Exponen isla de monos Rhesus en Carolina del Sur como fuente de “experimentos atroces” del NIAID

Por Matt McGregor
27 de Noviembre de 2021
Actualizado: 28 de Noviembre de 2021

Un grupo que investiga los ensayos en animales financiados por los contribuyentes de Estados Unidos reveló un documento que expone los “atroces experimentos” del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) con monos rhesus.

Los monos, que son propiedad del NIAID, provienen de la isla Morgan, frente a la costa de Beaufort, en Carolina del Sur.

Justin Goodman, vicepresidente de defensa y política pública del White Coat Waste Project (Proyecto Derroche de Batas Blancas), dijo a The Epoch Times que el grupo de vigilancia de los contribuyentes, sin ánimo de lucro, obtuvo el documento en octubre a través de la Ley de Libertad de Información. En este se revela que el NIAID gastó USD 13.5 millones en fondos de los contribuyentes en experimentos que implican inyectar a los monos diversas enfermedades infecciosas como el ébola y el virus de Lassa, que dan lugar a hemorragias, dolor, daños cerebrales, pérdida de control motor y fallo de órganos.

El director del NIAID es el Dr. Anthony Fauci. Este instituto es una división del Instituto Nacional de la Salud (NIH), que a su vez forma parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHS) de Estados Unidos.

“En muchos de estos experimentos, Fauci y el personal retienen intencionadamente el alivio del dolor, a pesar de que se trata de algunos de los más atroces experimentos del gobierno federal”, dijo Goodman.

White Coat Waste Project expuso recientemente los experimentos del NIAID con perros beagles, en los cuales unas moscas de la arena se comían a los perros vivos, así como los experimentos que implicaban alimentar a la fuerza a 44 cachorros beagle con un medicamento experimental antes de matarlos y disecarlos.

Una base de datos de gastos federales muestra que el Departamento de Salud y Servicios Humanos destinó desde 2018 USD 13.5 millones a Charles River Laboratories de un monto potencial de adjudicación de USD 27.5 millones para criar y mantener a los monos.

El NIAID ya pagó USD 8.9 millones de esos USD 13.5 millones.

La isla es propiedad del Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur y está arrendada a Charles River Laboratories.

Temibles experimentos

La isla se cruzó en el radar del equipo del White Coat Waste Project cuando el grupo estaba investigando los “temibles experimentos” con monos que tenían lugar dentro del laboratorio de los NIH en Bethesda, Maryland.

Una investigación más profunda en esos experimentos separados en el NIH llevó al equipo de White Coat Waste Project a descubrir el origen de los monos en la isla Morgan.

“Empezamos a triangular la información sobre esa isla con los experimentos en los laboratorios y descubrimos que los laboratorios de Fauci son los que más sostienen esa isla”, dijo Goodman.

En 2020, había 3521 monos en la isla, con 750 nacimientos anuales.

Entre 500 y 600 monos eran enviados a los laboratorios del NIH y del NIAID.

El responsable es él

“Es muy improbable que Fauci no supiera nada de esto, dada la cantidad de dinero implicada y el hecho de que estos experimentos se realizan en sus propios laboratorios”, dijo Goodman. “No se están contratando en otro lugar. Se llevan a cabo en su propia casa. Si quiere que se le reconozca el mérito de cualquier cosa buena que haga, también tiene que ser culpado de cualquier cosa mala que ocurra bajo su supervisión. La responsabilidad recae sobre él, y es ciertamente responsable”.

Los monos fueron enviados desde el Centro de Investigación de Primates del Caribe a la isla en 1979.

Según PubMed.gov, los monos restablecieron sus antiguos grupos sociales del centro de investigación caribeño tras ser transportados a la isla.

Notoriamente poco fiable

La investigación de vacunas es la razón que se aduce para algunos de los experimentos. Sin embargo, a pesar de sus similitudes biológicas con los humanos, el NIH dijo que nueve de cada 10 medicamentos que pasan las pruebas en animales fracasan en los humanos porque no funcionan o son peligrosos, dijo Goodman.

“Las investigaciones demuestran que, a pesar de sus similitudes con nosotros, son increíblemente malos predictores de cómo van a actuar las vacunas y otros medicamentos en los humanos”, dijo Goodman.

White Coat Waste Project reveló seis experimentos diferentes con beagles que Fauci ha financiado.

En uno de los procedimientos señalados, el personal del NIAID realizó una “cordectomía”, que consiste en cortar las cuerdas vocales de un perro para que no pueda ladrar, aullar o llorar durante un experimento.

“La razón que el Departamento de Salud y Servicios Humanos da en su página web para utilizar beagles es que son pequeños y dóciles, lo que significa que son fáciles de abusar”, dijo Goodman.

“White Coats (Batas Blancas)”, dijo Goodman, “es una referencia a los que llevan a cabo el experimento, y ‘Waste (Derroche)’ es una referencia al horrible rendimiento de la inversión que los contribuyentes están recibiendo de este tipo de experimentación que las agencias como el NIH admiten que son increíblemente ineficientes y rara vez mejoran la salud humana. Pese a ello el NIH sigue gastando USD 20,000 millones al año en la experimentación con animales como los que se está haciendo con los monos de la isla Morgan”.

La Dra. Stacy Lopresti-Goodman, experta en primates, profesora de psicología y asesora de White Coat Waste Project, dijo que “la experimentación con primates es una forma cruel y notoriamente poco fiable de desarrollar fármacos y tratamientos para los humanos y no merece el apoyo de los contribuyentes”.

La Dra. Tiffani Milless, patóloga y asesora médica de White Coats, explicó que “infectar a primates no humanos con enfermedades dolorosas y debilitantes con el objetivo de curar a los humanos no solo es cruel, sino que es increíblemente derrochador”.

“Los NIH deberían dejar de malgastar el dinero de los contribuyentes en pruebas con primates que son un derroche y una crueldad que los médicos como yo no podemos utilizar para ayudar realmente a la gente”, dijo Milless.

Respuesta del NIAID

Cuando se contactó al NIAID para que comentara los experimentos, éste dijo que los monos son utilizados por el instituto “para investigaciones que ayudan a desarrollar prevenciones y tratamientos que salvan vidas para enfermedades que afectan a la salud pública”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS