FBI: Strzok falló en sus deberes por no investigar los correos electrónicos entre Clinton y Weiner

Por Petr Svab
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

El FBI declaró que uno de sus antiguos oficiales de alto nivel, Peter Strzok, falló en ejercer sus funciones al no indagar las pruebas de la investigación de Clinton encontradas en la computadora portátil del exrepresentante Anthony Weiner, según un documento publicado en una reciente presentación ante el tribunal.

“[Su] falta de una supervisión adecuada y un seguimiento diligente creó una enorme vergüenza para el Departamento y ha sido citada por muchos como una alteración de los resultados de una elección presidencial”, dijo Jessica Loreto, de la Oficina de Responsabilidad Profesional (OPR) del FBI, en una carta enviada a Strzok el 15 de junio de 2018 (pdf).

En la carta de 23 páginas, Loreto propuso despedir a Strzok por deficiencia en la investigación, así como por conducta no profesional fuera de servicio y una violación de la seguridad.

El Departamento de Justicia (DOJ) presentó la carta ante el tribunal federal de Washington el 19 de noviembre en respuesta a la demanda de Strzok contra su despido.

Strzok, exsubdirector del FBI en la División de Contrainteligencia, lideró la investigación sobre el uso de Hillary Clinton de un servidor privado de correo electrónico durante su mandato como secretaria de Estado. También fue uno de los actores clave en la investigación de varios asociados del entonces candidato Donald Trump por supuestos vínculos con Rusia.

El FBI cerró la investigación de Clinton en julio de 2016. El entonces director del FBI, James Comey, anunció que Clinton fue “extremadamente descuidada” en el manejo de información clasificada, pero recomendó que no se presentaran cargos en su contra.

En septiembre de 2016, agentes del FBI en la oficina de campo de Nueva York obtuvieron la computadora portátil de Weiner en una investigación de su explotación sexual a un menor.

El 28 y 29 de septiembre de 2016, la oficina de campo comunicó a varios funcionarios responsables de la investigación de Clinton que cientos de miles de correos electrónicos de Clinton han sido encontrados en la computadora portátil desde 2007 e incluyen mensajes BlackBerry, lo que sugiere que hubo comunicaciones desde tres meses antes del mandato de Clinton que el FBI no fue capaz de obtener de otras fuentes.

Sin embargo, Strzok aparentemente no tocó el rastro durante semanas y solo persiguió la nueva orden casi un mes después de que un agente en apuros de la oficina local alertara a sus supervisores, quienes a su vez informaron al DOJ.

“Los grillos que escuchaba me hacían sentir incómodo porque algo se iba a derrumbar”, dijo el agente más tarde a la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia.

“No convincente”

Strzok reconoció el peso del indicio porque Weiner estaba casado con la asistente de Clinton, Huma Abedin.

Sin embargo, dijo que la investigación sobre Rusia era más urgente; que el equipo de sondeo de Clinton esperó a que la oficina local proporcionara más información. Y que al equipo no se le dio suficiente información específica sobre lo que había en la computadora portátil y cuán importante era, resumió la carta de Loreto.

Strzok también dijo que el equipo no pudo obtener la información de la computadora portátil porque la oficina local tenía una orden de registro que solo autorizaba la búsqueda de materiales relacionados con la investigación de Weiner.

Loreto encontró los argumentos “poco convincentes”.

Señaló que fuera de la oficina ya había dejado suficientemente claro lo importante que era el hallazgo, así como la necesidad de una orden de cateo adicional.

“La investigación revela que no hay excusa razonable para que el FBI se retrase en el seguimiento de este asunto”, dijo.

Después de que el FBI finalmente obtuvo la orden y registró la computadora portátil, el entonces Director del FBI, James Comey, decidió que era tan importante que necesitaba informar al Congreso que su testimonio anterior de que la investigación de Clinton había terminado necesitaba ser corregida.

La información se filtró rápidamente en los medios de comunicación, dejando una nube sobre la candidatura de Clinton no dos semanas antes del día de las elecciones. Dos días antes de las elecciones, Comey le dijo al Congreso que el FBI todavía no recomendaba acusar a Clinton.

Un extenso informe de RealClearInvestigations reveló más tarde que solo una fracción de los correos electrónicos en el portátil fueron realmente revisados. La nueva orden de registro era tan limitada que ni siquiera incluía los mensajes de BlackBerry, que el FBI había descrito anteriormente como los “correos electrónicos de oro” que los agentes no podían encontrar en ningún otro lugar.

El informe concluyó que es posible que el portátil haya sido devuelto a Weiner y Abedin.

“Dondequiera que se encuentre, en algún lugar hay un tesoro de pruebas que involucran delitos federales potencialmente graves (incluyendo espionaje, tráfico de influencias extranjeras y obstrucción de la justicia) que nunca han sido examinados de manera adecuada o completa por las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley”, señala el informe.

Textos sesgados

La razón principal citada para el despido de Strzok fueron los mensajes de texto que intercambió en 2016 y 2017 con la exabogada del FBI Lisa Page, con quien tenía una aventura y que en ese momento era asesora especial del entonces subdirector del FBI Andrew McCabe.

En los textos, ambos funcionarios expresaron una fuerte animadversión contra Trump y una preferencia por Clinton.

Strzok alegó en su demanda que su despido infringió sus derechos de la Primera Enmienda y que fue motivado por la antipatía de Trump hacia él.

Pero el DOJ no estuvo de acuerdo, diciendo que su posición “le exigía una mayor carga de cautela con respecto a su discurso”.

“Es por esos mensajes de texto, y la importancia suprema de preservar la capacidad del FBI para funcionar como una institución confiable y no partidista, que el demandante fue removido de su puesto, y no por un supuesto desacuerdo con los puntos de vista del demandante sobre asuntos políticos o los tuits del Presidente”, declararon los abogados del DOJ en una presentación ante el tribunal el 18 de noviembre (pdf).

Sigue a Petr en Twitter: @petrsvab

A continuación

Maoístas de EE.UU. apoyan al movimiento revolucionario mexicano

TE RECOMENDAMOS