Fauci: Algunos científicos llamados en febrero de 2020 creían que COVID-19 posiblemente fue diseñado

Por Zachary Stieber
18 de Junio de 2021
Actualizado: 18 de Junio de 2021

Algunos de los científicos que participaron en una conferencia telefónica en febrero de 2020, recientemente revelada, pensaban que el virus que causa COVID-19 podría haber sido manipulado, declaró en una nueva entrevista el Dr. Anthony Fauci, quien convocó el encuentro.

“Fue una conversación muy productiva en la que algunos de los participantes pensaron que podría tratarse de un virus manipulado”, dijo Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, a USA Today.

Otros científicos que participaron en la llamada creían que las pruebas apoyaban la teoría de que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) surgió de la naturaleza.

Los correos electrónicos internos obtenidos por BuzzFeed News (pdf) a través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información muestran que Fauci y otros científicos participaron en la llamada para discutir un documento sobre la secuenciación del virus.

Los principales interlocutores fueron Kristian Andersen, profesor del Departamento de Inmunología y Microbiología de Scripps Research, Jeremy Farrar, director del Wellcome Trust, y Edward Holmes, virólogo de la Universidad de Sydney. El contenido de lo que discutieron fue tachado del correo electrónico.

“Lo recuerdo muy bien”, dijo Fauci. “En la conversación decidimos que la situación realmente necesitaba ser examinada cuidadosamente”.

La conversación se produjo a principios de febrero de 2020, después de que Fauci y otros científicos se apresuraran a responder a un informe que esbozaba la posibilidad de que el virus se escapara o se liberara de un laboratorio de alto nivel en Wuhan, China, donde se detectaron los primeros casos de COVID-19 a finales de 2019.

Anderson dijo a Fauci y Farrar en un correo electrónico el 31 de enero de 2020 que había “características inusuales” que componen el virus, y que algunas de las características “(potencialmente) parecen diseñadas”.

Pocos días después, tras la conversación, Anderson dijo a sus colegas académicos en un correo electrónico que “los datos demuestran de forma concluyente” que el virus no estaba diseñado, según un correo electrónico interno (pdf) obtenido por una organización estadounidense sin ánimo de lucro llamada Right to Know.

Anderson y Peter Daszak, un investigador estadounidense del grupo EcoHealth Alliance, que envió fondos al laboratorio de Wuhan, empezaron a difundir artículos que se publicarían en febrero de 2020, en los que descartaban la teoría de la filtración del laboratorio.

Andersen y otros tres científicos que estaban en la conversación fueron posteriormente autores de un artículo titulado “el origen próximo del SARS-CoV-2” que afirmaba que el virus “no es una construcción de laboratorio ni un virus manipulado a propósito”.

Dos de las personas de la conferencia telefónica también contribuyeron a una carta publicada más o menos al mismo tiempo en la que afirmaban que las ideas sobre el virus que no se originaba en la naturaleza eran “teorías de conspiración”.

Fauci descartó públicamente la posibilidad de que el virus saliera del laboratorio de Wuhan.

La congresista Marjorie Taylor Greene (R-Ga.) habla en una conferencia de prensa, mientras el congresista Thomas Massie (R-Ky.) escucha, sobre la “Ley para despedir a Fauci” en el Capitolio en Washington el 15 de junio de 2021. (Anna Moneymaker/Getty Images)

“Las mutaciones que se necesitaron para llegar al punto en el que se encuentra ahora son totalmente consistentes con un salto de una especie de un animal a un humano”, dijo Fauci a los periodistas en la Casa Blanca en abril de 2020.

“Si se observa la evolución del virus en los murciélagos y lo que hay ahora, [las pruebas científicas] se inclinan muy, muy fuertemente hacia que esto no pudo haber sido manipulado artificial o deliberadamente”, añadió a National Geographic el mes siguiente.

Varios congresistas pidieron la dimisión de Fauci tras la publicación de los correos electrónicos internos. Ellos dicen que los correos electrónicos muestran que Fauci daba mensajes contradictorios sobre cuestiones clave, como las mascarillas y que mintió en algunos casos.

“Él le debe al pueblo estadounidense muchas respuestas, pero también le debe al mundo muchas respuestas”, dijo la diputada Marjorie Taylor Greene (R-Ga.) durante una conferencia de prensa de esta semana, al anunciar un proyecto de ley que reduciría el salario de Fauci a cero y exigiría que el Senado confirme quien sería su reemplazo.

“Él ignoró los mejores consejos de los científicos de su propio ámbito científico, en favor del alarmismo y la teatralidad. Descaradamente, Fauci incluso sabía que el virus probablemente se originó en un laboratorio de Wuhan, China. Ahora hay más de 2000 correos electrónicos que demuestran que el ego del Dr. Fauci se interpuso en el camino de los hechos una y otra vez”, añadió el Dr. Paul Gosar (R-Ariz.).

Fauci se desentendió de las críticas y la Casa Blanca le ha brindado apoyo.

“Si nos remontamos a esa época, aunque nos inclinemos por la sensación de que es más probable que se trate de un suceso natural, nosotros siempre pensamos que había que mantener la mente abierta, todos nosotros”, dijo Fauci en el programa CBS This Morning de esta semana. “No nos levantamos y empezamos a anunciarlo, sino lo que dijimos fue: ‘Mantengan la mente abierta y sigan buscando’. Así que creo que es un poco distorsionado decir que lo suprimimos deliberadamente”.

Pero Richard Ebright, biólogo molecular de la Universidad de Rutgers, dijo a USA Today que un pequeño grupo de científicos y algunos periodistas científicos “establecieron e impusieron la falsa narrativa de que las pruebas científicas apoyaban el esparcimiento natural, y (también) la falsa narrativa de que éste era el consenso científico”.

“La teleconferencia del 1 de febrero parece haber desempeñado un papel importante —probablemente crucial— en el establecimiento y la imposición de esa falsa narrativa”, añadió.

Andersen dijo en un tuit ahora borrado que “consideramos seriamente” la teoría de la filtración del laboratorio. “Sin embargo, nuevos datos significativos, extensos análisis y muchas discusiones nos llevaron a las conclusiones de nuestro artículo”, dijo.

Farrar dijo a The Epoch Times por correo electrónico que “en mi opinión, el escenario más probable es que el virus cruzó de los animales a los seres humanos y luego evolucionó en los seres humanos”.

“Las mejores pruebas científicas disponibles hasta la fecha apuntan a esto”, dijo, y añadió que “debemos mantener la mente abierta mientras continúan los esfuerzos para reunir y compartir las pruebas necesarias”.

Algunos de los científicos que antes insistían en que no era posible una filtración en el laboratorio cambiaron radicalmente su posición.

El Dr. W. Ian Lipkin, por ejemplo, que firmó como coautor del artículo de Anderson, dijo a The New York Times en mayo que la teoría “debe ser considerada”.

El Dr. Peter Palese, microbiólogo de la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Mount Sinai, coautor del otro artículo, dijo que ahora cree que “es necesaria una investigación exhaustiva sobre el origen del virus de COVID-19”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber
Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS