Fotógrafo comparte conmovedores retratos de niños trabajadores que ahora pueden ir a la escuela

Por Louise Bevan
08 de Marzo de 2021 2:43 PM Actualizado: 08 de Marzo de 2021 7:49 PM

El galardonado fotógrafo GMB Akash lleva más de dos décadas preocupado por la vida de las personas marginadas en su país natal, Bangladesh. Akash ha pasado 17 años documentando la difícil situación de los niños trabajadores. Su trabajo ha sido registrado en una desgarradora serie de fotos del antes y el después, de niños que ahora pueden ir a la escuela.

Al ver una y otra vez los mismos rostros, representativos de los cuatro millones de niños de Bangladesh obligados a trabajar para mantener a sus familias, Akash decidió hacer algo al respecto. Él empezó a ayudar a las familias más pobres a establecer pequeños negocios rentables, sacando a sus hijos de la fuerza de trabajo y llevándolos a las aulas.

Sus fotografías cuentan la historia. Y las transformaciones de los niños son impresionantes.

(Cortesía de GMB Akash)
(Cortesía de GMB Akash)

Akash, de 44 años, creció al lado del mayor barrio rojo de Bangladesh y escuchaba los gritos de las mujeres cada noche. “Quería saber más sobre la vida de esas mujeres que vivían dentro de esos muros”, explica a My Modern Met.

También pasó “noches sin dormir” pensando en los dalits —personas de la casta más baja de India— marginados por todos menos por su propia comunidad. “La cámara se convirtió en mi pasaporte para ir a los lugares a los que nunca podría ir de otra manera”, explicó Akash.

Todos somos seres humanos, afirmó; nadie elige una vida de marginación.

(Cortesía de GMB Akash)
(Cortesía de GMB Akash)

La construcción de una relación duradera con la gente se convirtió en algo muy importante para el fotógrafo. Gracias a estas relaciones permanentes, Akash se dio cuenta que la vida no cambiaba para los niños trabajadores.

“Para sacar a los niños de las fábricas y los campos de ladrillos, necesitaba que sus padres ganaran suficiente dinero para mantener a la familia y que sus hijos fueran a la escuela”, explicó.

Akash empezó a utilizar sus propios ingresos y donaciones para darle oportunidades de negocio a las familias pequeñas —vacas para ordeñar, taxis tuk tuk y puestos de verduras en el mercado—, además de capacitación sobre cómo hacer que un negocio tenga éxito y sea sostenible. Hasta la fecha, ha creado 150 negocios diferentes para 150 familias.

(Cortesía de GMB Akash)
(Cortesía de GMB Akash)

Aunque el trabajo infantil es ilegal en Bangladesh, ha tenido que persuadir a algunos padres para que sus hijos vayan a la escuela. Para que esto fuera más fácil, Akash incluso asumió la responsabilidad de las cuotas de admisión, las matrículas, la comida diaria, los libros y la ropa.

“Por la gracia de Dios, logré ingresar en la escuela a un total de 30 niños trabajadores y los estoy monitoreando muy de cerca”, dijo a Bored Panda. “Estoy visitando regularmente sus hogares y escuelas para evaluar su situación. Espero que dentro de unos meses pueda ingresar en la escuela a otros diez niños trabajadores”.

(Cortesía de GMB Akash)
(Cortesía de GMB Akash)

Akash también concede becas a cientos de estudiantes, permitiéndoles aprobar los exámenes y asistir a la universidad. Además, distribuye ropa a los necesitados, sandalias a los niños de la calle y artículos de primera necesidad a las parejas de ancianos que no tienen hijos.

“Siempre que tengo algo de dinero, intento ayudar a la gente”, explica.

Por su pasión, Akash ha recibido más de 100 premios internacionales de fotografía. En la actualidad, dirige el Instituto de Fotografía GMB Akash en Dhaka y, con el apoyo de varios socios, está construyendo una escuela rural a las afueras de la capital para los niños de ocho pueblos vecinos que no tienen acceso a la educación.

(Cortesía de GMB Akash)
(Cortesía de GMB Akash)
(Cortesía de GMB Akash)

“Esta rama rural de la escuela se puso en marcha hace cinco años bajo un árbol, con 30 alumnos impacientes”, dijo Akash. Desde entonces, los alumnos han aumentado a 160, y más diez profesores remunerados.

El 17 de febrero, el fotógrafo publicó en Facebook.  una actualización sobre 23 antiguos niños trabajadores, ahora buenos estudiantes. “[Han] sido promovidos a sus nuevas clases y han recibido sus nuevos libros. Con alegría, todos brillaban como estrellas”, escribió.

“Es un gran placer para mí compartir estos rostros radiantes con mis amigos”, continuó Akash. “Sin ustedes, nada hubiera sido posible”.

(Cortesía de GMB Akash)
(Cortesía de GMB Akash)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.