Expresidente Uribe pide desmontar acuerdo firmado entre Santos y las FARC

Por Andrés Fernández
29 de Agosto de 2019 Actualizado: 29 de Agosto de 2019

Ante el anuncio de la “reorganización” armada de los cabecillas de las FARC, Álvaro Uribe Vélez, expresidente y senador colombiano, pidió acabar con el acuerdo que el expresidente Juan Manuel Santos adelantó con dicha guerrilla en 2016.

A través de su cuenta de Twitter, el expresidente reaccionó al video difundido por el número dos de las FARC, Iván Márquez, en donde anunció, en compañía de otros cabecillas como “Jesús Santrich”, “Romana” y “El Paisa”, que “retoman” las armas en respuesta a la “traición del Estado a los acuerdos de paz de La Habana”.

Con un video de 32 minutos publicado en Youtube y con un grupo de más de diez guerrilleros, Márquez anunció el nacimiento de la “segunda Marquetalia”, una “nueva” guerrilla, que estaría basada en las “disidencias” de las FARC.

Uribe fue enfático en pedir que el “acuerdo se baje de la Constitución y se reforme”, y agregó que se hizo un “daño institucional” para que varios exguerrilleros se desmovilizaran.


Desde el monte venezolano, según la versión de distintos observadores y agentes de inteligencia, los guerrilleros y prófugos de la justicia anunciaron su regreso a la lucha armada política. Es importante señalar que Santrich, uno de los líderes de la supuesta “nueva” guerrilla aún conserva el fuero de Congresista.

El expresidente colombiano no ha vacilado en ningún momento en criticar el acuerdo y su justicia transicional, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Cabe recordar que fue esta justicia la que impidió que Santrich fuera extraditado a los EE. UU. por el delito de narcotráfico, por considerar que las pruebas entregadas (videos y testimonios) no eran concluyentes.

“Era muy grave y previsible. Esos privilegios que les dieron, proceso de paz no hubo, hubo un indulto. Que dificultad tan enorme la que le dejaron a Colombia”, indicó Uribe.

Los guerrilleros “desaparecidos”

Como lo había advertido PanAm Post, la huida de estos guerrilleros no obedecía a las supuestas inseguridades jurídicas y desacuerdos en materia política y de implementación, tal como ellos afirmaban. Lo que hizo el acuerdo fue dar un “respiro” a los guerrilleros para que avancen en la toma del territorio y en la organización de las “disidencias”, que están aglomerados en al menos 18 municipios del país.

Precisamente, este escenario fue algo que cuestionó Uribe, “¿Cuánto tiempo estuvo Iván Márquez amenazando que se iba?”, dijo el expresidente.

Márquez, quien en todo momento reprochó el acuerdo, fue uno de los primeros en desertar del proceso y poco a poco se le fueron sumando otros dirigentes. En su momento, aseguraba que tanto las bases como los líderes del Secretariado de las FARC nunca debieron haber entregado las armas.

Santrich, quien a pesar de estar pedido en extradición por los Estados Unidos asumió como representante de la Cámara en el Congreso de Colombia, reapareció vestido de camuflado y acompañado de los líderes del acuerdo que desaparecieron de las entonces zonas veredales o Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR).

“La justicia sí tiene mucha responsabilidad en esto, pues tras haberse dado a conocer las pruebas aportadas por la DEA y la Fiscalía General de la Nación, Santrich debió haber ido a la cárcel”, así lo manifestó el abogado y analista D’mar Córdoba al PanAm Post.

De igual modo, en el video de las FARC se observa la presencia de alias “El Paisa”, que por sus reiterados incumplimientos, la Sala de Reconocimiento de la JEP ordenó su captura. En octubre pasado, con un documento dirigido a la Comisión de Paz en el Senado, Márquez y “El Paisa” manifestaron que habían sido “traicionados”, asegurando que “el acuerdo de paz fue destrozado por depredadores sin alma”. El Paisa sería el más firme candidato para seguir manejando las operaciones militares de las FARC.

Son otros los guerrilleros que aparecen en el video, tales como Walter Mendoza, Enrique Marulanda, Aldinever Morantes, Iván Merchán, entre otros, todos excomandantes de frentes y columnas durante varias décadas de conflicto armado.

Una estrategia de seguridad nacional

El video de los guerrilleros es el primer anuncio que se conoce de una deserción organizada desde que se firmó el acuerdo desde el pasado 26 de septiembre de 2016. El anuncio pone en alerta a las diferentes autoridades por un posible escalamiento de ataques terroristas a nivel rural y urbano. Alias “El Paisa”, quien aparece en la organización, cuenta con décadas de experiencia en ataques terroristas urbanos a nombre de las FARC.

Asimismo, con el objetivo de iniciar un nuevo proceso insurgente, los guerrilleros anunciaron una alianza con la guerrilla del Ejército de liberación Nacional (ELN). El reto en materia de seguridad y defensa que tendría el actual Gobierno es atacar a través de la Fuerza Pública a ambas organizaciones, tanto en territorio colombiano como venezolano, y cercar la frontera, luego de que esta se convirtiera en una ruta estratégica en el traslado de droga y armas.

La líder opositora venezolana, María Corina Machado, manifestó, a raíz de la decisión del rearme de las FARC, que la paz de Colombia pasa por la liberación de Venezuela. “El régimen de Maduro y el cubano, anfitriones del diálogo en La Habana/Oslo son hoy los protectores del ELN y la FARC en su santuario, Venezuela”.


En 2018 una fuente cercana a Inteligencia del Ejército colombiano le había confirmado al PanAm Post que por orden del secretariado no todos los guerrilleros dejarían las armas, sino que un grupo remanente se mantendría en la clandestinidad encargando de los negocios ilegales de las FARC.

Sin embargo, de llegar a concretarse el pacto con el ELN, que tiene más de 4000 integrantes, se estaría hablando de combatir una alianza de más de 6000 hombres amados, sin contar con los venezolanos que debido a la crisis o por amenazas de estas guerrillas, han decidido integrar sus filas.

Este artículo fue publicado originalmente en PanAm Post.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

Te puede interesar

Cómo el comunismo en China hace 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS