Final paralímpica de 1,500 metros fue más rápida que la olímpica

13 de Septiembre de 2016 Actualizado: 13 de Septiembre de 2016

Abdellatif Baka, corredor argelino, competidor en 1,500 metros en la categoría T13 de discapacitados visuales, logró el oro en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, incluso con un tiempo mejor que el que consiguió Mathew Centrowitz, de Estados Unidos, en los Juegos Olímpicos.

El domingo 11 de septiembre, el argelino impuso récord del mundo al correr la final de los 1,500 clase T13 con un tiempo de 3:48.29, mientras que Centrowitz corrió hace un mes la misma distancia en 3:50.00.

Los corredores Tamiru Demisse; Henry Kirwa y Fouad Baka, quienes llegaron en segundo, tercero y cuarto lugar, hicieron una marca de 3:48.49, 3:49.59, 3:49.84, respectivamente, superando también la marca del estadounidense.

El récord del mundo en 1,500 metros -impuesto por un atleta sin discapacidad- pertenece a Hicham El Guerrouj con 3:26.00, y lo consiguió en Roma, en 1998. El récord olímpico lo tiene el keniano Ngeny Ngeny con un tiempo de 3:32.07.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS