Fotógrafo y su esposa plantan 2 millones de árboles en 20 años y reviven 1500 hectáreas de foresta

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
30 de Abril de 2019 Actualizado: 30 de Abril de 2019

Después de saber que todos los árboles de un área protegida en Brasil habían sido derribados, una pareja de esposos dedicó estos últimos 20 años a recuperar lo perdido en más de 1500 hectáreas. Como resultado cientos de especies de mamíferos, aves y reptiles están volviendo a casa, reportó el medio local Portal do Animal.

Todo comenzó cuando el fotógrafo de fama mundial Sebastião Salgado y su esposa Lélia Deluiz Wanick Salgado un día de 1994 volvieron a su casa en Minas Gerais esperando ver la selva tropical que conocían desde su infancia, pero en vez de ello solo había destrucción y vacío. De la flora que conocían y amaban casi no quedaba nada hasta que decidieron replantar.

“La tierra estaba tan enferma como yo – todo fue destruido. Solo el 0,5% de la tierra estaba cubierta de árboles. Entonces yo y mi esposa tuvimos la idea desafiante de replantar el bosque, y cuando empezamos a hacer esto poco a poco, todos los insectos, pájaros y peces volvieron; gracias al aumento del número de árboles, también renací como persona”, dijo Salgado en una conferencia, según añade el informe.

En 1998, con la creación del Instituto Terra, Salgado y su familia comenzó a reunir dinero para millones de árboles y la vida rápidamente volvió a medida que fueron creciendo.

La primera semilla fue plantada en diciembre de 1999. La pareja contrató a unos 24 trabajadores para ayudar en el proceso de plantación y reforestación, pero a medida que la noticia se dio a conocer, muchos llegaron a ayudar voluntariamente.

Fue un trabajo de día y noche en que miles de árboles se plantaban cada día. En más de 1500 hectáreas recuperadas llegaron 2 millones de nuevas plantas de 290 especies diferentes de árboles y se creó un centro educativo para el restauro del ambientes (Cera) con el cual se sensibilizó a la población.

“Con los árboles creciendo de nuevo, reforestándose de nuevo, los animales volvieron. Ya son unas 30 especies de mamíferos que volvieron, 168 especies de aves diferentes, 15 especies de reptiles”, dijo la esposa en un mensaje de vídeo del Instituto Terra.

Hasta principios de 2019 el proyecto había recuperado cerca de 1502 hectáreas, según Greenme.

“Los árboles son el cabello de nuestro planeta. Cuando llueve en un lugar sin árboles, en pocos minutos, el agua llega a los arroyos, trayendo tierra, destruyendo nuestros manantiales, destruyendo los ríos, y no hay humedad que retener. Cuando hay árboles, el sistema radicular retiene el agua. Todas las ramas de los árboles, las hojas que caen, crean un área húmeda, y el agua toma meses y meses bajo tierra para llegar a los ríos y mantener nuestros manantiales y nuestros ríos. Esto es lo más importante, si pensamos que necesitamos agua para cada actividad de nuestra vida”, dice el fotógrafo en declaraciones vertidas en el vídeo.

El bosque de Salgado ha sido un ejemplo de restauración de la naturaleza.

“Los bosques son esenciales. Necesitamos árboles nativos para recoger los frutos que utilizamos para alimentarnos, así como los herbívoros. Sin los frutos, no hay herbívoros, y así, no hay carnívoros. Sin ellas no hay ciclo de vida”, dijo el fotógrafo, de acuerdo a Portal de Animal.

Ver esta publicación en Instagram

State of Amazonas, Brazil

Una publicación compartida de Sebastião Salgado (@sebastiaosalgadoofficial) el

“Necesitamos escuchar lo que los nativos hablan de la madre tierra. Extraemos mucho de la naturaleza, y necesitamos devolverlo de alguna manera. La madre tierra necesita algún tipo de retorno espiritual. Temo que seremos comprometidos si no miramos con más amor a la naturaleza”, concluyó Salgado.

***

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS