“Expulsar a la gente”: Repr. Jordan publica nueva información de censura por Biden-Facebook sobre COVID-19

Por Naveen Athrappully
03 de Agosto de 2023 8:05 PM Actualizado: 03 de Agosto de 2023 8:05 PM

El representante Jim Jordan (R-Ohio) hizo públicos nuevos documentos sobre la connivencia de la administración Biden con Facebook para restringir el alcance online de sitios como el New York Post y también para expulsar de la plataforma a usuarios que la administración consideraba indeseables.

El 27 de julio, el Sr. Jordan comenzó a publicar documentos relacionados con la colusión entre la administración Biden y Facebook para censurar el contenido y los usuarios en su plataforma, llamándola “Los archivos de Facebook”. Los documentos fueron obtenidos por el Comité Judicial de la Cámara. En un posteo del 3 de agosto en las redes sociales, el Sr. Jordan, presidente del comité, publicó nuevos fragmentos de información que mostraban que “en 2021, la Casa Blanca quería controlar qué narrativas y contenido verídicos se posteaba en Facebook en torno al #COVID19”.

Rob Flaherty, el entonces director de Estrategia Digital del presidente Biden, presionó a Facebook para que explicara sus decisiones sobre contenidos. El 26 de marzo de 2021, el Sr. Flaherty sugirió censurar al New York Post, que en ese momento informaba sobre las muertes por COVID-19.

“Tengo curiosidad: el NY Post publica todos los días artículos sobre la muerte de personas. ¿Qué se supone que sucederá con eso desde [una] perspectiva política? ¿Ese artículo obtiene una reducción, etiquetas?”, preguntó Flaherty, según una captura de pantalla de la comunicación publicada por Jordan.

El mismo día, Flaherty también sugirió que Facebook debería tratar de “expulsar a la gente” de su sitio, presionando por la censura en la plataforma.

A partir de entonces, el intento de la Casa Blanca de Biden de “censurar los puntos de vista opuestos no hizo más que crecer”, dijo Jordan. “Así que aumentaron la presión”.

El 14 de abril, Flaherty dijo que su “sueño” era que Facebook “le hiciera juego” a la Casa Blanca en materia de censura, señaló el Sr. Jordan.

Flaherty también sugirió controlar lo que los usuarios de Facebook ven en el sitio. “Si tuviera que cambiar el algoritmo para que las personas tuvieran más probabilidades de ver NYT, WSJ, que cualquier fuente de noticias autorizada sobre Daily Wire, Tomi Lahren, polarizando a la gente. ¿No tendría un mecanismo para verificar el impacto material?” preguntó.

Facebook sugirió a la Casa Blanca que si no puede eliminar una parte del contenido, “al menos tenemos que contenerlo”.

“La empresa ADMITIÓ ante la Casa Blanca que redujo el contenido de ciertos posteos —incluso si estos no violaban los términos de la empresa y contenían información VERÍDICA”, dijo el Sr. Jordan.

El 16 de julio, la comunicación de un empleado de Facebook indicó que la plataforma eliminará el contenido de COVID-19 que pueda “provocar daños físicos inminentes”. Para el contenido que se consideró que no conducía a daños físicos, “instituimos degradaciones límite”.

“Por ejemplo, alguien que comparte posteos de efectos secundarios negativos. De la misma manera, publicaciones que cuestionan si debe vacunarse en virtud de un mandato, si se trata de una extralimitación del gobierno. Los quitamos”, explica el empleado. “Eso no es información falsa, pero lleva a un ambiente negativo sobre las vacunas”.

La colusión entre Facebook y Biden

La exposición anterior del Sr. Jordan el 27 de julio había demostrado que la Casa Blanca ejerció una “tremenda presión” a partir de la primera mitad de 2021 para eliminar el contenido que la administración consideraba antivacunas.

A pedido de la Casa Blanca, Facebook redujo el alcance de un video de Tucker Carlson a pesar de que el contenido no incumplía formalmente ninguna regla. Facebook redujo el video en un 50 por ciento mientras estaba siendo “verificado”.

En julio de 2021, el jefe de Asuntos Globales del FBI cuestionó a Facebook por qué estaba censurando la teoría de la filtración del laboratorio sobre el origen del COVID-19. “Porque estábamos bajo presión de la administración”, admitió la compañía al tiempo que decía que “no deberíamos haberlo hecho”, según los documentos.

Ese mes, el presidente Biden acusó a Facebook de “matar personas” al no censurar el contenido sobre el COVID-19 que la administración percibía como “desinformación”.

La Casa Blanca quería que Facebook eliminara el contenido humorístico o satírico que, en su opinión, sugería que la vacuna contra el COVID-19 no era segura. La administración Biden incluso quería eliminar información fiable sobre las vacunas.

“El director general de Salud Pública quiere que eliminemos la información veraz sobre los efectos secundarios si el usuario no proporciona información completa sobre si el efecto secundario es raro y tratable”, según los documentos de comunicación de Facebook.

Responsabilizar a los funcionarios

Ante las revelaciones sobre la connivencia en materia de censura entre el gobierno y las grandes empresas tecnológicas, los legisladores ya han presentado proyectos de ley para poner freno a estas actividades.

La semana pasada, el senador Eric Schmitt (R-Mo.) presentó la “Ley de Responsabilidad por la Censura” que tiene como objetivo preservar los derechos de la Primera Enmienda de los ciudadanos. La Ley brinda a las personas un recurso si se descubre que los funcionarios del gobierno violan la Primera Enmienda. Los estadounidenses podrán demandar a dichos funcionarios del poder ejecutivo federal por daños y perjuicios.

“La descarada connivencia de la Administración Biden con las empresas de redes sociales para censurar la libertad de expresión debería asustar a todos los estadounidenses, independientemente de su afiliación política”, afirmó Schmitt en un comunicado, según una nota de prensa del 3 de agosto.

En marzo, la Cámara de Representantes aprobó la “Ley de protección de la libertad de expresión frente a la interferencia del gobierno”, que prohibiría a la administración federal confabularse con las grandes empresas de tecnología para censurar la libertad de expresión legal.

“La política del Congreso es que los empleados que actúen en el ejercicio de sus funciones oficiales no tomen medidas en el marco de su autoridad o influencia para promover la censura de cualquier expresión lícita, ni aboguen por que un tercero, incluida una entidad privada, censure dicha expresión”, afirmaba el proyecto de ley.

El proyecto de ley, presentado por el representante James Comer (R-Ky.), presidente del Comité de Supervisión de la Cámara, fue aprobado por la Cámara el 9 de marzo con una votación de 219-206. Ahora debe ser aprobado por el Senado controlado por los demócratas.

The Epoch Times se puso en contacto con la Casa Blanca para solicitar comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.