Fallo en sistema de navegación chino provoca el suicidio de conductor chino

Por Nicole Hao
12 de Abril de 2021
Actualizado: 12 de Abril de 2021

Un camionero chino fue multado con 305 dólares cuando el receptor del sistema de navegación Beidou (BDS), fabricado en China, falló el 5 de abril. Seguidamente se suicidó en un puesto de control y dejó una nota que revelaba un triste fenómeno en China.

Su hermano, también camionero, habló con los medios de comunicación chinos el 6 de abril sobre cómo un conductor no puede arreglar el receptor del BDS. Sin embargo, el régimen chino multa a los camioneros por todas las razones posibles, haciendo que la vida del conductor sea dura y difícil.

Sin embargo, los reportes relacionados fueron retirados de Internet el 8 de abril y la agencia estatal china Xinhua publicó un reportaje estándar. El reportaje, republicado por la mayoría de los medios de comunicación chinos, daba a entender que el receptor del BDS no había fallado.

“Por muy precisa que sea la navegación que proporciona el sistema, es difícil controlar la codicia de la gente por buscar beneficios”, reportó Xinhua.

Sin embargo, los receptores del BDS no ayudan a los conductores a navegar, ya que suelen utilizar el GPS.

La muerte de un conductor

Jin Deqiang, de 51 años, es de la provincia de Hebei, en el norte de China. Él y su mujer habían trabajado muy duro para criar a sus tres hijos y cuidar de la madre de Jin, según decía éste en su nota de suicidio.

El 5 de abril, Jin recibió un nuevo contrato y recogió mercancías en el distrito de Fengrun, en la ciudad de Tangshan, provincia de Hebei. Emprendió el viaje, pero el personal lo detuvo en el primer puesto de control.

Tras confirmar que su camión no estaba sobrecargado, los empleados descubrieron que el receptor del BDS no se conectaba con el centro de control de tránsito. Según los medios de comunicación chinos, el fallo de conexión podría atribuirse a diferentes causas, como una conexión fallida entre el receptor y el satélite del BDS, un mal funcionamiento del receptor o que el satélite del BDS no se pudiera conectar con el centro de control de tránsito.

Aunque el fallo de conexión no fue culpa de Jin, le impusieron una multa de 305 dólares. El puesto de control amenazó con confiscar el camión de Jin si no pagaba inmediatamente la multa.

Después de pagar la multa, Jin se sintió impotente y desesperado. Entonces escribió una nota, compró una botella de pesticida, volvió al puesto de control y se suicidó bebiéndose toda la botella.

“¿Cómo podemos nosotros, los camioneros, saber si el receptor del BDS está conectado o no?” escribió Jin en la nota de suicidio.

Según una página web, el hermano mayor de Jin declaró el 6 de abril al diario estatal Beijing Youth Daily que el receptor del BDS es un monitor que el régimen utiliza para rastrear dónde se encuentra el camión y si éste ha circulado durante más de cuatro horas.

Según las normas del régimen chino, un conductor será sancionado si pierde seis puntos (un conductor puede tener 12 puntos en un año natural) y se le impondrá una multa de 305 dólares si el sistema detecta que el camión ha funcionado durante más de cuatro horas.

“Si nosotros [los camioneros] no estamos cansados [conduciendo más de cuatro horas], el receptor del BDS no hará ninguna notificación. Es muy difícil darse cuenta de que ha fallado”, dice el hermano de Jin.

En China es obligatorio instalar en todos los camiones y autobuses los receptores BDS proporcionados por el régimen, que cuestan unos 460 dólares. Los conductores o propietarios de vehículos también deben pagar anualmente una tasa de mantenimiento del régimen, que oscila entre 46 y 107 dólares.

El régimen no permite a los conductores hacer nada con el receptor, lo que también significa que los conductores no saben cómo arreglarlo cuando el receptor falla. Varios conductores no saben cómo determinar si el receptor funciona o no.

“Si sé cómo arreglarlo [el receptor del BDS], ¿por qué les pago la cuota de mantenimiento a ustedes [el régimen]?”, criticó un camionero en un video en internet que grabó el 8 de abril en memoria de Jin. “¿Por qué [el régimen] nos multan cuando el sistema no funciona?”.

Trabajadores descargan bolsas con ropa de un camión frente a un mercado de ropa al por mayor en Shangai, China, el 23 de agosto de 2018. (Johannes Eisele/AFP vía Getty Images)

Quejas de los conductores

La nota de suicidio de Jin mencionaba que había conducido el camión durante 10 años pero que no podía ahorrar dinero. Debido al duro trabajo, sufría de hipertensión, hiperlipidemia, alto nivel de azúcar en la sangre y enfermedades del corazón.

El hermano de Jin dijo que un camionero puede ganar entre 31 y 61 dólares al día, pero que son multados con frecuencia por diferentes motivos.

El 8 de abril, Chen Tian (seudónimo), un camionero de la provincia de Hebei, contó a la edición en chino de The Epoch Times por qué fue multado por los policías en los puestos de control en los últimos meses.

“En octubre de 2020, un puesto de control de la provincia de Shandong me multó [con 122 dólares] alegando que mi camión iba sobrecargado con 20 kilogramos [44 libras]”, dijo Chen.

Chen se quejó de que para un camión de 10 toneladas métricas, 44 libras son menos de dos milésimas de su peso. “No se puede negociar con ellos [los policías o el personal del puesto de control]. Simplemente te confiscan el camión y no te permiten salir si no pagas las multas”.

“Me multaron [con 31 dólares] varias veces porque las bandas reflectantes de la carrocería de mi camión estaban sucias”, dijo Chen. “Acababa de llover y no encontré la oportunidad de parar el camión y limpiar las bandas”.

El camionero Li Cheng (seudónimo) relató experiencias similares en una entrevista telefónica el 8 de abril.

“Utilizo tela plástica para cubrir el remolque de mi camión. Si la tela tiene un agujero, demasiado grande o demasiado pequeño, el policía me multa. Pueden llegar a multarme [ con 305 dólares] cada vez”, dijo Li.

Los medios de comunicación chinos citaron a funcionarios el 9 de marzo, diciendo que el régimen chino puso multas por un total de unos 46,000 millones de dólares en 2020. China tiene 281 millones de vehículos en total, lo que significa que cada vehículo fue multado con más de 152 dólares en promedio.

Trabajadores se desplazan en la parte trasera de un camión en una carretera elevada en Guangzhou, provincia de Guangdong, en el sur de China, el 10 de enero de 2016. (Johannes Eisele/AFP vía Getty Images)

El BDS es el sistema de navegación utilizado por el régimen comunista chino para sustituir y competir con el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) desarrollado por Estados Unidos.

Tras unas tres décadas de desarrollo, el actual BDS-3 cuenta con 30 satélites y puede rastrear posiciones globales. Según el plan del PCCh, su sistema de navegación de próxima generación — el BDS-4— proporcionará posicionamiento global, navegación y cronometraje en 2035.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS