentro del gobierno australiano y de las comunidades chinas. Carrico apuntó que el PCCh siempre acusa a sus críticos de racismo para silenciarlos.

Feng agregó que “cuando nuevamente se critica al régimen para proteger a los chinos comunes en China o a los residentes de origen chino [en Australia], eso no tiene nada que ver con el racismo”.

“Esta es una acusación escandalosa. Este tipo de acusación se basa en la estrategia del partido de confundir nuevamente el Estado chino con la nación y el pueblo chino. Cada vez que criticas al régimen te tildan de racista por atacar a los chinos. Este es un truco muy estratégico y a veces eficaz para detener el debate sobre lo que debemos hacer con respecto a este régimen comunista”, remarcó Feng.

Al ser preguntado por la audiencia que escuchaba acerca de lo que los australianos podrían hacer para enfrentar a la influencia del PCCh en el extranjero, Carrico sugirió que la gente de la sociedad civil puede “vivir y hablar con la verdad acerca de la situación real actual de China y Asia”.

El panel señaló que la gente en Australia puede discutir el tema y asegurarse de que otros lo sepan. Esto puede ayudar a que la llamada “invasión silenciosa” no sea tan silenciosa.

Feng también señaló que la infiltración del PCCh no es sólo un problema en Australia, sino que es mundial. “Muchas veces los gobiernos occidentales hacen la vista gorda a ese hecho… lo ignoran deliberadamente por intereses comerciales y económicos”.

“En realidad, China depende de los recursos australianos”, expresó Chen y añadió que los funcionarios del PCCh hacen todo lo posible por convencer a los políticos australianos de lo contrario durante sus visitas a China con todos los gastos pagos. “Por eso trabajan tan duro. Parece que es fácil presionar a los políticos australianos”.

Según Feng, el conflicto entre los dos sistemas de valores del comunismo y el mundo libre no puede ser ignorado. Pero él tiene la esperanza de que si se resiste a nivel mundial, las cosas pueden cambiar.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS