FBI advierte a senadores que los reclutadores chinos están robando tecnología estadounidense

Por Chriss Street
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

El FBI advirtió al Comité de Seguridad Nacional del Senado de Estados Unidos sobre riesgos probados de seguridad nacional y económicos de China al reclutar estadounidenses para robar tecnología clave.

El subdirector de la División de Contrainteligencia del FBI, John Brown, declaró el 19 de noviembre que el “gobierno comunista de China ha demostrado que utilizará todos los medios necesarios para promover sus intereses a expensas de otros, incluyendo a Estados Unidos, y perseguir su objetivo a largo plazo de ser la superpotencia mundial para el año 2049”.

La advertencia fue apoyada con la publicación de un informe del personal del Senado de Estados Unidos al Subcomité Permanente de Investigaciones titulado “Amenazas a la Empresa de Investigación de Estados Unidos: Planes de reclutamiento de talentos de China”. La evaluación no clasificada de la amenaza de 105 páginas subraya que el gobierno chino reconoce que la fuerza económica y la innovación científica son las claves para la influencia global y el poder militar.

El FBI destacó que la estrategia de Beijing es “adquirir nuestra tecnología —generalmente en las primeras etapas de desarrollo— así como nuestra experiencia, para erosionar nuestra ventaja competitiva y suplantar a Estados Unidos como superpotencia global”.

El informe detalla que China a menudo ha practicado el espionaje en apoyo de la consecución de sus objetivos. Pero sus agencias de inteligencia también están haciendo un uso extensivo de los llamados “recolectores no tradicionales”. Las acciones de estos individuos pueden no alcanzar el nivel tradicional de criminalidad asociado con el “espionaje”, pero los que manejan a los coleccionistas no tradicionales son a menudo espías encargados de recopilar información buscada por el régimen chino.

Para alcanzar su noble objetivo de convertirse en el líder mundial en ciencia y tecnología para 2050, China se comprometió a gastar el 15 por ciento de su producto interno bruto, o unos 2 billones de dólares, en la mejora de los recursos humanos de 2008 a 2020.

China ha implementado una campaña de “todo el gobierno” para reclutar talento y expertos extranjeros de todo el mundo. A diferencia de las colaboraciones internacionales abiertas de Estados Unidos y otros países occidentales para promover la ciencia básica, las inversiones de China en ciencia y tecnología priorizan específicamente el avance de los intereses de seguridad nacional.

China establece prioridades industriales y de seguridad en “planes de cinco años” que incluyen esquemas detallados para programas de contratación de expertos conocidos como “planes de talento”. Los reclutadores chinos están autorizados a poner en peligro los lucrativos beneficios financieros y de investigación para reclutar individuos o equipos de investigación que trabajen y estudien fuera de China y que posean acceso a, o experiencia en, campos de investigación de alta prioridad.

El Partido Comunista Chino juega un papel clave en la selección de los más de 200 planes de reclutamiento de talentos, el más destacado de los cuales es el denominado “Plan de los mil talentos” (TTP, por sus siglas en inglés). Lanzado por primera vez en 2008, el TTP ofrece incentivos para que las personas que se dedican a la investigación y el desarrollo en Estados Unidos transmitan dicho conocimiento a China a cambio de salarios, financiación para la investigación, espacio de laboratorio y otros incentivos financieros.

“Aunque la mera participación en un plan de talento no es ilegal”, el informe del Senado advierte que algunas transferencias han resultado en violaciones de las leyes de Estados Unidos, incluyendo espionaje, robo de secretos comerciales y fraude de subvenciones. Tales planes de talento pueden “violar las políticas de conflicto de intereses establecidas por las instituciones de investigación estadounidenses o las agencias federales de subvenciones, especialmente si los participantes en el plan de talento no revelan todas sus fuentes de financiación”.

El informe de investigación del Senado documenta que las agencias federales de EE.UU. han descubierto que los miembros de los planes de reclutamiento de talentos “descargaban archivos electrónicos de investigación delicados antes de regresar a China, enviaban información falsa cuando solicitaban fondos para subvenciones, y deliberadamente no revelaban que habían recibido dinero del gobierno chino sobre las solicitudes de subvenciones de EE.UU.”.

Los participantes en el plan de talento chino también deben firmar contratos que reflejen la investigación que realizan en las instituciones estadounidenses. Estas relaciones contractuales vinculan el “talento” a la ley del gobierno chino que protege estrictamente el derecho económico de China a todas las patentes y otros derechos de propiedad intelectual desarrollados durante el trabajo dentro del plan de talento.

El subdirector Brown reveló que con los contribuyentes estadounidenses que aportan más de 150,000 millones de dólares cada año a la investigación científica, el FBI se ha unido a sus 56 oficinas de campo para establecer un “Grupo de trabajo de contrainteligencia nacional” centralizado. El grupo de trabajo trabajaría con universidades estadounidenses y empresas del sector privado para hacer cumplir la ley.

Después de una serie de arrestos y enjuiciamientos de miembros el año pasado, el régimen chino eliminó abruptamente la información pública sobre estos programas de planes de talento y sus participantes. Brown declaró:

“El abrupto ocultamiento del gobierno chino no es solo una admisión de los motivos ocultos de sus planes de talento; visto más ampliamente, es otra ilustración de la falta de apertura, justicia y reciprocidad de China, en contraste con el comportamiento de naciones libres como Estados Unidos y nuestros aliados”.

Chriss Street es un experto en macroeconomía, tecnología y seguridad nacional. Se ha desempeñado como CEO de varias empresas y es un escritor activo con más de 1.500 publicaciones. También ofrece regularmente conferencias de estrategia a estudiantes de postgrado en las mejores universidades del sur de California.

*****

Mira a continuación

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

TE RECOMENDAMOS