Federales acusan a un activista de Portland de herir a un marshal con una bomba durante un disturbio

Por Ivan Pentchoukov
04 de Agosto de 2020
Actualizado: 04 de Agosto de 2020

Las autoridades federales arrestaron el 3 de agosto a un hombre de Portland que presuntamente lanzó una bomba dentro de la corte federal, hiriendo a un marshal de Estados Unidos.

Isaiah Maza, de 18 años, se enfrenta a más de 30 años en prisión por cargos de ataque a un agente federal con una arma peligrosa y daño a propiedad federal.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, Maza es parte del grupo de hombres que el 22 de julio quitó la madera contrachapada que protegía la fachada dañada de la Corte de Justicia Mark O. Hatfield.

Después de que varias personas arrancaran la estructura completa de madera contrachapada y alguien se abriera camino por una ventana al interior de la corte, Maza fue visto encendiendo un detonador de un objeto cilíndrico y lanzándolo dentro de la corte a través de la ventana rota, dijeron las autoridades. El objeto explotó cerca de los agentes federales que salían del edificio e hirieron las piernas de un marshal de EE.UU.

Más de una semana después, el 31 de julio, los marshals de Estados Unidos divisaron a Maza a una cuadra de la corte y lo persiguieron a pie. Fue arrestado después de ser alcanzado a varias cuadras de distancia.

El juez magistrado de Estados Unidos, Youlee Yim You, ordenó el 3 de julio que Maza fuera detenido en espera de un juicio. El juez explicó la detención de Maza citando sus antecedentes penales, comportamiento violento, uso de sustancias y problemas de salud mental.

Desde el inicio de la violencia nocturna en Portland, más de dos meses atrás, las autoridades federales realizaron 97 arrestos y acusaron a 80 personas, de acuerdo con la portavoz del DOJ, Kerri Kupec. Las autoridades arrestaron a más de 250 personas en todo el país relacionadas con la violencia en las protestas y los disturbios que se extendieron en todo el país a raíz de la muerte de George Floyd en custodia policial.

El 31 de julio, el Departamento de Justicia anunció el arresto de otro hombre que había lanzado una bomba a la corte. El dispositivo explosivo prendió fuego a la madera contrachapada que protege la corte pero no hubo heridos. El sospechoso fue identificado a través de una reseña en línea que su abuela dejó sobre un chaleco que el sospechosos usó en la protesta.

Tras más de 60 días de violencia nocturna, la escena en Portland se volvió más pacífica después que la policía local aceptara cooperar con las autoridades federales. La protesta de la noche del 2 al 3 de agosto fue pacífica, de acuerdo con los policías. El nivel de violencia también disminuyó en los últimos días, dijeron agentes de la ciudad y federales, a pesar de que algunos alborotadores atacaron a los policías la noche del sábado.

Aunque señalaron que la policía de Portland había declarado la reunión del sábado por la noche como asamblea ilegal, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo que la actividad alrededor de la corte Mark O. Hatfield continuó “en una tendencia general de disminución de la violencia como resultado del incremento en la cooperación entre el estado y las fuerzas del orden estatales y federales”.

“En completo contraste a la intensa violencia del fin de semana en Portland en los dos últimos meses, las protestas alrededor de la propiedad federal se mantuvieron en general pacíficas, con incidente menores de actividad maliciosa y vandalismo”, dijo la agencia en un resumen de la actividad nocturna.

Zachary Stieber contribuyó a este informe.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Fiscal general William Barr defiende a los agentes federales

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS