Fabricante de ataúdes se vuelve millonario por un meteorito que se estrelló en el techo de su casa

Por Romina Garcia
22 de Noviembre de 2020
Actualizado: 06 de Diciembre de 2020

Un afortunado hombre, de Indonesia, se convirtió en millonario de la noche a la mañana cuando un meteorito se estrelló en el techo de su casa. El meteorito está valuado en 1.86 millones de dólares.

Josua Hutagalung, de 33 años, de Kolang, en el norte de Sumatra, quien se dedica a fabricar ataúdes, estaba trabajando afuera de su casa, a solo unos metros, cuando la roca espacial cayó contra el techo, el 1 de agosto de 2020, según The Sun.

Eran las 16:00 horas y el sol brillaba cuando, de pronto, escuchó un fuerte ruido desde arriba. Hutagalung se sobresaltó por el sonido de una fuerte explosión que golpeó parte de su casa. Inmediatamente revisó y hallo la roca.

“Sonó tan fuerte que parte de la casa también tembló”, dijo a Kompas.com.

(darksouls1/Pixabay)

La pesada roca de 2.2 kilogramos quedó enterrada a unos 15 cm en el suelo. “Cuando la levanté, la piedra aún estaba caliente y la llevé a la casa”, dijo Hutagalung al mismo medio.

Hutagalung sospechaba que la roca era un meteorito o un cuerpo celeste que había caído, porque consideraba que nadie podía haber arrojado la roca desde arriba.

“Sospecho fuertemente que esta roca es de hecho un objeto del cielo que mucha gente llama meteorito”. Debido a que “es imposible que alguien la arroje o la deje caer deliberadamente desde arriba”, dijo Hutagalung al medio de comunicación.

La roca espacial de 4.500 millones de años fue considerada como uno de los hallazgos de meteoritos más importantes de la historia y fue llamada oficialmente Kolang.

Imagen ilustrativa (Pxhere/CCO)

“El meteorito está clasificado como Condrita carbonácea CM1/2, una variedad extremadamente rara que los científicos creen que contiene aminoácidos únicos y otros elementos primordiales necesarios para la chispa de la vida misma”, reportó The Sun.

El hombre tratando de saber más sobre el meteorito publicó el descubrimiento en su cuenta de Facebook. “Desde mi publicación en Facebook, se volvió emocionante y viral. De hecho, muchos periodistas locales y nacionales han venido a cubrir este incidente”, dijo Hutagalung a Kompas.com.

Un experto en rocas espaciales, Jared Collins, se contactó con él y viajo a casa de Hutagalung para comprar el meteorito. Collins envió el meteorito a EE. UU., donde fue comprado por Jay Piatek, un médico y coleccionista de meteoritos de Indianápolis, según el Instituto Lunar y Planetario de Texas, EE. UU., informó Daily Mail.

Imagenes ilustrativa (Cate Gillon/Getty Images)

Es extraño que el meteorito cayera en un área residencial, según Thomas Djamaluddin, director de la Agencia Nacional de Aeronáutica y del Espacio (Lapan) de Indonesia. Explicó que generalmente, este tipo de fenómenos ocurren en lugares alejados como océanos, bosques y desiertos.

Además del trozo de roca que encontró Hutagalung en su casa, se hallaron otros fragmentos en áreas cercanas: uno de ellos en un campo de arroz, a solo unos 3 km del lugar.

Hutagalung obtuvo con este golpe de suerte el equivalente a 30 años de salario y piensa usar parte del dinero para construir una iglesia en su comunidad.

El padre de tres hijo ahora tiene la esperanza de que la suerte le sonría de nuevo y pueda cumplir uno de sus sueños: tener una hija.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

TE RECOMENDAMOS