FBI omitió orígenes políticos del dossier de Steele en anexo de evaluación comunitaria de inteligencia

Por Ivan Pentchoukov
11 de Junio de 2020
Actualizado: 11 de Junio de 2020

El FBI no reveló detalles cruciales sobre los orígenes políticos y la dudosa credibilidad de las declaraciones incluidas en un anexo de la Evaluación de la Comunidad de Inteligencia seminal sobre Rusia, de acuerdo con un registro recientemente desclasificado.

El 11 de junio, el Director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, desclasificó el Anexo A de la Evaluación de la Comunidad de Inteligencia del 6 de enero de 2017 titulada “Evaluación de Actividades e Intenciones Rusas en las Recientes Elecciones en EE.UU”. Luego, el director del FBI, James Comey, informó personalmente la parte “salaz” del anexo al presidente electo Donald Trump el 7 de enero de 2017. El anexo consta de declaraciones extraídas del infame dossier Steele, así como una evaluación de la fuente del dossier, Christopher Steele.

Para cuando la comunidad de inteligencia publicó la evaluación y el anexo, el FBI ya sabía que la investigación de Steele fue pagada por un cliente con motivos políticos. Más de un mes antes de la publicación, el FBI se enteró de que la investigación de Steele iba a la campaña de Hillary Clinton y que Steele estaba “desesperado” por que Trump no saliera elegido, según el Inspector General del Departamento de Justicia. Cuatro días después de que Comey informara a Trump, el FBI se enteró de que la campaña de Clinton y el Comité Nacional Demócrata pagaron la investigación de Steele.

A principios de noviembre de 2016, el FBI cortó lazos con Steele luego de enterarse de que él estaba filtrando información a los medios, violando las reglas del FBI sobre fuentes humanas confidenciales. El buró no pudo incluir este detalle en el anexo a pesar de mencionar que “el informe de la fuente parece haber sido adquirido por varias organizaciones de prensa occidentales a partir de octubre”.

El FBI también sabía, pero no reveló, que una de las principales fuentes de Steele estaba vinculada a la inteligencia rusa. Según una nota al pie recientemente desclasificada del informe del inspector general, “en octubre de 2016, los investigadores del FBI se enteraron de que una de las principales fuentes de Steele estaba vinculada al Servicio de Inteligencia de Rusia (RIS), y se rumoreaba que era un exoficial de la KGB/SVR”.

La oficina también sabía que la inteligencia rusa conocía la investigación de Steele sobre las elecciones desde julio de 2016, pero no incluyó la información en el anexo.

Comey y el subdirector del FBI, Andrew McCabe, lucharon para incluir el dossier en la evaluación a pesar de la oposición de la CIA, que estaba preocupada de que las declaraciones en el dossier no fueran examinadas adecuadamente. El conflicto se resolvió incluyendo la información del dossier en el anexo de la evaluación.

El anexo establece que algunas de las declaraciones de Steele se alineaban con las evaluaciones de la comunidad de inteligencia, incluida la evaluación de que el presidente ruso Vladimir Putin interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 para ayudar a derrotar a Clinton.

El anexo no es el primer registro oficial donde el FBI omitió a sabiendas hechos sobre el dossier Steele, lo cual socavaría su credibilidad. Este expediente jugó un papel crucial en la decisión del buró de obtener una orden de vigilancia para espiar al asociado de la campaña de Trump, Carter Page. El inspector general del Departamento de Justicia encontró que el FBI cometió 17 errores graves y omisiones en sus solicitudes, algunas de las cuales estaban directamente relacionadas con el dossier.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

¿Cuánta gente fue espiada por las ilegales órdenes FISA contra Carter Page? | Spygate

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS