Festival de Qingming: El día en que se barren tumbas en honor a los antepasados

“Sea puro y brillante”, aconsejó el leal funcionario al rey
Por Duoyu Zhong y Tanya Harrison - La Gran Época
05 de Abril de 2019 Actualizado: 05 de Abril de 2019

El 5 de abril muchos chinos visitarán las tumbas de sus antepasados para rendirles homenaje, ya que el Festival de Qingming, también llamado Día Puro y Brillante o Día del Barrido de Tumbas, se celebra ese día este año.

Qingming es una importante fiesta tradicional china que se celebra el 15º día después del equinoccio de primavera. No solo es un día para honrar a los antepasados, sino también para celebrar la primavera.

El origen del Festival de Qingming se remonta a una leyenda registrada en “Zuo Zhuan”, una de las primeras obras chinas narrativas de la historia, que abarca la mayor parte del período de Primavera y Otoño (770-476 a.C.).

Una historia solemne y conmovedora

Según la leyenda, Chong Er (697-628 a.C.), por entonces príncipe heredero del estado de Jin, fue expulsado del estado por Liji, que en ese entonces era la concubina favorita de su padre. Durante sus 19 años de exilio, Chong Er vivió en extrema pobreza, con solo unos pocos hombres fieles para servirle. Uno de ellos era Jie Zitui.

Un día, cerca morir por inanición, Chong Er perdió el conocimiento. Para salvar su vida, Jie se cortó un trozo de carne de su propio muslo y preparó un tazón de sopa para su amo.

Chong Er se conmovió profundamente y prometió pagarle a Jie en el futuro. Jie insistió en que no quería recompensa; su único deseo era que Chong Er se convirtiera en un rey que tuviera un corazón puro y brillante para gobernar el estado de Jin, manteniéndolo en paz y orden.

Después de que Chong Er ascendió al trono, convocó a la gente que se había mantenido leal a él y los recompensó generosamente. Como nuevo rey, incluso recompensó a la gente que lo había traicionado pero que ahora lo apoyaba. Sin embargo, se olvidó de Jie.

Cuando Chong Er finalmente recordó a Jie y su sacrificio, se llenó de arrepentimiento. Envió un mensajero a buscar a Jie y lo invitó al palacio. Pero Jie ya se había mudado con su madre en lo profundo de los bosques del Monte Jin (en el noreste de China). El rey fue personalmente a la montaña a buscar a Jie, pero no pudo encontrarlo.

Cuando un ministro sugirió que prendieran fuego a tres lados de la montaña para obligar a Jie a salir, Chong Er estuvo de acuerdo. Los incendios duraron tres días, pero todavía no había rastro de Jie y su madre.

Jie fue encontrado muerto, apoyado en un gran sauce. En un agujero al costado del árbol medio quemado, había una nota escrita con sangre en un trozo de tela. Que decía:

Cortando mi propia carne para presentarla respetuosamente a mi monarca, ofreciendo lealtad con todo mi corazón,
solo deseo que Su Majestad siempre sea puro y brillante.
Muerto bajo un sauce y nunca más visto,
mejor que acompañar a mi monarca como un ministro que lo reprueba.
Su Majestad, si me tiene en su corazón,
reflexione con frecuencia sobre sus defectos cuando piense en mí.
Su ministro en el inframundo murió con la conciencia tranquila,
sea diligente en gobernar el país para que la pureza y la brillantez sean renovados.

Las lágrimas cayeron por las mejillas de Chong Er. Estaba tan triste que lloró en voz alta. Metió la nota de Jie en el bolsillo de una manga y juró ser un rey puro y brillante para su pueblo.

Al año siguiente, Chong Er, el rey del estado de Jin, visitó la tumba de Jie. Para su sorpresa, descubrieron que el sauce quemado estaba vivo y lleno de ramas nuevas con hojas verdes. Era como si Jie los estuviera saludando y animando al rey a mantenerse puro y brillante. (Zhiching Chen/La Gran Época)

Rey con un corazón justo

Jie fue enterrado bajo el sauce, y en su memoria, Chong Er ordenó que no se permitiera fuego o humo ese día. Ese día fue llamado Día Hanshi (Día de la comida fría) porque sin fuego, la gente tenía que comer comidas frías.

En el primer aniversario de la muerte de Jie, el rey, con la asistencia de funcionarios, visitó la tumba de Jie. Para su sorpresa, descubrieron que el gran sauce estaba vivo y lleno de ramas nuevas con hojas verdes. Era como si Jie los estuviera saludando y animando al rey a mantenerse puro y brillante.

Al ver esto, Chong Er se sintió feliz y reconfortado. Recordó la palabra “qingming” de la nota de Jie y nombró a ese día como el Día de Qingming  (Día Puro y Brillante).

Luego Chong Er pasó a la historia como un rey puro y justo, y el pueblo de Jin vivió en paz y armonía bajo su reinado.

A partir de ese momento, el Día de Qingming se convirtió en una ocasión importante para que el pueblo chino recuerde los sacrificios de sus antepasados. Más tarde, se convirtió en un festival, mientras que el Día de Hanshi, que originalmente era la víspera del Día de Qingming, se incorporó al Festival de Qingming.

El vuelo de cometas es una actividad popular durante el tradicional festival chino de Qingming, que este año se celebra el viernes 5 de abril. Una vieja costumbre de Qingming consiste en escribir las desgracias en una cometa, que suele tener la forma de un halcón, y cortar la cuerda mientras la cometa vuela alto, lo que simboliza dejar que los problemas y las enfermedades se vayan con el viento. (Zhiching Chen/La Gran Época)

Tradiciones de Qingming

Hoy en día, barrer las tumbas y sepulturas sigue siendo la tradición más importante del Festival de Qingming. La gente limpia los escombros y las malas hierbas y coloca ofrendas para honrar a sus parientes fallecidos. Las ofrendas son generalmente vino de arroz, fruta, panecillos al vapor, o los alimentos favoritos del difunto.

Tradicionalmente, como parte de la ceremonia, la gente quema incienso y artículos de papel que se asemejan a artículos especiales como dinero u otros tesoros con la esperanza de que el difunto no carezca de comodidades en la vida después de la muerte. Hoy en día, se suelen usar flores para eso. También se dicen plegarias con respeto.

En algunas regiones, la gente coloca ramas de sauce en sus puertas y portones. Se cree que, si uno es amable y recto, las ramas ahuyentan a los espíritus malignos e invitan a las bendiciones celestiales de la longevidad.

Celebrar la primavera se convirtió en una parte importante del festival. Muchas personas disfrutan de caminatas y salidas familiares en esta ocasión. Las familias generalmente combinan sus salidas con una visita a las tumbas o sepulturas de sus antepasados.

El vuelo de cometas también es popular, durante todo el día y durante la noche. Por la noche, la gente ata pequeñas y coloridas linternas a las cometas para que parezcan estrellas parpadeantes en el cielo. Se cree que cortar la cuerda y liberar la cometa trae sanación y buena suerte.

Tres generaciones de una familia china rinden homenaje a sus antepasados durante el Festival de Qingming, también conocido como el Festival del Barrido de Tumbas. (Zhiching Chen/La Gran Época)

***

Te presentamos

Una introducción a Falun Dafa

A través de sus principios Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad. Más información http://es.falundafa.org

TE RECOMENDAMOS