FBI mantuvo en oscuridad a sus agentes que la Campaña de Clinton originó investigación Trump-Alfa

Por Petr Svab y John Haughey
24 de Mayo de 2022 9:08 AM Actualizado: 24 de Mayo de 2022 9:08 AM

WASHINGTON— En las últimas semanas previas a las elecciones de 2016, los agentes del FBI fueron enviados a ciegas para perseguir supuestas comunicaciones secretas entre el entonces candidato Donald Trump y un banco vinculado a Rusia. Al final ellos descubrieron que la afirmación que sustentaba la indagación era falsa, pero no antes de lanzar una investigación completa y emplear a expertos internos y externos.

La acusación alimentó una investigación más amplia del FBI sobre la supuesta colusión entre Trump y Rusia, que también terminó con las manos vacías, pero que logró ensombrecer los primeros años de la presidencia de Trump.

El agente del FBI, Ryan Gaynor, testificó el 23 de mayo durante el juicio en el Distrito de Columbia contra Michael Sussmann, un abogado de la nómina del Partido Demócrata, que las cosas podrían haber sido diferentes por parte del FBI si la oficina no hubiera mantenido a sus agentes en la oscuridad sobre el hecho de que la reclamación de las comunicaciones secretas provenía del abogado Sussmann.

Sussmann está acusado de mentir en septiembre de 2016 al entonces consejero general del FBI, James Baker, por decirle que no representaba a ningún cliente cuando le proporcionó material sobre las supuestas comunicaciones secretas entre la Organización Trump y el banco ruso Alfa-Bank. De hecho, Sussmann facturó su tiempo con Baker a la campaña presidencial de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, según los fiscales del equipo del abogado especial, John Durham.

Mientras que la División Cibernética del FBI desestimó la acusación en un día, la Oficina de Campo del FBI de Chicago abrió una investigación completa —en oposición a la preliminar— señalando que esta podría relacionarse con la investigación más amplia del FBI sobre Trump y Rusia lanzada por la sede del FBI en julio de 2016.

Gaynor dijo que si hubiera sabido que Sussmann estaba siendo pagado para proporcionar la información, esto habría afectado a la decisión sobre si abrir la investigación de Chicago y la decisión de designar la investigación como “cerrada”, lo que significa que los agentes registrados no son informados de las identidades de las fuentes. En este caso, significaba que los agentes de la oficina de Chicago no sabían que la denuncia procedía de alguien que estaba en la nómina de la campaña de Clinton.

Otro agente que trabajaba en el caso pidió a Gaynor que averiguara la fuente de la denuncia y este así lo hizo. Después de saber que era Sussmann y que trabajaba para el Comité Nacional Demócrata (DNC), dijo que decidió finalmente que no era necesario levantar la designación de “vigilancia cerrada”, ya que el FBI no podía acercarse al DNC de todos modos debido a su política de no interferir en las elecciones.

En un contrainterrogatorio, los abogados de Sussmann señalaron que era Gaynor el único que afirmaba que la investigación era “cerrada”, sugiriendo que era él mismo quien estaba ocultando la identidad de Sussmann a los agentes de campo.

Gaynor respondió diciendo que pensaba que los agentes de campo serían parciales contra Sussmann si les revelaba sus vínculos con el DNC.

Al parecer, el propio Gaynor fue objeto de la investigación de Durham antes de ser devuelto a su condición de testigo.

El documento que detalla la apertura de la investigación de Chicago afirma que la acusación fue remitida a la oficina por el Departamento de Justicia (DOJ), una afirmación que hasta ahora no está respaldada por información divulgada públicamente. Scott Hellman, un agente especial supervisor de la División Cibernética del FBI, testificó antes en el juicio que no estaba al tanto de tal remisión y que habría encontrado “absolutamente” extraño que la oficina de campo de Chicago pensara que la denuncia provenía del DOJ.

La oficina de campo finalmente concluyó la investigación de Trump-Alfa en enero de 2017, dijo Gaynor.

Se espera que el juicio de Sussmann se prolongue hasta el 27 de mayo.

A Durham se le encomendó en 2019 la revisión de la investigación Trump-Rusia. Hasta ahora el abogado especial ha obtenido una declaración de culpabilidad de un exabogado del FBI por adulterar un documento. También ha acusado por mentir al FBI a Sussman y a otra persona, Igor Danchenko, un analista de Rusia que antes trabajaba en Brookings Institution. Danchenko fue pagado por el exespía británico Christopher Steele para recopilar información sucia sobre Trump, quien a su vez fue contratado por la campaña de Clinton (a través de intermediarios) para recopilar información sucia sobre Trump.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.