Fallece el 16° militar de alto rango del régimen cubano desde las protestas pacíficas de julio

Por Alicia Marquez
16 de Octubre de 2021
Actualizado: 16 de Octubre de 2021

La prensa estatal del régimen cubano liderado por Miguel Díaz-Canel informó este viernes de la muerte del general de Brigada de la Reserva Manuel de Jesús Rey Soberón a causa de COVID-19, siendo el 16° militar de alto rango fallecido luego de las protestas pacíficas del 11 de julio en la isla.

Según la prensa estatal Canal Caribe, Rey Soberón, falleció el viernes 15 de octubre como consecuencia de COVID-19, enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino). El exgeneral de brigada ingresó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en 1968 como soldado en la Base Aérea de San Antonio de los Baños, obtuvo el cargo de jefe de dirección del MINFAR, fungió como director del colegio de defensa nacional, cumplió misiones en el extranjero y fue militante del Partido Comunista de Cuba

La prensa estatal dice que su cadáver sería cremado y sus cenizas depositadas en el Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de la Necrópolis de Colón.

A fines de septiembre, la prensa estatal del régimen comunista de Cuba había informado el mismo día del 14° y 15° fallecimiento de militares de alto rango del régimen cubano desde que estallaron las protestas pacíficas del pasado 11 de julio en toda Cuba.

Se trató del fallecimiento del general de brigada, Diego Cobas Sanz, y del combatiente del Ejército Rebelde, José Ramón Silva Berroa, las causas declaradas por el régimen acerca de los motivos del fallecimiento de ambos militares fue a causa de COVID-19, al igual que Rey Soberón.

El 25 de septiembre, la prensa estatal del régimen había dado a conocer del fallecimiento del 13° militar cubano de alto rango desde el 11 de julio. Se trató del veterano coronel del régimen cubano, Eladio Julián Fernández Cívico, quien se desempeñó como director del grupo empresarial GEOCUBA, señalando como causa del fallecimiento el COVID-19.

Rey Soberón es el séptimo caso cuyas causas de muerte fueron informadas por el régimen, de los hasta ahora 16 militares de alto rango fallecidos que se tiene conocimiento y registro tras las manifestaciones pacíficas por parte del pueblo cubano el pasado 11 de julio, cuando los fallecimientos de altos militares del régimen comenzaron a ser cada vez más visibles y frecuentes.

Previamente, una vez que comenzaron a darse a conocer el continuo caso de fallecimientos de militares de alto rango en un periodo de 10 días, el régimen comunista cubano en ninguno de los seis primeros casos dio a conocer las causas de los fallecimientos, y todos los cuerpos fueron cremados.

Los constantes fallecimientos de militares cubanos de alto rango han generado controversia alrededor de tales casos inusuales de fallecimiento repentino.

A inicios de agosto, el politólogo cubano Julio M. Shiling dijo en una entrevista a The Epoch Times que no era “casualidad” que desde el levantamiento popular que empezó el 11 de julio se hayan presentado una cantidad considerable de muertes de altos militares cubanos. Y agregó que “esto cada vez se va pareciendo más a una novela de Agatha Christie”.

“Cuando el castro-comunismo toma estas medidas, es bastante predecible concluir que sucedió alguna referencia contestataria o alguna exclamación de desaprobación. No necesariamente significa que alguno de estos generales difuntos hayan estado activamente conspirando o tuvieran la intención de hacerlo–simplemente que cualquier proclamación o pronunciamiento leve de descontento, el régimen castrista rápidamente lo eliminará para que no tenga un ‘efecto de contagio’ en las demás personas”, dijo.

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS