Foto de un perro que espera a su dueño muerto conmueve a todos al compararlo con Hachiko

Por Jesús de León – La Gran Época
21 de Mayo de 2019 Actualizado: 21 de Mayo de 2019

Las fotos de un leal perro que no quiere separarse de su dueño fallecido y aguarda su regreso cada día, incluso durante el funeral, conmovió a todos en las redes sociales y se hizo viral.

El dueño de Buboy, nombre del can, fue un profesor universitario con quien el can cultivó una hermosa amistad, formó un fuerte vínculo y ambos se volvieron inseparables.

Sin embargo, el señor Carmelito Marcelo murió el pasado 18 de mayo, y desde ese momento el perro lo ha estado esperando tanto en el salón de profesores donde trabajaba, como delante del ataúd mientras se celebraba el funeral.

Ma. Kristina Paola Demafélix, compartió en su perfil de Facebook su experiencia de ver a Buboy, el perro de la escuela, esperando al profesor que solía acariciarlo y darle comida.

“Lo adoptó cuando su verdadero dueño dejó la escuela. Siempre lo seguía dondequiera que iba, incluso dentro del aula. Sin embargo, el Sr. Marcelo murió el 18 de mayo. Todos los días esperaba en la sala de profesores”, escribió.

Demafélix contó que Buboy solía a diario seguir al maestro. Comenzando en la puerta de la escuela y luego en el salón de clases, también lo seguía a la oficina de la facultad durante el almuerzo, y hasta el momento en que salía por la puerta, de acuerdo con Inquirer.net.

Un video que se compartió en las redes sociales muestra al perro esperando en la puerta de una sala de profesores en Mabalacat City College.

“Cada vez que te veía, Buboy, tenía ganas de llorar”, escribió Paola Demafélix al ver al perro con su dolor.

“Duele perder un perro mascota. ¿Cuánto más si pierdes a un maestro que te trató como si fueras de la familia? Incluso (cuando) el señor no tenía clases, iba a la escuela para cuidarte y darte de comer”, añadió.

Según Demafélix, el profesor Carmelito Marcelo, tuvo un derrame cerebral a principios de la semana pasada. Al principio, parecía que se recuperaría. Pero el sábado murió.

Mientras Marcelo aún estaba en la unidad de cuidados intensivos Buboy ya había ido a visitar la sala de profesores de vez en cuando. Demaflix vio a Buboy fuera de la sala de profesores poniendo sus patas en la puerta como si estuviera llamandolo.

“Marcelo no pudo ir a la escuela porque estaba en la UCI. Pero Buboy todavía iba a la sala de profesores, y ayer lo vimos aparentemente llamando a la puerta”, escribió Demaflix.

Demafélix decidió llevar a Buboy al velatorio de su profesor con la esperanza de que esto ayudara al perro a entender por qué no podría volver a ver a su amigo.

La historia de Buboy se convirtió rápidamente en viral en los medios de comunicación social, ya que los internautas se solidarizaron con el perro.

Al momento de escribir este artículo, tan solo el post inicial, tuvo más de 106.000 acciones en Facebook, 14.000 comentarios, y 59.000 compartidos.

Muchos de los internautas comenzaron a comparar a Buboy con la historia de lealtad del famoso perro japonés Hachiko.

Han pasado décadas desde que la increíble historia de amor y lealtad de Hachiko llegó a su fin y pasó a convertirse en parte de una leyenda.

El perro japonés llegó a ser tan querido y admirado por las personas que en 1934 le erigieron una estatua de bronce frente a la estación de tren ‘Shibuya’ donde pasó años esperando a su dueño. El propio Hachikō estuvo presente el día que se inauguró.

**********************************

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS