Fiscales generales de EE.UU. instan al Congreso a investigar el papel del PCCh encubriendo el brote

Por Cathy He
11 de Mayo de 2020
Actualizado: 12 de Mayo de 2020

Fiscales generales de 18 estados de EE.UU. han instado a los líderes del Congreso a investigar el papel del régimen chino en la propagación global del virus del PCCh, la última oferta en una creciente campaña para responsabilizar a Beijing por la pandemia.

La carta, fechada el 9 de mayo y dirigida a los líderes bipartidistas de la Cámara y el Senado, así como a los líderes de los comités de Asuntos Exteriores de la Cámara y el Senado, instó a los legisladores a abrir audiencias sobre el asunto. Los funcionarios estatales también acusaron al régimen chino de “capas de engaño” en su encubrimiento del brote, lo que resultó en una pandemia que ha “causado estragos” en Estados Unidos.

“Las audiencias del Congreso son críticas para la comprensión en nuestra nación de los orígenes de COVID-19 y para saber sobre los esfuerzos del gobierno comunista chino para engañar a la comunidad internacional”, dice la carta, que fue organizada por el Fiscal General de Carolina del Sur, Alan Wilson.

La carta se dio a conocer a la par con la investigación de la administración Trump sobre cómo comenzó el brote en China. Mientras tanto, el Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado ha abierto su propia investigación sobre los orígenes y la respuesta de China a la pandemia.

En la carta, Wilson y sus homólogos condenaron los esfuerzos del régimen chino para ocultar la gravedad del brote en sus primeras etapas.

“Informes recientes sugieren que el gobierno comunista chino ocultó deliberada y conscientemente información sobre la gravedad del virus, al mismo tiempo que acumulaba equipos de protección personal”, dijo. “En lo que el Secretario de Estado Pompeo describió como un ‘esfuerzo clásico de desinformación comunista’, el gobierno chino, ayudado por la Organización Mundial de la Salud, parece haber engañado intencionalmente al mundo en los últimos seis meses”.

Los funcionarios también criticaron la continua campaña de propaganda y desinformación del régimen, campaña destinada a desviar la atención global de su responsabilidad por la pandemia.

“Estas capas de engaño comenzaron el año pasado con la censura a los funcionarios de salud chinos y el amordazamiento a las quejas de Taiwán”, continúa la carta. “El encubrimiento continuó con la expulsión de los medios de comunicación y la proliferación de propaganda china dirigida al mundo occidental. Esta campaña de propaganda ha difundido desinformación sobre Estados Unidos”.

Además de Carolina del Sur, la carta fue firmada por los fiscales generales, todos republicanos, de Alabama, Alaska, Arkansas, Florida, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Luisiana, Mississippi, Misuri, Montana, Nebraska, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia Occidental.

“Necesitamos respuestas y las necesitamos pronto. Los estadounidenses están muriendo y millones están perdiendo sus empleos”, dijo la Fiscal General de Florida, Ashley Moody, quien cree que una investigación del Congreso es crucial.

“¿Qué sabía el Partido Comunista de China?, ¿Cuándo lo supieron y por qué sus miembros participaron en una conspiración masiva para encubrir y engañar a la comunidad internacional sobre la gravedad y la naturaleza altamente contagiosa del nuevo coronavirus?”, preguntó la fiscal Moody en un comunicado.

Algunos estados han optado por emprender acciones legales. En abril, Missouri se convirtió en el primer estado de EE.UU. en presentar una demanda contra el Partido Comunista Chino, por las acciones de las autoridades chinas para suprimir información durante las primeras etapas del brote. Poco después, la fiscal general de Mississippi, Lynn Fitch, anunció su decisión de presentar también una demanda para responsabilizar a Beijing.

La carta decía que muchos de los fiscales generales estaban considerando acciones legales similares.

Además de la demanda de Missouri, hay al menos ocho demandas privadas contra el régimen chino, posibles acciones colectivas, presentadas en tribunales federales.

A fines de abril, el director financiero de Florida, Jimmy Patronis, envió una “carta de demanda” al embajador chino en Estados Unidos, Cui Tiankai, pidiéndole a China que pague por el daño sufrido por los residentes del estado. Patronis dijo que está considerando congelar los activos chinos en poder de Florida para recuperar esos fondos.

Sigue a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

La naturaleza engañosa del PCCh y sus consecuencias mortales

TE RECOMENDAMOS