Fotógrafo muestra la biblioteca de abadía más grande del mundo, “uno de los lugares más mágicos”

Por Louise Bevan
28 de Enero de 2022 12:30 PM Actualizado: 28 de Enero de 2022 12:30 PM

Un fotógrafo que estaba vestido de traje y no tenía a dónde ir después de asistir a una boda tomó un desvío mágico a la mayor biblioteca de abadía del mundo, en Austria. Salió del lugar con una serie de fotos y videos de valor incalculable, y aseguró: “Es literalmente como entrar en un cuento de hadas”.

Nuriel Molcho, oriundo de Tel Aviv, se radicó en Viena y trabaja como fotógrafo y restaurador. Apasionado por la fotografía, un día vio la oportunidad de retratar la belleza de la biblioteca de la Abadía de Admont, un monasterio benedictino ubicado en el río Enns, en Admont, Austria, en una visita inesperada.

(Cortesía de Nuriel Molcho)

“Estábamos en una boda en la zona”, dijo Molcho a The Epoch Times. “Estábamos pensando qué hacer y nos recomendaron ir a la abadía de Admont. No sabía muy bien qué nos esperaría al llegar allí”.

“Estaba completamente vacío, así que teníamos todo el lugar para nosotros. Nos sentimos como en ”La Bella y la Bestia”. Es absolutamente mágico, por la atención que se presta a los detalles”.

Molcho compartió un video en Instagram de su visita a la biblioteca.

(Cortesía de Nuriel Molcho)

La biblioteca de la abadía de Admont, que se describe como un “depósito del conocimiento recogido a lo largo de los siglos”, cuenta con tres cámaras que contienen unos 70,000 libros rodeados de una arquitectura barroca tardía, frescos, tallas de madera y esculturas.

Construida por encargo del abad Matthäus Offner, la biblioteca fue terminada por el maestro de obras austriaco Josef Hueber en 1776. Siguiendo el espíritu de la Ilustración, Hueber sostenía que “al igual que nuestro entendimiento, los espacios deben estar llenos de luz”.

Si se tiene la suerte de estar allí en un día soleado, dijo Molcho a The Epoch Times, la luz se refleja maravillosamente en los libros.

La pareja también visitó la biblioteca del monasterio. Molcho quedó fascinado por las pinturas murales, y a él y a su esposa les mostraron los “armarios secretos” de las cámaras que conducen a las escaleras que suben al segundo piso.

(Cortesía de Nuriel Molcho)

“Diría que se puede pasar una media hora dentro para ver todo con detenimiento. Vale la pena el viaje”, dijo. “Quizá hay que llevar ropa bonita para sentirse realmente en un cuento de hadas al entrar. Por eso mi esposa iba perfectamente vestida con su precioso vestido blanco”.

Molcho —que tiene restaurantes en toda Europa y es fabricante de sombreros con su esposa— ofreció un consejo a otros fotógrafos que visiten la biblioteca de la Abadía de Admont en el futuro.

“Por cinco euros más, puede comprar un pase de fotografía que le permite tomar fotos y videos”, dijo. “Si va, no dude en llevar un objetivo gran angular o utilizar los motores de gran angular de su teléfono, porque querrá capturar toda la sala”.

Y añadió: “Respecto a los videos, el mejor video es entrar y abrir la puerta, y simplemente ver la hermosa abadía por primera vez”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.