La feliz vida de una pareja de artistas fue destrozada por la prisión y la tortura

Por JOAN DELANEY, Epoch Times - La Gran Época
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

Todo lo que Huang Guangyu y He Wenting querían hacer después de casarse era perfeccionar sus creaciones como artistas y practicar su fe en paz.

Huang y He se casaron en el 2012 y se establecieron en un pueblo cerca de la ciudad universitaria de Guangzhou, en el sur de China. Él era un pintor consumado, habiéndose graduado de la Academia de Bellas Artes de Guangzhou con una especialización en pintura al óleo y habiendo expuesto sus obras en varias ocasiones.

Su esposa era escritora y poetisa, y aunque no había sido formalmente entrenada en arte, había estado pintando desde muy joven y había estudiado por un tiempo con el famoso pintor Li Zhengtian.

Amaban la cultura tradicional china y comenzaron a expresarla utilizando técnicas de pintura al óleo occidentales, al mismo tiempo que refinaban sus talentos.

He Wenting (Izq) y Huang Guangyu(Der). (Crédito: Minghui.org)

Pero solo dos años después de casarse, fueron enviados a prisión por crear conciencia sobre la campaña de persecución contra Falun Gong, también llamado Falun Dafa, en particular, distribuyendo información sobre cómo eludir el bloqueo de Internet del régimen chino.

Falun Dafa, es una disciplina espiritual china transmitida desde tiempos antiguos basada en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. El 20 de julio de 1999, el Partido Comunista Chino lanzó una brutal campaña de persecución contra los adherentes de la práctica que continúa hoy en día y que ha resultado en incalculables sufrimientos y muertes.

Pintura de Huang Guangyu. (Crédito: Minghui.org)

“Todo cambió de un día para otro”

En diciembre del 2013, Huang y He fueron arrestados ilegalmente y su hogar pacífico fue saqueado. Permanecieron detenidos hasta el mes de agosto siguiente, cuando fueron condenados a tres años de prisión, lo que rompió las esperanzas y los sueños de la joven pareja.

Horrorizado por la situación en la cárcel, él quiso dar a conocer al mundo y empezó a documentar en secreto en pañuelos de papel la tortura y la humillación por la que había pasado.

Pintura de He Wenting. (Crédito: Minghui.org)

“Una luz brillante golpeó la pared frente a mí. Contando los días transcurridos desde que llegué aquí, sentí como si ya hubiera derramado muchas capas de piel. Antes de venir aquí, estaba en mi cálida y cómoda cama y tenía todo lo que todo el mundo envidia: un matrimonio feliz, un trabajo ideal, un futuro brillante, y me estaba expresando con mi pincel. Todo cambió de la noche a la mañana”, ella escribió, según Minghui.org, “¡Cómo quería volver a pintar, todo lo que he pasado: el tubo de alimentación, las esposas, la ventana de hierro, el logotipo en el uniforme! Vi claramente los moretones en mis manos, la sangre seca en mis labios, mis pies descalzos, la suciedad en mi pelo…. las lágrimas corren por mis mejillas otra vez”.

Representación de la alimentación forzada de un practicante de Falun Gong. (Crédito: Minghui.org)

Describió cómo la pusieron en una celda oscura, la esposaron y encadenaron, y cómo hacía tanto frío que no podía dormir por la noche.

“La ropa de cama era muy delgada. Temblaba por el frío y no podía dormir. Un guardia masculino gritaba afuera: ‘¡No hay edredones para el [practicante de] Falun Gong  que no reveló su nombre!'”.

La idea de este cuadro de Huang Guangyu le vino en un sueño. (Crédito: Minghui.org)

Se puso en huelga de hambre para protestar por sus malos tratos y fue brutalmente alimentada a la fuerza. La alimentación forzada de los prisioneros de conciencia de Falun Dafa que emprenden una huelga de hambre es común y se convierte en otra forma de tortura. Según Minghui, algunos practicantes han muerto a causa de la alimentación forzada.

“Todas las mañanas estaba atado para alimentarme a la fuerza. Cinco o seis guardias y reclusos varones me inmovilizaron en la cama y me introdujeron el tubo de alimentación por la nariz. Casi me desmayo por el dolor insoportable y vomitaba constantemente. Oí mis propios gritos agonizantes. En el pasado, leí en línea sobre la tortura de alimentación por la fuerza, ahora la estoy experimentando yo misma”, escribió.

Pintura de He Wenting con sus libros de poemas sobre la mesa. (Crédito: Minghui.org)

No se sabe nada sobre el tiempo que Huang estuvo en prisión, pero es muy probable que también sufriera torturas y abusos. Según el Centro de Información de Falun Dafa, posiblemente la característica más prominente de la campaña contra Falun Gong ha sido el uso frecuente de la tortura extrema. Minghui señala que de las más de 3400 muertes confirmadas de seguidores de Falun Dafa en China entre 1999 y 2016, la gran mayoría se debió a la tortura.

Cuando fue liberado en noviembre del 2016, ella logró sacar de contrabando las hojas de pañuelos de papel que había usado como diario. Huang también fue liberado en ese momento. Poco se sabe de sus vidas desde entonces.

Esta talentosa artista de joyería nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS