Exsecretario de Hugo Chávez asegura que Fidel Castro “lo encegueció con brujería”

Por Jesús de León – La Gran Época
30 de Mayo de 2019 Actualizado: 30 de Mayo de 2019

Un ex teniente coronel venezolano cuenta detalles sobre la nefasta influencia que Fidel Castro tuvo en Hugo Chávez, incluyendo el uso de la brujería, en un revelador audio.

Emiro Antonio Brito Valeria, ex militar retirado y persona de mayor confianza de Chávez, revela en un audio enviado a su amigo Julio lo que solía aconsejarle a Chávez tiempo atrás.

“[Le dije] ‘Mete el freno, mete el freno, nos vamos a desbarrancar. Fidel no quiere nada bueno para ti’. Pero Fidel lo encegueció con muchas cosas, con mujeres, (y) lo sugestionó con brujería”, dijo el ex militar, rememorando aspectos relevantes de su última conversación con Hugo Chávez.

Brito Valerio ocupó cargos relevantes en su gobierno, entre ellos, como ministro consejero de la Embajada de Venezuela en Cuba, y también fue secretario privado del entonces presidente.

El medio Infobae tuvo acceso a este audio y, confirmó con el general de división (R) José Gregorio Montilla Pantoja, que la voz del audio es la de Brito Valerio.

Sin embargo, el reciente testimonio Brito Valerio no es el único caso que se conoce del líder comunista cubano, Fidel Castro, usando brujería.

El expresidente de Cuba, Fidel Castro (C), el 18 de junio de 2008 en La Habana, durante una reunión con el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez (I), y el expresidente de Cuba, Raúl Castro (D). Foto de ESTUDIOS REVOLUCION / AFP / Getty Images)

Un artículo publicado por el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), explicó que la santería no le fue ajena a Fidel, pues Celia Sánchez, su compañera en la Sierra Maestra y devota de la santería, le consiguió talismanes y fue la que lo inició en el sincretismo.

La santería en Cuba, a medio camino entre las creencias africanas y el catolicismo, adora a un grupo de “santos”. Mezcla creencias procedentes del Congo o de Haití con la magia voduista, según Conexión cubana.

Cuando Castro tomó el poder en 1959, Sánchez siguió siendo su colaboradora más cercana, aconsejándolo y trabajando junto a él hasta su muerte.

La historia corrobora que las raíces del comunismo no son ateas como aparentan ser.

Un póster de propaganda rusa del movimiento blanco antibolchevique de 1919, muestra a los líderes comunistas Lenin, Trotsky, Kamenev, Radek, Sverdlov y Zinoviev sacrificando a un personaje alegórico que representa a Rusia a una estatua de Karl Marx. (Dominio Público)

“El comunismo intenta convencer a la gente de que sus intenciones son buenas pero la influencia de sus raíces siempre puede ser vista. Y aunque el comunismo aparenta ser ateo, muchos de sus fundadores, incluido Marx, no lo eran. Tenían creencias satánicas”, explicó el periodista e investigador de La Gran Época, Joshua Philipp.

Aunque el comunismo causó la muerte de más de 100 millones de personas a través de hambruna, matanzas políticas y genocidio, “el crimen más grande de este sistema de creencias es su destrucción del alma humana”, dijo Philipp.

Versión adaptada de un cartel de la era de la Revolución Cultural del Partido Comunista Chino con las palabras “Aplasta el Viejo Mundo, Establece el Nuevo Mundo”. (La Gran Época)

Este objetivo está claramente expuesto en el “Manifiesto Comunista”, en el que Karl Marx y Friedrich Engels escribieron en 1848: que el comunismo busca “abolir toda la religión y toda la moralidad”.

Los más aterrador para una persona es la destrucción de la fe, la creencia y la moralidad.

El predicador rumano Richard Wurmbrand, que fue encarcelado bajo un régimen comunista, documentó mucho de esta historia en su libro “Marx y Satán”.

Fidel aconseja a Chávez hacerse “santo”

El exministro y examigo personal de Chávez, Raúl Baduel, actualmente en la cárcel militar de Ramo Verde, detalló sobre los vínculos entre régimen comunista de Cuba, la brujería y el líder socialista de Venezuela.

Indicó que Fidel Castro aconsejó a su discípulo Chávez que se hiciera santo y que la ceremonia para ello se hizo en La Habana, según el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

En abril de 2016 se publicó el libro “Los brujos de Chávez”, del periodista hispano-venezolano David Placer, donde investiga sobre la relación del expresidente venezolano con la santería, los cultos esotéricos, la brujería, la masonería y la magia.

Según Univisión, se trata de una larga, minuciosa y consistente investigación en la que el autor durante tres años contrastó y validó más de 60 fuentes, algunas muy directamente relacionadas con el exgobernante como Diosdado Cabello, o Herma Marksman, una amante del Chávez.

El autor también visitó muchos sitios como la mágica montaña de Sorte, un lugar referencial y de culto para los espiritistas y santeros venezolanos, o inclusive el propio Palacio de Miraflores, sede de la presidencia.

Cuando terminó su libro, David Placer dijo que “La realidad superaba al rumor”.

David pudo determinar que la santería y la palería (uso de huesos de los muertos en rituales) percolaron la estructura del alto gobierno en Venezuela.

El libro recoge el testimonio gráfico de la visita del autor al palacio de Miraflores, donde logró ingresar con la ayuda de un babalawo (sacerdote en la santería). En un salón se exhibe una réplica de la espada de Bolívar dentro de una caja transparente de seguridad y sobre ella reposa una copa de cristal que contiene pétalos de rosas. “Los santeros lo usan para invocar al espíritu de la persona”, explica.

En el palacio el periodista también retrató otro salón en el que hay velones, una cabeza de cocodrilo y un ancla, el símbolo de Yemayá, una deidad de la religión yoruba. “Los custodios reconocen que ahí se hacían rituales”, afirmo Placer, según Univisión.

En el libro se indica que Chávez eligió como padrino a Changó, que en la santería es un orisha que simboliza al guerrero, la violencia y el erotismo.

También el autor infiere que podía tratarse de una “política de estado” ya que los funcionarios son estimulados a viajar a Cuba para “hacerse el santo” y militares de rango medio y alto también se unen al festín sincrético.

“Los militares hacían los ritos de iniciación en La Habana y era frecuente ver altares en los lugares públicos. Esto llegó a transformar incluso el cuadro de mando del ejército, ya que un padrino de santero no podía estar por debajo en el escalafón”, dijo el periodista, según El Mundo.

El general Baduel confió a Placer el convencimiento de que la introducción de la santería en esa proporción y a esos niveles obedecen a “un plan ideado por Fidel Castro” para amalgamar el disperso arco ideológico reunido bajo el chavismo, y al mismo tiempo para que los babalawos cubanos sirviesen de informantes a La Habana.

Tanto Chávez como Fidel promovían las ideas del socialismo y el comunismo basadas en la lucha de clases, y el uso de la violencia social contra sus enemigos.

Sin embargo, como las raíces del marxismo no son ateas, en realidad se trata de hacer el trabajo de la maldad y en contra de Dios.

Mikhail Bakunin, uno de los socios de Marx en la Primera Internacional escribió: “El Malvado es la revuelta satánica en contra de la autoridad divina, revuelta en la que vemos el germen fecundo de todas las emancipaciones humanas, la revolución”.

También declaró: “En esta revolución tendremos que despertar al Diablo en la gente, para suscitar las pasiones más bajas. Nuestra misión es la de destruir, no edificar”.

“El satanismo de Marx es evidente en sus primeros escritos”, aseguró Joshua Philipp.

En el poema de Marx “El violinista”, escribió, “Los vapores infernales suben y llenan la mente/Hasta que enloquezco y mi corazón es totalmente cambiado”, y, “¿Ves esta espada? El Príncipe de las Tinieblas me la vendió”.

De acuerdo Joshua Philipp a través de los dogmas principales del comunismo se puede ver que es satánico por naturaleza. “Esto se remonta al materialismo dialéctico, que Joseph Stalin describió en 1938 como ‘la perspectiva del partido marxista-leninista’”.

Joshua Philipp también exploró las similitudes entre como el satanismo trabaja invirtiendo los valores dentro del sistema cristiano, y como el materialismo dialéctico trabaja invirtiendo los valores de todas las creencias tradicionales en todos los sistemas religiosos rectos.

El Papa Pío XI escribió en 1937 que, bajo este sistema, el comunismo intenta “agudizar los antagonismos que se suscitan entre varias clases de la sociedad”. Utilizando esto, dijo, los comunistas crean la lucha de clases para crear odio violento que pueda impulsar su agenda bajo la bandera falsa de “progreso”.

Una batalla entre el bien y el mal

Tanto el bien como el mal, Dios como el diablo, residen en el corazón de cada persona; una vida puede hundirse en la decadencia moral o puede elevarse a través de la cultivación moral, recoge el libro “Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo”, publicado por La Gran Época

Las personas que creen en Dios saben que, al esforzarse en tener conducta y pensamiento moral, los pensamientos rectos propios pueden ser fortalecidos por los dioses y así los dioses permitirán que sucedan milagros.

En cambio, “una persona de baja moral está llena de egoísmo: deseo, codicia, ignorancia, arrogancia”.

Como los dioses nunca reconocerán tales pensamientos y acciones, “el diablo los magnificará, intensificando el egoísmo y la maldad, y manipulando a las personas para que hagan maldades, creando así karma y causando más decadencia moral, hasta que, al final, solo el infierno aguarda”.

**********************************

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS