FBI halla vínculos con Al Qaeda en tiroteo de Pensacola tras desbloquear teléfonos del atacante

Por Janita Kan
18 de Mayo de 2020 3:57 PM Actualizado: 18 de Mayo de 2020 3:57 PM

Las autoridades federales dijeron que el aprendiz militar saudí que mató a tres personas e hirió a otras en una base naval de EE.UU. en un ataque terrorista el año pasado estaba en contacto con un presunto agente de Al Qaeda.

La supuesta asociación entre el militar y el grupo terrorista fue descubierta en los iPhones bloqueados del atacante. El FBI hizo el descubrimiento después de que el buró desbloqueara con éxito la encriptación de los dos teléfonos del tirador más de cuatro meses después del ataque, según anunciaron el lunes el fiscal general William Barr y el director del FBI Christopher Wray en una conferencia de prensa.

La noticia de los funcionarios se produce unos cinco meses después del tiroteo del 6 de diciembre en la Estación Aérea Naval de Pensacola en Florida, que mató a tres marineros estadounidenses e hirió a otros ocho estadounidenses.

El atacante, el teniente segundo de la Real Fuerza Aérea Saudí Mohammed Alshamrani, de 21 años, abrió fuego en la base naval antes de que la policía le disparara. Alshamrani era un estudiante de vuelo en Pensacola, donde los miembros de los ejércitos extranjeros son entrenados rutinariamente por los Estados Unidos.

En enero, Barr describió el ataque como un acto de terrorismo y presionó públicamente a Apple para que ayudara al FBI a acceder al contenido de los dos iPhones bloqueados pertenecientes a Alshamrani.

Después del tiroteo, los investigadores buscaron y recibieron órdenes judiciales que les permitieron inspeccionar el contenido de los iPhones de Alshamrani. Contactaron a Apple para pedirle ayuda a principios de enero cuando no pudieron atravesar los dispositivos de seguridad de la compañía y habían “agotado todas las opciones disponibles”.

Las imágenes de dos iPhones Apple que el tirador de la base naval de Pensacola, el teniente segundo de la Real Fuerza Aérea Saudí Mohammed Alshamrani, trató de destruir, se muestran en una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington el 13 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

En la conferencia de prensa del lunes, Barr dijo que Apple se negó a proporcionar ayuda a pesar de las solicitudes del Departamento de Justicia y del presidente Donald Trump.

“El tesoro de información encontrado en estos teléfonos ha demostrado ser incalculable para esta investigación en curso y crítico para la seguridad del pueblo americano. Sin embargo, si no fuera por el ingenio de nuestro FBI, algo de suerte, y horas y horas de tiempo y recursos, esta información habría permanecido [oculta] sin ser descubierta”, dijo Barr en un comunicado.

Los teléfonos contenían información previamente desconocida que definitivamente estableció los “importantes lazos” de Alshamrani con Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP). Las autoridades dijeron que la información mostraba que Alshamrani se había radicalizado antes de llegar a Estados Unidos para su entrenamiento en 2015, y que se había preparado para actividades terroristas hace años.

En relación con los operativos de AQAP, con los que se comunicaba utilizando aplicaciones cifradas de extremo a extremo, Alshamrani se unió a la Real Fuerza Aérea Saudí para llevar a cabo una “operación especial”, dijeron las autoridades. Un mes antes del tiroteo del 6 de diciembre, Alshamrani se comunicó con los asociados de AQAP en el extranjero para debatir planes y tácticas y se comunicó con el grupo terrorista hasta la noche anterior al tiroteo.

“Fue meticuloso en su planificación. Hizo videos con una cámara de bolsillo mientras filmaba el edificio de su aula. Escribió un testamento final, con la intención de explicarse, y lo guardó en su teléfono, exactamente el mismo testamento que AQAP publicó dos meses después cuando inicialmente reclamaron la responsabilidad”, dijo Wray durante la conferencia de prensa. “No solo coordinaba con ellos la planificación y las tácticas, sino que ayudaba a la organización a sacar el máximo provecho de sus asesinatos”.

Comparación de las notas del tirador de Pensacola Mohammed Saeed al-Shamrani (lado izquierdo) con las de Al Qaeda (sección peninsula Arábiga) en su reclamación original de responsabilidad. (FBI)

Wray dijo que la información era importante porque ha permitido a la oficina utilizarla en recientes operaciones antiterroristas para proteger al pueblo americano.

“En el poco tiempo que hemos tenido acceso a esa evidencia, nosotros y nuestros socios ya le hemos dado un buen uso”, dijo Wray. “Entre otras medidas que hemos tomado, hace un momento escucharon al fiscal general describir la reciente operación antiterrorista contra Abdullah al-Maliki, uno de los operativos de AQAP en el extranjero con el que al-Shamrani se asoció mientras estaba aquí en Estados Unidos”.

Wray dijo que la investigación del FBI sigue en curso.

“Ahora tenemos una foto de él que no teníamos antes de obtener esta evidencia —antes de que pudiéramos confirmar que su conexión con AQAP era real, antes de que pudiéramos rastrear su largo y metódico camino hacia la violencia—, una foto que nunca habríamos obtenido sin acceder a sus dispositivos”, dijo.

En enero, Barr y altos funcionarios de las fuerzas del orden dijeron que los investigadores habían encontrado pruebas de que Alshamrani estaba motivado por la ideología yihadista, incluyendo un mensaje en las redes sociales publicado el 11 de septiembre de 2019 que decía: “La cuenta atrás ha comenzado”, junto a otros mensajes antiamericanos, antiisraelíes y yihadistas en las redes sociales tan recientes como dos horas antes de su ataque.

Durante la conferencia de prensa, el fiscal general criticó a Apple por su negativa a ayudar a los investigadores a desencriptar el teléfono de Alshamrani.

“Debo (…) expresar mi gran decepción por haber tardado más de cuatro meses y grandes sumas de dinero de los contribuyentes en obtener pruebas que deberían ser fácil y rápidamente accesibles con una orden judicial”, dijo Barr.

“En casos como éste, en los que el usuario es un terrorista, o en otros casos, en los que el usuario es un criminal violento, traficante de personas o depredador de niños, la decisión de Apple tiene consecuencias peligrosas para la seguridad pública y la seguridad nacional y es, a mi juicio, inaceptable”, añadió.

The Epoch Times contactó a Apple para solicitar un comentario.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Su madre falleció por el virus del PCCh y quiere demandar al régimen comunista

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.